25/09/2018, 13.12
ISRAEL-PALESTINA
Enviar a un amigo

Gaza, después de los cortes de Trump la situación es un ‘desastre’

Falta comida, remedios y ayudas para la escuela. Shock y desesperación entre los residentes. Los hospitales no tienen más remedios ni equipos. Los EEUU cortan también los fondos a Caritas, a los hospitales de Jerusalén y a los proyectos de coexistencia con los israelíes. La Unrwa puede asegurar los servicios sólo hasta mitad de octubre.

 

Jerusalén (AsiaNews)- Falta comida, remedios y también cuadernos, plumas y libros para los niños: después del corte de las financiaciones americanas a la Agencia de la Onu para los prófugos palestinos, la situación en Gaza es “un desastre”. A partir del 30 de septiembre, los cortes americanos afectarán también a los proyectos de Caritas Jerusalén. Lo narra a AsiaNews, sor Bridget Tighe, directora general de la organización católica, presente en la Franja con un equipo móvil de médicos (v Fotos 2-4).

“He visitado una de las clínicas la semana pasada- cuenta la religiosa- y hablé con algunas mujeres que estaban con sus niños, en espera de ser atendidas. El humor en la sala de la espera que estaba llena, no era de rabia o venganza, sino de maravilla y casi de desesperación. La palabra que escuché más a menudo fue ‘desastre’. A una mujer, viuda y con sus niños pequeños que cada 3 meses recibía bonos de la Inrwa para poder obtener bienes alimenticios de primera necesidad, el día anterior le habían dicho que no habría más comida. ¿’Cómo nutriré a mis hijos’?, me preguntó. Otros me dijeron que precedentemente, cuando iniciaba la escuela, la Unrwa les daba uniformes, libros, cuadernos y plumas para los niños, pero que la agencia dejó de distribuir desde cuando los EEUU han cortado los fondos. Una mujer me contó que su niña se puso a llorar porque fue a la escuela vistiendo ropa vieja, porque no podían permitirse comprar u obtener los uniformes. Otros me dijeron que tenían parientes enfermos pero que no tenían remedios. En todos lados se siente el miedo por lo que el futuro les reservará.

Continúa el deterioro del sistema sanitario de la Franja, en crisis ya desde hace meses. “Los hospitales sufren de una grave falta de remedios esenciales-explica sor Tighe- escasez de gasolina para los generadores y repuestos para los equipos médicos. Es casi imposible para los residentes de Gaza pedir permiso a las autoridades israelíes poder ir a Jerusalén o a Cisjordania para hacerse curar. Además, la administración de los EEUU anunció que interrumpirá los fondos a los hospitales árabes de Jerusalén este. La combinación de la falta de remedios necesarios y los equipos y la negación de desplazarse está realizando un efecto devastador al sistema sanitario ya de por sí en dificultad. Los ciudadanos de Gaza son tenaces, pero están perdiendo toda esperanza, visto que la comunidad internacional parece incapaz o que no desee asegurar ni garantizar sus derechos humanos más básicos”.

En los últimos meses, además de los fondos destinados a la Onu, la administración de Donald Trump canceló ayudas de unos 200 millones para el desarrollo de Cisjordania y Gaza, de 25 millones a los hospitales de Jerusalén este y 10 millones para los proyectos de diálogo y de coexistencia israelo-palestinos. Caritas no está excluida de los cortes. La organización tiene en la Franja un proyecto-financiado por Usaid- para proveer asistencia médica de calidad a 10 comunidades marginadas en la Franja. El equipo médico visita a cada comunidad cada 2 semanas y está compuesto por doctores y enfermeros de ambos sexos, farmacéuticos, técnicos y educadores. Los fondos para este proyecto se interrumpirán a partir del 30 de septiembre. En las últimas semanas Caritas lanzó un pedido para alcanzar el presupuesto necesario, de unos 123 mil euros, por el momento cubierto en un 70% solamente.

En Gaza viven casi 2 millones de personas, donde el 70% depende de las ayudas externas y en particular de la Unrwa, que prové instrucción, alimentos y asistencia médica. En las últimas semanas más de 250 personas perdieron su trabajo. En la Franja la desocupación entre los jóvenes (15-29 años) es de un 60%, mientras que 13 mil personas trabajan para la Onu. Ayer, 250 escuelas permanecieron cerradas por un paro general de los empleados de la Unrwa.

Christoper Gunness, vocero de la agencia, afirma a AsiaNews: “Nuestro déficit en el presupuesto es aún de 186 millones de dólares y en el presente podemos sólo garantizar la provisión de servicios hasta la mitad de octubre. Estamos organizando un encuentro esta semana con los donadores y benefactores en Nueva York y esperamos poder reducir aún más el déficit económico”. Mientras tanto, un informe publicado hoy por la World Bank lanza la alarma: la economía de Gaza está “en caída libre” y en los primeros 3 meses de 2018 el “aumento” tocó el -6%, con señales de un ulterior deterioramiento.

Fotos de Caritas Jerusalén
 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Uri Avnery: 'Gaza, de segunda Singapur a prisión al aire libre'
09/06/2018 14:02
Los ‘pastores de la Iglesia’ visitan Gaza, atentos al futuro de la pequeña ‘grey’
02/03/2018 14:08
Los EEUU cortan fondos a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos
17/01/2018 09:30
Israel reduce la provisión eléctrica a Gaza. Las autoridades palestinas se acusan unas a otras
13/06/2017 13:00
Vigilia de oración por la paz en Jerusalén, 'madre de todos'
16/05/2018 20:38