15/03/2017, 15.24
CHINA
Enviar a un amigo

La rueda de prensa de Li Keqiang: lo dicho y lo no dicho

de Bernardo Cervellera

Duró más de dos horas. El primer ministro respondió a 18 preguntas: las relaciones entre China y los Estados Unidos; sobre el Mar del Sur de China, Hong Kong y Taiwán; sobre la península de Corea; sobre la economía. Una especie de "té" que calma las aguas. Pero las tensiones se mantienen. Beijing en guerra comercial con Taiwán y Corea del Sur. Las "distorsiones" hacia Hong Kong. Los países de la ASEAN no deben "tomar partido", pero mientras tanto crece la militarización de las islas en disputa.

 

Roma (AsiaNews) – En la clausura de la Asamblea nacional del pueblo, como siempre  tradicional, esta mañana Li Keqiang presidió una rueda de prensa de más de dos horas, en respuesta a un máximo de 18 preguntas formuladas por los periodistas extranjeros y chinos.

Los participantes han admirado la afable familiaridad con la que Li se dirigió a los periodistas, y expresando  sorpresa a su vez al escuchar extranjeros hablando un buen chino. Al mismo tiempo expresan dudas de que la conferencia de prensa haya sido una especie de "té" que calma y suaviza todo, sin indicar problemas. Además, para seguir las noticias en estos días, nos damos cuenta de que lo dicho por ellos se contradice con los hechos.

El tiempo más largo en las respuestas ha sido en lo relacionado con las relaciones entre China y los EE.UU., y las cuestiones económicas. Después de eso, los problemas de la península de Corea, las relaciones con Hong Kong y Taiwán.

 

China y Estados Unidos

Li ha confirmado que Beijing y Washington están trabajando para una cumbre entre los presidentes Xi Jinping y Donald Trump. A pesar de las acusaciones de este último a Beijing como "manipulador de la moneda", las amenazas de poner impuestos a las importaciones chinas y el movimiento de revisar la política de la única China (volver a valorar la relación con Taiwán), Li expresó la esperanza de que la relación "pueda continuar en una dirección positiva." Observó que una guerra comercial entre las dos potencias dañaría primero a las industrias americanas. Por lo tanto, sugirió que las dos partes deben "sentarse y comenzar a dialogar y trabajar juntos para encontrar soluciones."

A los problemas de las relaciones entre China y los EE.UU. está vinculada la cuestión del Mar del Sur de China, con la escalada militar de China y las amenazas de los Estados Unidos. Al menos dos periodistas han señalado que los países del sudeste de Asia se dividen y se ven obligados a "tomar una posición" por uno u otro. Li dijo que no quiere ver a los países de la ASEAN "tomar una posición" como ocurrió en el pasado, durante la Guerra Fría. Aseguró que Pekín continuará apoyando la función de autoridad de la ASEAN en la región y cultivar buenas relaciones de vecindad con ellos, el uso de la diplomacia para resolver las diferencias sobre las disputas territoriales. De hecho - una cosa no dicho por Li - China continúa su olabor de militarización en algunas de las islas sobre  el mar de China meridional, haciendo que aparezcan como "construcción civil" y restándolas a su presupuesto militar.

 

Economía

El primer ministro aseguró la capacidad del país para crecer según las previsiones de alrededor de 6,5% y dijo que es hora de eliminar las predicciones de una "dura caída (aterrizaje forzoso)" de la economía china. Asimismo, aseguró que el crecimiento de estos años no se debe a las inyecciones de capital del Estado y fáciles préstamos de los bancos, sino a la modernización de la industria y el crecimiento del consumo interno. De hecho, incluso en enero,  el gobierno ha ingresado enormes créditos en la economía y lo mismo ha hecho en febrero.

De todos modos, Li reiteró que, debido al crecimiento del 6,5%, China seguirá siendo una fuerza importante en apoyo del crecimiento económico mundial. De acuerdo con Li, el mayor desafío para el país es reducir los procedimientos administrativos y burocráticos.

En los últimos cuatro años, China ha creado más de 13 millones de puestos de trabajo cada año. Debido a la reestructura, este año deberá reinsertar en el mundo del trabajo por lo menos un millón de parados. El gobierno ha establecido un fondo especial de 100 millones de yuanes para ofrecer ayuda a los desocupados.

 

Península coreana

Sobre el tema de Corea del Norte y de su programa nuclear y de las tensiones crecientes en la península. Li puso en guardia a todos diciendo que tales tensiones “podrían llevar a un conflicto”.

Curiosamente, él no mencionó el tira y afloje con Seúl y Washington sobre el despliegue del sistema anti-misiles THAAD, que ve a Beijing fuertemente contraria. Y, más allá de su demostrarse como el campeón de la economía globalizada, con las “puertas siempre abiertas”, China está efectuando una guerra económica contra Corea del Sur.

 

Hong Kong y Taiwán

Sobre Hong Kong, Li puso en luz la urgencia de mayor cooperación con la madre patria y propuso una nueva iniciativa para permitir a los inversores del territorio de entrar en el mercado de bonos del tesoro chino. Él también ha reafirmado la importancia del principio: “Una nación, dos sistemas”, pero también dijo que por eso no se va “tomar represalias”. Diez días antes, en su relación inicial, Li había mencionado el “camino sin salida” de una posible independencia de Hong Kong. En todo caso, ni entonces ni hoy mencionó a las “represalias” del principio “una nación, dos sistemas” que China efectúa sobre Hong Kong, con los secuestros de editores, hombres de negocios y la masiva influencia sobre las elecciones.

Referido a Taiwan, Li proclamó que China y Taiwan “son una única familia”. Pero no dijo que ninguna Tv de Taiwan tuvo permiso de transmitir en directo la conferencia de prensa. Li naturalmente excluiá la independencia de la isla, pero escondió la guerra comercial en curso desde cuando Tsai Ing-wen era presidente, con productos taiwaneses bloqueados por la aduana.

Una última cosa importante sobre la cual no se pronunció es sobre su destino. Muchos observadores piensan que en octubre, con el próximo Congreso del Partido, él será defenestrado por Xi Jinping. Con mucha cautela, al final de la conferencia de prensa, él sólo dijo: “Nos veremos cuando haya otra ocasión”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Taiwán es el único en toda Asia que condena a Beijing por la ley sobre Hong Kong
28/05/2020 16:09
ANP, la gran incertidumbre: ningún objetivo de crecimiento, aumento de los gastos militares
22/05/2020 14:14
La ANP aprueba la ley de seguridad para Hong Kong
28/05/2020 12:37
Xi Jinping ordena a las Fuerzas armadas prepararse para combatir
27/05/2020 12:12