20/02/2016, 13.08
MYANMAR
Enviar a un amigo

El ejército y la policía birmana “impiden la destrucción de los campos de opio”

de Francis Khoo Thwe

Activistas de Pat Jasan, movimiento anti-droga, en la mira: tres operadores heridos por una mina, otro, asesinado por disparos de arma. El grupo, afiliado al movimiento cristiano Kachin, fue prohibido. Myanmar es el segundo productor de opio en el mundo, luego de Afganistán. Los cultivos, un asunto de relieve a nivel económico, así como una moneda de cambio entre militares y grupos étnicos.

Yangon (AsiaNews) –El ejército y la policía birmana impiden la destrucción de los campos de opio situados en el norte de Myanmar, en particular en los Estados de Shan y Kachin, donde se concentra la producción de amapolas, a partir de las cuales se extrae la heroína. El país del sudeste asiático es el segundo productor mundial, luego de Afganistán y, en los últimos años, registró un enorme crecimiento en los cultivos, pero también en el consumo, particularmente entre los más jóvenes.

El Pat Jasan Group, movimiento activista de lucha contra la droga, afiliado a las Iglesias cristianas de Kachin, ha involucrado a más de mil personas en la campaña de erradicación de la planta, que comenzó a principios de enero.  Sin embargo, los operadores hasta ahora han encontrado una enorme resistencia, no sólo entre los campesinos,  sino sobre todo entre las milicias que obtienen beneficios del narcotráfico. Y por ende, fueron prohibidos por las autoridades.

En los últimos días, tres activistas de Pat Jasan fueron heridos por el estallido de minas anti-hombre;  un joven de 19 años fue muerto luego de recibir disparos de arma de fuego. El grupo refiere, asimismo, que los militares ya no garantizan la seguridad de los operadores, empeñados en la limpieza de los campos, en tanto “no es una organización debidamente registrada”.

En 1999 el gobierno birmano supo lanzar un plan de 15 años de duración a fin de eliminar los cultivos de opio; sin embargo, el año pasado, dicho plan fue prolongado hasta el 2019. Por otra parte, el opio no es tan solo un asunto en el plano económico, sino que a lo largo del tiempo se ha transformado también en moneda de cambio y compromiso político en el juego de alianzas y contraposiciones entre el ejército y los grupos étnicos.

Un informe del Departamento para la droga y el crimen de las Naciones Unidas (UNODC), publicado en el año 2013, refiere que el “Triángulo de Oro” (área que comprende los territorios de Myanmar, Tailandia y Laos) cubre al menos el 18% del cultivo y venta del opio a nivel mundial. Y el año anterior, Myanmar se ubicó en el segundo puesto, después de Afganistán, en el ranking de producción mundial de opiáceos, debido al crecimiento de los cultivos en los Estados de Shan y Kachin, cuyas minorías étnicas están frecuentemente en lucha con el gobierno central birmano.

Interpeladas acerca de la cuestión en la época en que fuera publicado dicho documento, fuentes católicas de AsiaNews en la región hablan de un “fenómeno en continuo crecimiento”. Para esto hay razones históricas -que se remontan a los tiempos del colonialismo británico, cuando “el cultivo era legal”-,  y se trata de un factor que ha determinado duros desequilibrios, porque “la gente se acostumbró al opio, al mismo tiempo que faltaba el arroz”. A lo largo del tiempo, prosigue la fuente, la droga “devino un gran negocio, además de ser el sostén económico para las minorías étnicas de Myanmar” en lucha contra Naypyidaw.

Para las familias pobres, la droga se ha transformado en “una suerte de rescate. Pero las consecuencias son devastadoras: arrestos, familias disgregadas, hijos abandonados, y, en las aldeas, los drogadictos, que parecen realmente muertos que caminan”. Y  lo que más preocupación provoca, concluye la fuente, es la influencia que esto causa “sobre los jóvenes, a los cuales aguarda un futuro oscuro”. A lo largo de los años, la Iglesia católica y las misiones han viabilizado centros de recuperación, acompañados de  proyectos educativos que tratan de garantizar una educación a niños y adultos.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Beijing acusa al “Triángulo de oro”: de allí viene la droga que mata a China
24/06/2015
Laos, crece el número de mujeres explotadas por el tráfico de estupefacientes
16/07/2016 10:50
Afganistán, en 2017 record de producción de opio: el 63% más
23/05/2018 17:32
Kachin, rebeldes acusan: campos de opio en áreas controladas por el ejército
28/02/2019 13:55
El cultivo de opio en aumento en Afganistán, los niños reclutados por traficantes de droga
05/12/2016 13:23