11/08/2014, 00.00
IRAK - ORIENTE MEDIO
Enviar a un amigo

No son suficientes las intervenciones aéreas estadounidenses. Hay que salvar la convivencia islámico-cristiana e Irak

de Bernardo Cervellera
La incursión cerca de Erbil es una operación quirúrgica que probablemente avalen la división del país. El interés por el Kurdistán, rico en petróleo. El sueño de una desintegración de Oriente Medio de acuerdo con las fronteras étnicas y religiosas deja intacto el peligro fundamentalista. El patriarca caldeo y el gran ayatolá al-Sistani por la convivencia islámico cristiana y la unidad de Irak.

Roma (AsiaNews) -Prófugos cristianos de Mosul y Qaraqosh, acurrucados en las iglesias (v foto.) y en las calles de Erbil; familias yazide obligadas a huir bajo el sol abrasador del verano en el desierto de Sinjar e Irak: estas imágenes desgarradoras están instando a la comunidad internacional para intervenir humanitaria y militarmente, aunque lentamente.

Desde hace tres días aviones estadounidenses golpean las posiciones del ejército islámico (ex Isis) cerca de Erbil, capital de Kurdistán, mientras lanza suministros de alimentos y agua a los fugitivos que caminan hacia una posible salvación.

El presidente Barack Obama ya pone las manos delante, diciendo que no habrá una guerra de verdad, sino operaciones selectivas. El riesgo es que estas intervenciones quirúrgicas, sin ensuciarse demasiado las manos en el crisol iraquí avalan una situación que se presenta como un hecho, que sería terrible para los cristianos - que Obama quiere salvar - y para todos los iraquíes.

Hoy mismo, el patriarca Louis Sako di Baghdad  ha hecho notar que los raid americanos estaán interesados en salvar Erbil, capital de Kurdistán, y no liberar Mosul y Qaraqosh donde cristianos, yazidis y chiitas han huido. La intervención de los aviones de Estados Unidos parece reducir la tensión, en lugar de encontrar una solución en contra de la crueldad y la violencia del califato islámico.

En los Estados Unidos hay quienes piensan que la intervención norteamericana tiene como único interés la defensa de Erbil, el centro administrativo kurda del petróleo, que produce un cuarto del petróleo de Irak. Los kurdos argumentan que en caso de independizarse, su Estado estaría en el noveno lugar por las reservas de petróleo en el mundo.

Acariciar la independencia del Kurdistán es una peculiaridad de los Estados Unidos (e Israel) durante mucho tiempo. Han puesto pronto a disposición las aeronaves, a petición de los kurdos - y no a petición del primer ministro Al Maliki hace un mes - parece indicar  un abandono de Bagdad para fortalecer el vínculo con Erbil.

Según lo informado por las agencias, así el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Federica Mogherini, habló de "apoyo, incluso de tipo militar, al gobierno kurdo".

Y es probable que también Italia está preocupada por los pozos de petróleo y los suministros a Europa.

El problema en Irak no es salvar el Kurdistán, sino detener al ex Isis.

Sin el deseo de ver en los Estados Unidos e Italia, un egoísmo prejuiciado, me parece si que quienes operan en Irak debe tomar en consideración algunos elementos:

1) El mayor apoyo proviene del ejército islámico sunita y los ex miembros del partido Baath de Saddam Hussein frustrado por las políticas exclusivistas de Al Maliki, que se jugó el todo por el todo. Por esta razón, es urgente el nacimiento de un gobierno de unidad nacional ..

2) Al mismo tiempo, es importante no socavar la autoridad central en Bagdad y no reforzar la división entre chiíes, suníes y kurdos. Para ello, la oferta de ayuda, incluidas las militares, debe pasar por Bagdad.

3) La fuerza militar del ejército islámico - con armas súper-modernas - tiene financiación que los países occidentales, Arabia Saudí y Qatar han pagado en la llamada "resistencia a los anti-Assad". Las mismas milicias que fueron aprobados por el Occidente en Siria hoy son los enemigos de los cristianos, yazidíes, los chiitas en Irak. Y sus amenazas suben finalmente a occidente. Para terminar la conquista victoriosa de los islamistas simplemente no financiarlos más y forzar a los aliados del Golfo no vender más armas que Occidente tan generosamente les ha procurado.

4) Es importante no acariciar el sueño de un Oriente Medio desmoronado en muchos pequeños estados étnico-religiosos, lo que multiplica las guerras inter-étnicas y masacres y sobretodo dejaría intacto el Estado islámico (o califato) que ya cuenta con pozos de petróleo y las presas y que promete una guerra santa contra el mundo entero. Además, en este ajedrez étnico-religioso los cristianos no tendrían patria, al ser una comunidad transversal, enraizada en los diferentes grupos étnicos de la región.

5) Se debe ayudar a los cristianos que permanecen en Irak. Como me han siempre testimoniado decenas de musulmanes en el Medio Oriente, su presencia es la mejor garantía para una educación del Islam contra el fundamentalismo. No en vano, la convivencia entre cristianos y musulmanes y la unidad de Irak son los principios comunes tanto al patriarca caldeo de Bagdad como al Gran Ayatolá al-Sistani.

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Pedido de la Onu a la comunidad internacional: frenar la emergencia humanitaria en Irak
08/08/2014
Bagdad, se necesita un nuevo primer ministro para frenar la avanzada islamista. Solidaridad de al-Sistani con los cristianos
12/08/2014
Patriarca de Bagdad escribe al Papa: En el drama de los cristianos iraquíes, el egoísmo de las superpotencias
05/08/2014