19/04/2019, 00.00
CHINA
Enviar a un amigo

Beijing, entra en escena la ‘séptima generación” de líderes

de Willy Wo-Lap Lam

Participan de ella los cuadros nacidos en la década del ’70. A alguno de ellos le tocará recoger el legado de Xi. El líder puede permanecer en el cargo de Secretario del Partido hasta el 2032, y como presidente hasta el 2033. Hay diez funcionarios que parecen tener ventaja en la carrera por las posiciones en la cúpula del Partido. Para los cuadros del futuro, el primer requisito planteado por Xi es la “moral política”.

Beijing (AsiaNews) – ¿A quién le pasará la posta Xi Jinping, cuando decida dejar el poder? En marzo de 2018, el “núcleo de la leadership” china modificó la Constitución a fin de derogar el límite que regía para el número de mandatos presidenciales. La mayor parte de los cuadros de la “sexta generación” del Partido comenzarán a retirarse hacia mediados del 2020. Por tanto, gran parte del futuro de China está en manos de los funcionarios nacidos en los años ’70, pertenecientes a la “séptima generación” (7G). Es la tesis que sostiene el Prof. Willy Wo-Lap Lam, docente de la Chinese University de Hong Kong y autor de varios ensayos sobre China. A continuación, brindamos a ustedes su análisis más reciente, en el cual el académico presenta a algunos astros en alza y posibles herederos de Xi en la conducción del Partido. Por gentileza de la Jamestown Foundation. (Traducción al español por AsiaNews).

 

Introducción - ¿Podría la séptima generación ser la próxima en el poder?

Gran parte del futuro de China está en manos de los cuadros nacidos en la década de 1970 –funcionarios pertenecientes a la “Séptima Generación” (7G) del Partido Comunista Chino (PCC). En el último trimestre del 2018, cerca de una docena de estos cuarenta y tantos funcionarios fueron promocionados a puestos regionales clave en el cargo de vicegobernadores, viceministros o puestos equivalentes. La decisión del presidente Xi Jinping de introducir cambios en la Constitución en marzo de 2018 a fin de derogar los términos establecidos para el mandato en la presidencia de la República Popular de China (RPC) sacaron a relucir la posibilidad, si la salud lo permite, de que Xi pueda desempeñarse como Secretario General del Partido hasta el 2032 –y como Presidente de Estado hasta el 2033- cuando cumpla 80 años de edad (Asia.Nikkei.com,  15 de marzo;  Hong Kong Free Press, 25 de febrero 2018). Esto, a su vez, suscita la posibilidad de que Xi, el llamado “núcleo eterno” del liderazgo del PCC, pueda eventualmente pasar el bastón de mando a un miembro de la Séptima Generación.

De acuerdo con las prácticas de sucesión establecidas en la década de 1980 por el “Gran Arquitecto de la Reforma” Deng Xiaoping, el ex presidente Jiang Zemin (nacido en 1926) –el “núcleo de la Tercera Generación”- cedió el poder al líder de la Cuarta Generación Hu Jintao (n. 1942) en el marco de XVI Congreso del Partido, celebrado en el 2002. Tras cumplir dos mandatos de cinco años, el ex presidente Hu entregó las riendas del poder al representante Xi Jinping, de la Quinta Generación (5G) en el XVIII Congreso del Partido, en el año 2012. En caso de proseguir con las convenciones más recientes del PCC, él –y la mayoría de los miembros actuales del Comité del Politburó, todos ellos nacidos en la década de 1950- serían sucedidos por los cuadros de la Sexta Generación (6G), nacidos alrededor de 1960. Sin embargo, de permanecer Xi como jefe del Partido hasta el XXII Congreso del Partido a celebrarse en el 2032, una estrella en alza nacida hacia 1960 para ese entonces tendría 72 años de edad –y, por lo tanto, ya habrían pasado 4 años desde la edad de retiro prevista en el Politburó, que es de 68 años [[1]]. De esta manera, los personajes influyentes que actualmente ya forman parte del Politburó compuesto por 25 miembros –por ejemplo, el Vice Premier Hu Chunhua (胡春华, n. 1963) y el jefe del Partido, Chen Min’er (陈敏尔, n. 1960) – parecen quedar fuera de carrera para suceder a Xi.

Dado que aún faltan 13 años para el XXII Congreso del Partido –y ya que los oficiales de la 7G actualmente ocupan solamente puestos a nivel vice-ministerial- aún es demasiado pronto para hacer especulaciones acerca de quién contará con las habilidades políticas y una permanencia tal que lo vuelvan capaz de tomar el poder como próximo Secretario General del Partido. De todo modos, siendo que los funcionarios de rango ministerial normalmente se retiran a la edad de 65 años, el grueso de los cuadros de la 6G empezarán a dejar sus cargos hacia mediados de la década del 2020. En una conferencia nacional en torno a la organización del partido que se llevó a cabo en julio de 2018, el presidente Xi señaló que “habida cuenta de las exigencias en el corto plazo  y de las necesidades estratégicas a largo plazo, [los líderes] de todas las regiones y departamentos debieran fomentar una cantidad específica de funcionarios jóvenes de rangos superiores” China News Service, 10 de Julio, 2018; China Youth Daily, 10 Julio, 2018). Las instrucciones del líder supremo habían sido difundidas en una reunión del Politburó celebrada una semana antes, que fue dedicada a “descubrir, propagar y elevar la alta calidad de los jóvenes funcionarios” para la nueva era del Socialismo con características chinas. El Politburó resaltó que el rejuvenecimiento de la plana de líderes constituía una “tarea estratégica fundamental a fin de asegurar que haya sucesores trabajando en el empuje del partido, así como en la consecución de una [meta de] perenne estabilidad para la nación” (New Beijing Post, 30 de Junio, 2018; Xinhua, 29 de Junio, 2018).

 ¿Quiénes son las jóvenes promesas de la Séptima Generación del PCC?

Diez funcionarios nacidos a principios de la década de 1970 (ver tabla), la mayor parte de ellos ascendidos a partir de mediados del 2018, parecen tener ventaja en lo que respecta a  maniobras para hacerse una posición, sello distintivo del PCC en los astutos pasadizos de la competencia burocrática. Con antecedentes en la industria, la ingeniería y las finanzas, estos tecnócratas y funcionarios promisorios se desempeñan principalmente como administradores regionales. Tres de estos diez individuos han conseguido el rango de changwei (常委),o Miembros del Comité Permanente del PCC de las provincias y ciudades que administran directamente. Ellos son: Liu Jie (刘捷, n.1970), un MCP del Comité del Partido a nivel provincial en Guizhou, a la vez que su Secretario General; Zhuge Yujie (诸葛宇杰, n. 1971), changwei del Comité del Partido de Shanghái y al mismo tiempo su Secretario General; y Shi Guanghui (时光辉, n.1970), un MCP del Comité del Partido en la provincia de Guizhou, que tiene a su cargo los asuntos político-legales, incluido el conjunto de políticas clave orientadas a “mantener la estabilidad” (weiwen, 维稳). La RPC ha proseguido con las prácticas de la instauración de políticas por parte de los comités partidarios –y particularmente, sus changwei- que luego son ejecutadas por el aparato de gobierno situado al mismo nivel. Por ende, un changwei del comité partidario gobernante de una región tiene mayor rango que el vice-gobernador e incluso que el vicealcalde de la misma provincia o ciudad, que quizás aún no han logrado llegar al comité permanente Apple Daily [Hong Kong], 25 de marzo; South China Morning Post, 5 de enero, Jiangsu.sina.com, 2 de enero; China Economics Net, 10 de diciembre, 2018).

En noviembre de 2016, Liu Jie marcó un récord en la plana de líderes de la 7G al convertirse en MCP de la provincia de Jiangxi a la edad de 46 años. Liu primero ganó un cierto impulso en la industria siderúrgica en la provincia de Hunan; en el 2000: con apenas 30 años de edad, Liu se convirtió en el Director de la segunda fábrica de Fundición de Acero de Xiang Gang. En el 2011, fue transferido a la cercana provincia de Jiangxi, para desempeñarse como alcalde de Xinyu. Liu obtuvo su gran oportunidad cinco años después, cuando devino MCP en el Comité Provincial de Jiangxi, a la vez que su Secretario General. A mediados del 2018, le fue asignada la Provincia de Guizhou para desempeñarse en las mismas funciones (The Paper [Shanghai],17 mayo, 2018; Sohu.com, 17 mayo, 2018).  Tanto Zhuge como Shi comenzaron sus carreras como ingenieros en sectores estatales de Shanghái antes de convertirse en administradores de los distritos municipales, que son más o menos equivalentes a los condados o prefecturas en las provincias. Tras pasar un tiempo en el sector de ingeniería marítima de Shanghái, Zhuge ascendió al rango de comité del partido en el Distrito de Yangpu. Se convirtió el Director de la Oficina General del Comité del Partido en Shanghái cuando tenía 45 años de edad y fue ascendido a Secretario General el año pasado (Lianhe Zaobao [Singapore], 21 de noviembre, 2018; Baidu News, 20 de noviembre, 2018). Tras graduarse en la prestigiosa Universidad de Tongij en Shanghái, Shi trabajó como ingeniero y manager en diferentes sectores de la administración de obras públicas durante 15 años. Shi ascendió a Secretario del Comité del Partido en el distrito de Fengxian en el 2011, y luego devino uno de tantos vice alcaldes de Shanghái en el 2013. A fines de 2018, fue nombrado MCP en la provincia de Guizhou (Phoenix TV, 24 abril  2017; Caixin.com, 24 abril, 2017).

El siguiente nivel de cuadros de la 7G consiste en cinco vicegobernadores de las principales provincias. Guo Ningning (郭宁宁, n. 1970) es una de las pocas mujeres de entre los apenas cuarenta y pico que han conseguido hacerse con el rango de viceministro o un equivalente a este. Nativa de la provincia de Liaoning y graduada en la Universidad de Qinghua, pasó la mayor parte de su carrera en el sector bancario, ascendiendo al puesto de Vice gobernadora de Fujian a fines del 2018. El hecho de que ella esté a a cargo de una provincia en donde el Presidente Xi pasó 17 años como administrador regional puede colocarla en una buena posición en términos de promoción a futuro (New Beijing Post, 23 de noviembre, 2018). Yang Jinbo (杨晋柏, n. 1973), el más joven de los funcionarios de la 7G de este sondeo, probó su capacidad técnica y administrativa en el sector de la energía. Nacido en Shaanxi, a la edad de 41 años, fue promocionado al puesto de Director General Adjunto de la China Nanfang Electricity Corp. El año pasado, fue transferido a la Región Autónoma de Guangxi Zhuang, y fue nombrado entre sus vicepresidentes (cargo equivalente al de vicegobernador). La experiencia de trabajo con las minorías generalmente es considerada como un gran punto a favor cuando los cuadros están siendo preparados para [estar en] la cúspide (Caixin.com, 29 Noviembre, 2018).

Los otros tres vicegobernadores de la 7G son Li Yunze (李云泽, n. 1970), Liu Qiang (刘强, n. 1971) y Fei Gaoyun (费高云, n. 1971) –de las provincias de Sichuan, Shandong y Jiangsu, respectivamente. Un mago de las finanzas, Liu ha trabajado en el People’s Bank of China [el Banco Central de la RPC, ndt], en el China Construction Bank y en el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), el mayor banco del mundo, en 2016, antes de ser transferido a Sichuan el año pasado, en calidad de uno de sus ocho vicegobernadores (People’s Daily, 30 de septiembre, 2018). Al igual que Guo, de Fujian, Liu se distinguió como un manager innovador en el Agriculture Bank of China. Se desempeñó por un breve período como vicepresidente del Bank of China antes de ser trasladado a Shandong en septiembre de 2018 (Caixin.com, 14 septiembre, 2018). Nativo de Jiangsu, Fei pasó casi toda su carrera en puestos de base o en puestos administrativos de nivel regional en su provincia natal. Ascendió hasta convertirse en 2017 en el secretario del Partido de una gran ciudad, Changzhou, antes de ser nombrado vicegobernador en una de las provincias más ricas de China (Caixin.com, 31 de enero, 2018).

Hay muy pocos representantes de la 7G en el Consejo de Estado o en cualquier otro lugar del gobierno central. Esto quizás refleja la insistencia del presidente Xi sobre la predominancia del partido por encima del Estado –y sobre el hecho de que los cuadros del PCC tengan que generarse importante políticas tanto a nivel local como central. Hasta el momento, se ha identificado a dos funcionarios de gobierno de la 7G. Ambos trabajan en uno de los organismos de fiscalización más importantes del Consejo de Estado, el China Banking and Insurance Regulatory Commission (CBIRC). Zhou Liang (周亮, n.1971) es uno de los seis vice-presidentes de la Comisión. Li Xinran (李欣然, n. 1972) está a cargo del Departamento de Inspección Disciplinaria del  CBIRC. Tanto Zhou como Li se han desempeñado en la Comisión Central de Inspección Disciplinaria (CCID), la máxima agencia gubernamental anticorrupción en China (Huaxia Times, 19 de noviembre, 2018; Securities Times, 21 de marzo, 2018).

 

Otras figuras emergentes de la Séptima Generación

Aparte de estos miembros de la plana de líderes de la 7G que han sido ascendidos en las jerarquías del Partido-Estado por una vía acelerada, hay también otras figuras que vale la pena resaltar, y que actualmente trabajan en áreas menos sensibles a nivel político, como son las organizaciones de masas y del Frente Unido. Un buen ejemplo es Wang Hongyan (汪鸿雁, n.1970), actualmente en el cargo de Secretario Ejecutivo del Comité Central de la Liga Juvenil Comunista (CYL). Wang se destacó en la administración a nivel local en la provincia de Hubei antes de ser incorporado a los más altos escalones de la CYL, en 2008. Sin embargo, el hecho de que el Presidente Xi haya hablado de la Liga en términos despectivos podría significar que la mayor contribución que ella podría hacer será en el trabajo relacionado con la juventud (China-onway.com, 20 febrero). El abogado formado en los EEUU, Li Bo (李波, n.1972) ha gozado de un ascenso meteórico en el Departamento de Asuntos Legales y en el Departamento de Políticas Monetarias del People’s Bank of China tras su regreso a China en el 2004. El año pasado, él fue nombrado Vice-Presidente de la Federación Pan-china de Chinos de Ultramar, cuya misión incluye promover la imagen de China en las comunidades de chinos de ultramar (Finance.caixin.com, 14 septiembre, 2018).

La exigencia de Xi Jinping con respecto a una “Moral política”

Durante su ascenso al poder, y desde que se convirtió en Secretario General del PCC a fines del 2012, Xi Jinping ha nombrado en puestos directivos del partido a cuadros que él conoce personalmente –y que han profesado lealtad incondicional al líder supremo. Los miembros de la llamada “Armada de la Familia Xi” consisten en subordinados y colegas de Xi mientras él se desempeñó en puestos regionales en Fujian (desde 1985 hasta 2002), en Zhejiang (2002 a 2007) y en Shanghái (2007). Otros protegidos de Xi son sus ex compañeros de clase y funcionarios-colegas en su provincia natal de Shaanxi (China Brief, 13 de febrero, 2018).  De todos modos, son pocos –si acaso los hay- los líderes de la pujante 7G de quienes se sabe mantienen conexiones personales con el “supremo comandante” del Partido (zuigaotongshuai, 最高统帅). Aún así, cabe destacar que para la promoción, pueden haberse establecido como filtro dos criterios clave, fijados por Xi mismo. El primero es “la idoneidad profesional acompañada por la moralidad, primando la moralidad” (decai jianbei, yide weixian /德才兼备以德为先). En un reciente artículo publicado en Seeking Truth [Buscando la verdad, ndt], el periódico teórico del Partido, Xi juró “promover un cuerpo de cuadros de alta calidad que sean leales y [moralmente] limpios, y que puedan asumir responsabilidades”. Con respecto a la cuestión de la “moral”, Xi dijo que ésta incluía “moralidad política, moralidad profesional, moralidad social y moralidad a nivel familiar”. “Los cuadros deben pasar el examen en estos aspectos”, agregó. “Lo más importante es que pasen el examen en lo que atañe a la moral política” (People’s Daily, 16 de enero; People’s Daily, 6 de enero).

Siendo que la mayoría de los cuadros de la 7G han tenido numerosas calificaciones profesionales en áreas como Finanzas e Ingeniería, parecen mejor posicionados para satisfacer las rigurosas exigencias de Xi en lo que respecta a capacidad profesional. El hecho de que un número desproporcionadamente grande de líderes de la 7G tenga experiencia en el sector bancario parece reflejar la preocupación de la leadership de Xi por la cautela fiscal, en un momento en que la deuda social total de la nación se estima en tres veces el PIB nacional (South China Morning Post, 15 de febrero). En un discurso del 2016, Xi instó a los cuadros a afianzar “los conceptos del nuevo desarrollo”. Estos conceptos, según destacó el Presidente, se refieren a “exigencias intelectuales y profesionales, ya que las ideas del nuevo desarrollo incluyen un nuevo conocimiento, nueva experiencia, nueva información y nuevos requisitos, que deben cumplimentarse con las características de los tiempos que corren” (People’s Daily, 3 de enero, 2016). Según el Prof. Wang Dongqi, de la Escuela Central del Partido, “elevar incesantemente las capacidades y el nivel de los cuadros” en su mentalidad profesional, en su logros profesionales y en sus capacidades profesionales ”también los ayudaría a adquirir una talla política más elevada y a asumir más responsabilidades políticas” (People’s Daily, 7 de septiembre, 2018).

En el Congreso Nacional del Pueblo y en la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino celebradas el mes pasado, los cuadros de todos los niveles fueron llamados a “unirse aún más firmemente bajo las autoridades centrales del partido, con el camarada Xi Jinping como su núcleo” (China Brief, 22 de marzo). Si Xi y sus asesores más allegados han equiparado -como de hecho se sospecha ampliamente- la “moralidad política” con la profesión de absoluta lealtad al “núcleo del partido”, la declaración de lealtad hacia Xi podría prevalecer por encima del mejor desempeño tanto en las actividades profesionales como en la administración pública. Los candidatos factibles de ser promocionados que figuran entre los novatos de la 7G y el alcance de su contribución para lograr una administración de gobierno firme y orientada a reformas, dependerá, por tanto -y no en menor medida- de que Xi esté dispuesto a honrar su juramento: que los candidatos a ser nombrados en los puestos de mayor nivel provengan de los “cinco lagos y de los cuatro mares” –es decir, que haya una riqueza y diversidad de antecedentes, tanto en términos de experiencia como en sus conexiones con facciones o grupos (Youth.cn, 19 de mayo, 2015).

 . 

 

 


[1] La Constitución del PCC no aclara específicamente cuál es el plazo para la permanencia en el cargo del Secretario General. Tampoco hace mención alguna respecto a la edad jubilatoria de los miembros de Comité Permanente del Politburó (CPP), el máximo consejo de gobierno de la nación. Sin embargo, se cumple con la convención de que al celebrarse el congreso de partido cada cinco años, el cuadro que haya alcanzado la edad de 68 años ya no podrá ser considerado miembro del CPP. De todos modos, ha habido excepciones, como en el caso de los Secretarios Generales. Así sucedió en el XV Congreso del Partido celebrado en 1997, donde Jiang, que en ese entonces tenía 71 años, fue autorizado a permanecer cinco años más, desempeñándose simultáneamente como miembro del CPP y como Secretario del Partido

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04