23/09/2021, 10.41
RUSIA
Enviar a un amigo

Elecciones para la Duma: victoria de Putin, aunque con dudas y sorpresas

de Vladimir Rozanskij

Protestas por la manipulación de los resultados, especialmente los relativos al voto electrónico en la capital. Ucrania y Turquía impugnan la votación en Crimea; Georgia se opone a los comicios en Abjasia y Osetia del Sur. Navalnistas: el "voto útil" contra los candidatos de Putin funcionó en Siberia. Avanzan los comunistas.

Moscú (AsiaNews) - El resultado de las elecciones rusas ha confirmado el dominio de Putin en la Duma (cámara baja) y en la política nacional y regional. Sin embargo, esta hegemonía corre el riesgo de convertirse en una victoria pírrica. No cesan las protestas por la manipulación de los resultados -especialmente las relativas al voto electrónico en la capital. La oposición, y especialmente comunistas y navalnistas, sostienen que el partido gobernante Rusia Unida ha obtenido entre un 15 y un 20% más de votos mediante el fraude; la participación también se ha inflado artificialmente para demostrar la lealtad de los votantes respecto al régimen.

Desde el exterior también llegan protestas, porque se concedió el derecho al voto a los rusos que viven en territorios "ocupados" o controlados por Rusia de diversas formas, pese a estar más allá de sus fronteras. Todo ello contribuye obviamente a favorecer al presidente "libertador". Ucrania protesta por la masa de votantes en el Donbass y Crimea. Incluso Turquía ha hecho oír su voz de desacuerdo. A través de un comunicado del vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores, el embajador Tanju Bilgiç dijo que Ankara "no reconoce los resultados de las elecciones para la renovación del Parlamento ruso", ya que "Turquía apoya la integridad territorial de Ucrania y considera ilegal la anexión de Crimea", que supo formar parte de los territorios otomanos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Georgia también condenó el desarrollo de las elecciones en Abjasia y Osetia del Sur, territorios controlados por Rusia tras el conflicto de 2008-2011. Las dos autoproclamadas repúblicas autónomas formalmente pertenecen a Georgia. Sin embargo, allí abrieron más de 20 colegios electorales, en los que se sometieron a votación no solo los partidos, sino también varios candidatos a escaños uninominales de diversas regiones de Rusia, desde el norte hasta Siberia. Según Tiflis, este comportamiento "viola todas las normas del derecho internacional".

Para el régimen putiniano también resulta difícil de digerir el éxito de los comunistas del KPRF. Hacia el final del escrutinio, cosechaban alrededor del 25% de los votos, para luego quedar relegados a un 19%, un porcentaje más "aceptable". Cientos de simpatizantes del KPRF salieron a las calles en Moscú y otras ciudades para protestar contra el fraude. En el país se extiende la sensación de que los comunistas pueden dejar su papel de aliados de Putin, para criticar y expresar el descontento popular. Causó estruendo la victoria comunista en la república oriental de Jacuzia, al igual que la candidatura victoriosa de la ex alcaldesa Sardana Avksentieva con la lista de "Gente Nueva".

La República de Sajá, como se denomina el territorio que rodea a la capital, Yakutsk, asistió a la victoria inesperada del comunista Petr Ammosov en el escaño uninominal. El KPRF superó a la lista de Rusia Unida gracias al liderazgo del "yakuto bárbaro" Sergei Levčenko. Fue un resultado humillante para los putinianos y para el actual presidente de Jacuzia, Ajsen Nikolaev, y la histórica diputada Galina Dančikova.

Los yakutianos dieron muestras de su libertad de pensamiento y coraje político, cuatro años después de la sorprendente elección de Avksentieva. Castigaron a las autoridades por su incompetencia para hacer frente a los incendios forestales, que obligaron a los habitantes de muchas regiones del este a respirar humo durante todo el verano. Es tan solo una de las razones del descontento popular, que hace crecer las filas de los comunistas opositores al régimen, a pesar de que nunca fueron populares en estos territorios.

Según parece, quedó conjurado el proyecto navalnista del umnoe golosovanie (voto útil) a fuerza de represión preventiva y manipulación de resultados. Sin embargo, los partidarios del bloguero encarcelado creen que han logrado importantes resultados, tanto por el apoyo a los comunistas y a otras listas no-putinianas, como por haber conseguido colocar a algunos diputados que escapaban al control de la maquinaria estatal.

La flagrante manipulación de los comicios demuestra la falta de legitimidad del putinismo, sostiene el navalnista Leonid Volkov en su canal de Telegram. Un candidato del partido LDP (Liberal-Nacionalistas) muy cercano a los navalistas, Aleksej Didenko, consiguió ganar el escaño de diputado gracias a los votos de los rusos que viven en Londres y París, según informó Interfax.  Didenko se presentó en la región de Tomsk, en Siberia y superó a Ilja Leontev, del partido de Putin, por solo 600 votos, tras varios recuentos.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Moscú, elecciones: Aunque Putin domina, hay novedades
21/09/2021 10:05
Moscú, elecciones para la Duma: los navalnistas se preparan para el 'voto útil'
17/09/2021 09:53
Moscú: la nueva Duma comienza a sesionar, pero podría ser la última electa
27/09/2021 10:13
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
La nueva Duma congela el status quo, pero es un riesgo para el futuro
20/09/2016 12:40