19/09/2018, 16.54
INDIA
Enviar a un amigo

India, 800 mil niños muertos en 2017. En disminución, pero las estimaciones son poco creíbles

Se trata del número más bajo desde hace 5 años. Pero, en el conteo no se cuentan los decesos sucedidos en los pueblos, donde las mujeres no tienen acceso a las curaciones médicas. Disminuido el número de los abortos selectivos de las niñas “porque los médicos arriesgan la cárcel se declaran el sexo de apenas nacido”.

 

Nueva Delhi (AsiaNews)- En 2017 en India murieron “sólo” 802 mil niños; se trata del número más bajo desde hace 5 años. Lo dice el último informe de la  United Nations Inter-agency Group for Child Mortality Estimation (UNIGME) publicado ayer. Este dato fue recibido como un gran suceso por la prensa india, que evidencia una disminución de la mortalidad infantil respecto al 2016, cuando los niños que murieron fueron 867 mil. Pero, a AsiaNews, el p. Milton Gonsalves, secretario ejecutivo de la Comisión para la familia de la Conferencia de los obispos de rito latino (CCBI), afirma: “No podemos confiar en estos datos, porque en los pueblos rurales todavía muchas mujeres no tiene acceso a las curaciones médicas y no van al hospital para los controles durante el embarazo. Muchísimos partos se realizan en las casas y no sabemo efectivamente cuál se el número de los neonatos que sobrevive”.

El informe fue redactado por UNICEF, la Organización mundial de la salud (OMS), United Nations Population Division y Banco Mundial. El año pasado murieron al menos 152 mil. Para Yasmin Ali Haque, representante de la UNICEF en India, “fueron esenciales los esfuerzos dirigidos para mejorar la asistencia pública al parto, junto a un aumento de las unidades neonatales en todo el territorio y un reforzamiento de la distribución de las vacunas”.

Pero la situación de las mujeres embarazadas que viven en los pueblos más remotos del país, refiere el p. Gonsalves, “es diferente respecto a aquella de las que viven en las grandes ciudades. A menudo son obligadas a recorrer diversos km a pie para poder ir al hospital y al final deciden no consultar al médico. Si los datos del informe fueron dados por el gobierno y por los tanto seleccionados en los hospitales, es muy probable que no incluyan los decesos que se verifican en los pueblos. Por eso los decesos de recién nacidos podría ser mucho más alto”. “Aquí se coloca el trabajo de la Iglesia-continúa-. Tenemos diversos programas con los cuales ayudamos a las mujeres embarazadas y tratamos de hacerles entender a ellas la importancia de los controles pre.natales. Además estamos comprometidos en la formación de las familias, en el apoyo a las parejas”.

En general, el informe estima que en 2017 en todo el mundo murieron 6,3 millones de menores debajo de los 15 años, o sea uno cada 5 segundos. Más de la mitad de los decesos suceden en África sub-sahariana y el 30% en Asia del sur. Los expertos consideran que el gran parte los decesos ´podrían ser evitados si se trabajase más en la prevención de las causas. Entre éstas: complicaciones durante el parto, neumonías, diarrea, malaria e infecciones.

El documento evidencia que en los últimos años en India se habría reducido la brecha  generacional entre mujeres y varones: 39 niños y 40 niñas muertas cada 1.00 nacimientos. El dato es de un cierto relieve, dado que en el país están muy difundidos los abortos selectivos y los test prenatales para determinar el sexo del futuro a nacer, no obstante estén prohibidos por la ley de 1994 (el Pre-Conception and Pre-Natal Diagnostic Techniques (PCPNDT) Act). El p. Rayarala Vijay Kumar, superior Pime en India, declara: “El problema es que la sociedad india a la mujer, todavía se la considera como un peso. Cuando nace una niña, ella representa una preocupación para las familias. Los padres gastan para su formación, para hacerlas estudiar; luego deben pagar la dote a la familia del futuro marido y al final a menudo las jóvenes ni siquiera aprovechan de la formación recibida y no trabajan más después del matrimonio”. Con toda probabilidad-concluye- la reducción del número de las niñas abortadas deriva del hecho que los médicos no pueden revelar el sexo del neonato y si lo hacen, arriesgan multas severas y hasta la cárcel. La solución real sería cambiar la mentalidad y la cultura india”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El hijo único: la violencia del Estado chino contra las mujeres y los niños
01/05/2015
Vincent Leung, una vida para derrotar a la mortalidad infantil
04/10/2013
Cristianos y activistas: todos los niños tienen el mismo valor, incluso en la India
11/10/2018 16:28
Bombay: La Iglesia india siempre está en favor de la vida
09/04/2019 14:18
India, una letrina de pozo abierto, sigue matando a miles de niños cada año
21/11/2014