17/08/2020, 11.11
BIELORRUSIA-RUSIA
Enviar a un amigo

Cristianos de Minsk, la procesión por la paz

de Vladimir Rozanskij

Anticipando el pedido del Papa Francisco, centenares de católicos, ortodoxos y protestantes manifestaron contra las violencias y por la paz. Ayer se realizó una gigantesca manifestación para pedir nuevas elecciones (algunas estimaciones hablan de 200 mil personas). Lukašenko desafía a los opositores, reuniendo a decenas de miles de sus seguidores. Mientras tanto hacen huelga los obreros y manifiestan los padres y las mujeres. Al menos, son dos las víctimas de la policía.

 

Moscú (AsiaNews) – El pedido del Papa Francisco por el diálogo y la paz en Bielorrusia, recordada ayer en el Ángelus, demuestra una involucración siempre mayor de los cristianos en las tensiones surgidas en el país después de los resultados electorales del 13 de agosto, junto a la catedral de la Virgen María se reunieron algunas decenas de personas: los ortodoxos con sus íconos, los católicos con sus rosarios, los protestantes con su Biblias (Foto 3). Recitando juntos el Padre Nuestro, ellos se movieron desde la plaza de la Libertad hacia la principal iglesia ortodoxa de la capital, la catedral del Espíritu Santo, donde los esperaban un grupo no menos numeroso de personas.

Guiando la procesión estaban 3 seminaristas y un diácono de la catedral católica, Jurij Reshetko (Foto 2). A la agencia BelaPan ellos declararon que el cortejo de oración tenía como finalidad detener las violencias en acto en el país. En la catedral ortodoxa se realizó una celebración por la paz; parte de los fieles asistió desde la plaza adyacente: en total participaron diversos centenares de personas. Esto sucedió no obstante la toma de posición del exarcado ortodoxo de Bielorrusia, que tomó distancias de cualquier tipo de manifestación, comprendida aquella de sus propios fieles.

En un comunicado, los ortodoxos afirman que “la posición de la Iglesia ortodoxa de Bielorrusia está a favor de la paz, de la comprensión recíproca entre todas las partes en conflicto, tratando de evitar los excesos. Cuidende de vosotros mismos y de vuestro prójimo, no cedan a las provocaciones y obren en los límites de la ley del amor cristiano y de la legislación de la república de Bielorrusia. Diversos sacerdotes ortodoxos,  igualmente se unieron a las manifestaciones de estos días. aún contra el parecer del metropolitano y los obispos.

Por otro lado, las protestas en Bielorrusia no parecen detenerse: estamos ya a 8 días de protestas y aún ayer, domingo 16 de agosto, se reunieron en el centro de Minsk decenas de miles de personas (según varias estimaciones, de 50 a 200 mil personas, en fila por 3 km (v. Foto 1) para pedir se realicen de nuevo las elecciones, sin violencia y sin trampas, cantando el eslogan:: “¡Lukašenko nell’avtozak!” (“avtozak” es el camión de la policía donde son golpeados los arrestados), o también: “¡Las ovejas hacen ¡Bée! nosotros decimos, Vete! (el presidente había comparado a los manifestantes como ovejas pagadas y amaestradas por los lituanos y los alemanes).

El presidente Lukašenko, a su vez hizo reunir a sus secuaces, que los trajeron con especiales autobuses desde el campo (él mismo, en la época soviética, era presidente de un kolchoz, una empresa agrícola socialista) hasta una cantidad de 70 mil personas, esto según las estimaciones oficiales. Demostraciones de protesta se realizaron un poco por todas las otras ciudades del país; Grodno, Gomel’, Brest, Mogilev, Baranoviči, Vitebsk, Bobruysk y otras. En Gomel se realizaron los funerales de Aleksandr Vikhor (Foto 4), una de las víctimas de las represiones en Minsk en los días pasados, se descompuso después que la policía lo detuvo y a causa de los golpes recibidos y la ambulancia no llegó a tiempo para salvarlo. Fueron publicados los vídeos que se refieren a otra víctima, Aleksandr Tarajkovskij, cuya muerte fue atribuida a una molotov que se le explotó entre sus manos, pero del video es evidente que fue abatido por la policía y que no tenía ningún arma.

En estos días iniciaron las huelgas de los obreros de diversas fábricas. Como en la revuelta ucraniana del Majdan en 2013, después de los hijos salieron a las calles los padres y las mujeres, no obstante las continuas represiones violentas por parte de la policía.. Según  Lukašenko, las manifestaciones han reunido a los desocupados y criminales y por esto muchos salen a las calles después del horario de trabajo. Muchos le piden al presidente que se acomode en una dacha rusa junto al ex presidente ucraniano Janukovič, refugiado en la periferia de Moscú después de los disturbios del Majdan de Kiev.

Aleksandr Lukašenko, por otro lado, en los días pasados tuvo que desmentir las voces de su inminente partida del país. “Por ahora estoy vivo y no estoy en el extranjero, como querrían algunos importantes sitios informativos”, comentó el presidente en una reunión extraordinaria del consejo de seguridad bielorruso. Según él: “Si los nuestros continúan la huelga, harán la fortuna o correrán la suerte de los competidores de Rusia y Canadá, que invadirán nuestros mercados…¡que vayan a trabajar!”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Camiones con soldados rusos se dirigen a Bielorrusia
18/08/2020 10:57
A escondidas, Lukashenko jura su presidencia. Cientos de arrestos
24/09/2020 09:58
El Papa desearía visitar Bielorrusia. En tanto, llega el nuevo nuncio
17/09/2020 10:19
Mons. Kondrusiewicz: Los jóvenes bielorrusos quieren vivir de una manera diferente
04/09/2020 14:00
Los católicos bielorrusos apoyan a mons. Kondrusiewicz, ‘exiliado’
03/09/2020 12:32