10/02/2020, 16.55
EGIPTO
Enviar a un amigo

Caso Zaki, el activista copto arrestado por una opinión. Egipto reprime el disenso

Patrick George Zaki, un investigador de la Universidad de Boloña, fue detenido en el aeropuerto de El Cairo. Tras ser llevado por los agentes de seguridad, habría sido sometido a torturas. Ahora se encuentra detenido, a la espera de la audiencia. Mina Thabet: “Es un amigo mío, es inocente; no es un terrorista”. El gobierno trata cualquier crítica como una “amenaza”.

El Cairo (AsiaNews) - “Lo que sí puedo decirles es que Patrick es mi amigo, que ha sido llevado por las autoridades egipcias, pese a que es inocente. Por supuesto que no es un terrorista”. En diálogo con AsiaNews, es lo que subraya el activista egipcio Mina Thabet, cristiano, ex líder del Maspero Youth Union, y actuamente, responsable de los programas en materia de libertad y minorías de la Egyptian Commission for Rights and Freedoms (ECRF), al referirse al arresto de Patrick George Zaki. El activista egipcio de 27 años se desempeña como investigador en la Universidad de Boloña (Italia) y fue arrestado días atrás, acusado de “terrorismo” en el aeropuerto de El Cairo. “Es una persona pacífica -prosigue Mina, al ser contactado en su oficina en Londres -, un defensor de los derechos humanos, que estudiaba en Italia y ahora ha regresado a su país para visitar a la familia”. 

En el ateneo felsino, el investigador y activista por los derechos humanos, miembro de la  Egyptian Initiative for Personal Rights (EIPR) estaba cursando un Máster sobre tutela de la identidad de género. Según la reconstrucción de los hechos, el 7 de febrero Patrick se encontraba en el sector de control de pasaportes del aeropuerto; uno de los agentes de la Aduana habría visto una orden de captura librada a nombre del joven. Es por eso que él habría sido conducido a una habitación aparte, en el interior del aeropuerto. 

En el momento en que fue detenido, él estaba hablando por teléfono con uno de sus familiares. Esto hizo que se diera alerta inmediata a las ONGs y a sus conocidos. El activista luego habría sido llevado a una localidad ubicada a una hora del aeropuerto, donde estaría recluido en un edificio de los servicios secretos egipcios (Amn e-Dawla), los mismos que participaron en el rapto, tortura y posterior asesinato de Giulio Regeni, cuyo cadáver fue encontrado el 3 de febrero de 2016. Tal como se constató en aquél hallazgo, Zaki también habría sido golpeado y torturado con cables eléctricos (y no con una vara, para no dejar las marcas de la violencia).  

Según informan fuentes del EIPR, Zaki acababa de regresar a Egipto para pasar un breve período de vacaciones, pero la policía lo arrestó alegando una orden de arresto emitida en el 2019, y de la cual el activista no estaba ni siquiera al tanto. En base a los cargos, son cinco los delitos que se le imputan, que van desde “difusión de información falsa para minar la estabilidad nacional” a “incitación a la manifestación sin permiso”; “tentativa de derrocamiento del régimen” o “uso de las redes sociales para “dañar la seguridad nacional o hacer propaganda de grupos terroristas” 

Fuentes locales informan que las investigaciones referidas a Patrick George Zaki habrían comenzado a fines de septiembre del año pasado, cuando el país estaba en un estado de alerta máximo debido a las manifestaciones contra el presidente Abdel Fatah al-Sisi. En ese período, la policía había reforzado los controles, incluso sobre la web, comenzado por las redes sociales, a través de las cuales el líder de la protesta, el empresario Mohamed Ali, había promovido la movilización popular. 

“La verdad es que no recuerdo si él escribió o no no textos críticos -cuenta Mina Thabet - pero en ese momento, todos los activistas o personalidades interesadas en las cuestiones de nuestro país, expresamos nuestra opinión. Es claro que Patrick jamás ha sido partidario del presidente al-Sisi, pero sin lugar a dudas no es un terrorista. Es inocente respecto a las acusaciones del gobierno, y ha sido capturado sin motivo”. Lamentablemente, concluye, el gobierno egipcio “considera que las opiniones son una cuestión de seguridad nacional”; un intento de censura “para mantener a al-Sisi en el poder. Y cada voz crítica, es percibida como una amenaza”.

En tanto, el joven permanece encerrado en la comisaría de Mansoura, donde deberá descontar 15 días de prisión preventiva. De momento, se encuentra en una celda con otras personas. Sus padres han podido verlo y alcanzarle ropa y comida. Fuentes judiciales informan que la próxima audiencia está prevista para el 22 de febrero.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Vocero de la Iglesia católica: Regeni, caso oscuro. Ataque político y mediático contra Egipto
11/05/2016 14:05
La Iglesia egipcia pide justicia y ruega por el joven Giulio Regeni
05/02/2016 15:34
Activista egipcio: nos manifestamos por la economía y los derechos. No al regreso de los Hermanos Musulmanes
26/04/2016 16:08
El Parlamento egipcio aprueba la inmunidad para los militares que protagonizaron la represión del 2013
17/07/2018 10:05