05/06/2017, 14.36
GRAN BRETAÑA
Enviar a un amigo

Los atentados islámicos pesan sobre la campaña electoral. El viraje de Corbyn

El líder de izquierda revé su posición en relación con el Islam. Y acusa a su contraparte, la conservadora May , de haber recortado a la  policía y los 007. La Premier busca poner freno a toda forma de tolerancia del extremismo. Arabia Saudita y los países del Golfo, acusados de apoyar el extremismo islámico.

Londres (AsiaNews/Agencias)- Los atentados de matriz islámica en Gran Bretaña están pesando sobre la campaña electoral y sobre los programas de los candidatosTheresa May y Jeremy Corbyn, que se ven obligados a analizar sus posiciones en materia de política exterior e interior, en un sentido más restrictivo.

Los yihadistas del Estado islámico han reivindicado el ataque terrorista ocurrido en Londres el 3 de junio pasado, cuando tres terroristas armados con cuchillos asesinaron a 4 personas y provocaron 48 heridos, 21 de los cuales se encuentran en graves condiciones. La policía mató a los tres. Se trata del tercer ataque terrorista mortal en Gran Bretaña en menos de tres meses, faltando pocos días para las elecciones políticas, que se realizarán el 8 de junio. Esta tarde se realizará una vigilia por las víctimas cerca de Tower Bridge, uno de los lugares del atentado, que continuará después en Borough Market. Ayer por la noche la cantante pop americana Ariana Grande junto a otros grandes del espectáculo internacional de la talla de Pharrell Williams y Justin Bieber realizaron un concierto de beneficencia titulado “Praying for London”, luego del ataque terrorista en su anterior concierto en la ciudad. En el país sigue rigiendo un alerta máximo.

Theresa May, que fue ministro del Interior durante seis años antes de asumir el cargo de Premier después de la votación del Brexit el pasado verano, declaró que la respuesta de Gran Bretaña a la amenaza terrorista ahora debe cambiar. “No podemos y no debemos fingir que las cosas puedan continuar como hasta ahora”, dijo, agregando que hay “demasiada tolerancia hacia el extremismo en nuestro país”. Para May, abatir la ideología islámica “es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo” y que no puede ser hecho sólo con la seguridad y el antiterrorismo, sino también en el terreno de las ideas y en internet, “para evitar la propagación del extremismo y de las operaciones terroristas”. “Adoptaremos todas las medidas necesarias y todos los ulteriores recursos posibles a la policía y a los servicios de seguridad”, concluyó.

Los últimos eventos también han cambiado la actitud del principal contrincante de May, Jeremy Corbyn, del partido de los Trabajadores, que hasta el atentado de Manchester subrayaba que el rol de Gran Bretaña en las guerras en los países musulmanes no hacía sino alimentar el riesgo del terrorismo en casa. Las últimas palabras de Corbyn, hicieron eco en el reclamo de la Premier a favor de la unidad. “Este es un acto desolador de violencia contra las personas y debe ser condenado totalmente y sin reservas”, dijo.

Después de suspender la campaña electoral por los tres días de luto, Corbyn no dejó de usar su corbata negra. Inconsciente de sus ásperas críticas al intervencionismo militar de Gran Bretaña desató su ofensiva en un discurso centrado en la política exterior llevada a cabo por Londres. “La guerra contra el terror no funciona así”, afirmó, anunciando la necesidad de una revisión estratégica. También criticó al gobierno de May, culpable de haber reducido el presupuesto de la policía. “Muchos expertos, incluyendo a los profesionales de nuestro servicio de inteligencia, han señalado los lazos existentes entre las guerras que nuestro gobierno apoyó o combatió en otros países, como Libia, y el terrorismo aquí en casa”. “Sé que los londinenses y el pueblo británico en cada lugar del país se pusieron en defensa de nuestros valores y de nuestra diversidad”, concluyó, evidenciando que se trata de la peor campaña electoral que se recuerde. “No logro recordar otras elecciones donde haya habido algo similar”. Corbyn también denunció los fondos del extremismo islámico que "provienen de países aliados de Occidente y de Gran Bretaña. A Londres, dijo le urge  “tener difíciles diálogos” con Arabia Saudita y con los otros países del Golfo, en lo que respecta a la financiación del extremismo islámico.

Se trata de un verdadero y auténtico viraje político, considerando la postura y la aperturas que hasta ahora ha tenido el Partido de los Trabajadores en el debate sobre la islamización del país que había llegado, por ejemplo, a afrontar la aprobación de tribunales islámicos que emiten veredictos sobre la base de la sharia, presente en territorio británico desde hace años.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
China y Bangladesh en fiesta: por la primera vez “entran” en el Parlamento inglés
08/05/2015
Policía de Manchester: Salman Abedi, de 22 años y padres libios, probable autor del ataque
24/05/2017 10:57
Atentado en Manchester. Las condolencias de Xi Jinping, Modi y del Card. Gracias
23/05/2017 10:17
El "milagro" del p. ragheed Ganni, ejemplo y guía para la vida de mi hijo
16/05/2014
Monja de la Madre Teresa muere de coronavirus: daba comida a los infectados
04/04/2020 08:00