30/10/2017, 13.58
MYANMAR
Enviar a un amigo

En Rakhine ponen en marcha los proyectos de desarrollo propuestos por Aung San Suu Kyi

Asistencia, repatriación y reasentamiento de los refugiados son los objetivos de la última iniciativa del gobierno. La construcción de infraestructuras, calles y puentes será realizada gracias a las donaciones de 22 hombres de negocios. En la frontera se instalarán oficinas para la acogida de los Rohinyás. Los grupos étnicos emprenden el regreso a sus hogares. Se dispuso la clausura de los campos de refugiados donde se alojaban los desplazados internos.  

Sittwe (AsiaNews/Agencias) – Calles, puentes y la acogida de los Rohinyás que habían huido, y que ahora regresan. Son algunos de los proyectos centrales de la propuesta gubernamental orientada al desarrollo infraestructural de Rakhine. Las autoridades anuncian que esta semana se dará inicio a los programas, en tanto en el epicentro de los recientes hechos de violencia étnica se registra un gradual retorno a la normalidad.  A través de la Union Enterprise for Humanitarian Assistance, Resettlement and Development in Rakhine (UEHRD), una iniciativa encabezada por la líder democrática Aung San Suu Kyi, el gobierno de Naipyidó se aboca a la puesta en acto de las directivas de la Comisión consultiva que se ha dedicado a la situación de Rakhine, bajo la conducción de Kofi Annan.

El coordinador de la UEHRD, el Dr. Aung Tun Thet, ha comunicado que próximamente se inaugurarán las obras en los distritos de Maungdaw y Buthidaung. “Éstas son áreas subdesarrolladas, es por eso que nos concentraremos aquí. La estación de los monzones se inicia en abril, por lo tanto, tenemos poco tiempo para completar este trabajo. Tenemos sólo seis meses para el proyecto”, declaró Aung Tun Thet.

Las empresas constructoras se ocuparán de la realización de las infraestructuras, como calles y puentes, y el costo de los proyectos será sostenido a través de donaciones que se harán llegar a la UEHRD. Además, algunas sociedades renunciarán a sus honorarios. En una primera etapa, se dará curso a la construcción de oficinas situadas en la frontera con Bangladesh, que el gobierno ha destinado a la acogida de aquellos Rohinyás que puedan demostrar su residencia en Myanmar.

Zaygabar Khin Shwe, un hombre de negocios que encabeza el equipo de trabajo, el Construction and Infrastructure Task Force (CITF), afirma: “Primero vamos a reparar estos edificios, luego las demás estructuras que están dañadas. En segundo lugar, nos dedicaremos al suministro de electricidad y agua corriente”. El magnate revela que el proyecto incluye la construcción de una vía de circulación que conecte Sittwe, la capital de Rakhine, con la frontera con Bangladesh, además de la ampliación de una antigua pista de aterrizaje de la ciudad.

Formada el 15 de octubre pasado, la UEHRD ha recibido cerca de 10,5 millones de euros en donativos, que fueron aportados por 22 empresarios birmanos. Aung San Suu Kyi ha encomendado a la iniciativa gubernamental principalmente tres tareas: la repatriación de aquellos que han huido al Bangladesh, y la asistencia a estas personas; el restablecimiento y rehabilitación de aquellos repatriados, prescindiendo de su raza y religión; la promoción de la paz y el desarrollo en la región.

Mientras tanto, el gobierno de Rakhine ha informado la clausura, que será efectiva el próximo 2 de noviembre, de los campos de refugiados donde estuvieron alojados los desplazados internos (IDP) que huyeron de la violencia. Según fue referido por Aung Kyaw Zan, ministro de Electricidad, Industria y Transporte, los campos de Sittwe, Ponnagyun, Kyauktaw, Mrauk-U y Minbya serán dados de baja, puesto que muchas de las personas que allí se alojaban ya han emprendido el retorno a sus hogares.

Desde las primeras horas del conflicto entre los militantes islámicos del Arakan Rohingya Salvation Army (ARSA) y el Tatmadaw [el ejército birmano], cuando comenzó el éxodo de los más de 600.000 Rohinyás hacia el Bangladesh, más de 25.000 personas pertenecientes a grupos étnicos locales se volcaron a Sittwe y a otras ciudades de los alrededores. Entre ellos figuraban Arakaneses, Mro, Daingnet e hindúes. En este momento sólo hay cinco campos funcionando, dos destinados a la población Arakanesa, uno para los Maramagyi y dos para los hindúes.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Rakhine, diplomáticos de visita: "Condena de la violencia", apoyo a Aung San Suu Kyi
04/10/2017 12:23
Kofi Annan presenta el Informe sobre los Rohinyás. Ejército: Tiene ‘defectos y lagunas’
25/08/2017 14:21
Rohingyá, seguridad y cooperación en los acuerdos entre Myanmar y Bangladesh
25/10/2017 14:44
El Myanmar en la Asamblea de la ONU: ‘No hay ninguna limpieza étnica o genocidio en Rakhine’
26/09/2017 09:51
Rohingyás, en enero se inicia la repatriación a Myanmar
20/12/2017 10:40