19/04/2017, 12.45
SIRIA

Párroco de Alepo: no son las religiones las que alimentan la guerra, la fe es fuente de paz

Según el p. Ibrahim en esta “dramática guerra” sólo los líderes religiosos son  verdaderos “operadores de paz”. Sin la intervención de los jefes cristianos, sunitas y chiíes la misma Alepo habría “sido destruida”. El encuentro con el gran muftí, fuente de paz y reconciliación. El atentado a los desplazados de Rashideen se hizo para fomentar las divisiones confesionales. Más allá de la destrucción, la alegría por las celebraciones de la Pascua. 

Alepo (AsiaNews)- En esta “dramática guerra” que se está combatiendo desde hace siete años en Siria “son los líderes religiosos los únicos” que buscan juntos tratar de ser operadores de paz; la misma Alepo “habría sido totalmente destruida” sino no hubiese habido la “obra de mediación e intervención-reconciliación” de las personalidades cristianas y musulmanas, sunitas y chiíes. Es cuánto narra a AsiaNews, el p. Ibhrahim Alsabagh, franciscano de 44 años, guardián y párroco de la iglesia latina de Alepo, según el cual la salida de los grupos armados de la parte oriental es fruto de la “unidad de intenciones” y “de los esfuerzos” de los “hombres de religión que intervinieron y que han encontrado un acuerdo”.

Para el franciscano la finalización de las violencias en la segunda ciudad por importancia del país, por mucho tiempo epicentro del conflicto sirio, “no depende de los bombardeos rusos” o de las intervenciones militares en el área. El retorno de la paz y la salida de los grupos armados del sector oriental que un tiempo era la capital económica y comercial de Siria se “debió a las movidas de reconciliación entre los diversos grupos” y por la intervención de los “líderes religiosos y musulmanes”.

Visitando la zona oriental, una vez concluidas las operaciones de evacuación de los combatientes, surgieron enormes cuantitativos de armas y misiles, además que dispensas cargadas de comida y remedios. “Se trata de reservas- subraya el franciscano- que habría permitido a los grupos armados poder continuar combatiendo por años, terminando así destruyendo la ciudad”.

Ayer los lideres de la comunidad cristiana local se encontraron con el gran muftí de la República Siria, jeque Ahmad Badr El Din Hassun, en visita oficial a Alepo. “El gran muftí- dice el p. Ibhrahim- hizo un discurso bellísimo, inspirado en la moderación y todo concentrado en la paz y en la reconciliación”. “Nosotros, como líderes cristianos- agrega- le hemos renovado nuestra disponibilidad; nuestras manos tendidas para continuar juntos este camino de paz. No queremos ciertamente permitir que en el terreno sirio haya un conflicto de religión o interno a los ritos, entre sunitas y chiíes como está sucediendo en Irak o como sucedió en Líbano” en los años de la guerra civil. Por esto, continúa el sacerdote: “nuestro compromiso como jefes religiosos cristianos es el de continuar multiplicando los esfuerzos por la paz. En este sentido promovemos estos encuentros con personalidades musulmanas, concordamos visitas recíprocas y abrimos la confrontación entre sunitas y chiíes. La tarea de los líderes religiosos es justamente esto: ser elementos de paz, custodiando la unidad de la sociedad civil, del país y protegiendo la dignidad del hombre”.

De aquí la durísima condena del p. Ibrahim al ataque de los días pasados al convoy humanitario en Rashideen, cerca de Alepo. “Lo que sucedió -afirma- es un acto doloroso que hirió los corazones y dejó una gran amargura”. El acuerdo alcanzado sobre la evacuación, explica, era “un resultado de reconciliación, entre la gente asediada por las milicias armadas”. La zona estaba bajo el control del Ejército del islam, uno de los grupos milicianos que combaten en Siria, “es el que hizo el acuerdo y fue él quien lo hizo saltar”. Un “gesto hiriente” detrás del cual, agrega, podría estar el “intento de alimentar la discordia entre sunitas y chiíes”. “Aquello que hemos visto en Alepo -cuenta el franciscano- ya lo hemos visto diversas veces en Homs, escenario en el pasado de atentados contra alawitas y chiíes”.

Para los cristianos de Alepo queda la alegría por haber transcurrido una Pascua bajo el lema de la paz y de la reconciliación. “La gente volvió a llenar las iglesias, repletas como no lo eran de hace años - narra el p. Ibhrahim- y también las calles y las plazas estaban repletas de gente que festejaba. Se realizaron diversas manifestaciones religiosas y oraciones públicas, en particular alrededor de las iglesias destruidas donde se realizaron funciones bajo la consigna de la paz y de la serenidad”.

A partir del Domingo de Ramos, prosigue el sacerdote, hemos “sentido y experimentado paz y alegría, que son los resultados de la resurrección de Cristo. Ahora continuaremos con mayor fuerza y convicción anunciando la paz a los otros, llevando como cristianos también a los otros los frutos de la palabra de Jesús”. La situación es todavía difícil, agrega y muchas personas “llevan el signo de la violencia sufrida, de las heridas profundas, de las destrucciones a nivel psicológico, material y espiritual. Todavía hoy faltan el agua y la electricidad, pero el mensaje de una tumba vacía queda como el signo de esperanza y calienta los corazones”.

La guerra, concluye el p. Ibhrahim, “tuvo un efecto también el de acercar muchas personas a la iglesia y hacer redescubrir a ellos la fe”. “Tomemos de Cristo la fuerza para la curación, esperando que Él pueda traernos la alegría y la paz, no sólo en Alepo y en Siria, sino en todo Oriente Medio. Sólo Cristo puede dar esta alegría y puede ser fuente de curación, como dijo el Papa Francisco en la bendición “Urbi et orbi de Pascua”. (DS)

Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
ONU: el ataque al convoy en Alepo es un crimen. El saldo de víctimas sube a 126
18/04/2017 16:57
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Damasco acusa a Qatar, Turquía y Arabia Saudita por los ataques al bastión de Latakia
24/05/2016 10:37