03/04/2021, 11.13
PALESTINA - ISRAEL
Enviar a un amigo

Párroco de Gaza: Una Pascua 'viva y participativa', más allá del Covid-19

Crece el número de casos de coronavirus en la Franja de Gaza. Sin embargo, la pandemia no frena el deseo de participar en las celebraciones. Este año, Israel tampoco concedió permisos de salida: la emergencia sanitaria sirvió como excusa para endurecer las restricciones. El padre Romanelli sostiene que en un período de incertidumbre, la fe se fortalece, e invita a "alimentar las ganas de vivir, con las obras y la oración"

Gaza (AsiaNews) -  "Incertidumbre" por el aumento de casos de Covid-19; un profundo deseo de "participar en las celebraciones de la Pascua" -algo que fue imposible el año pasado, en la etapa inicial de la emergencia sanitaria global-; Y las dificultades" propias de una comunidad que vive "cerrada al mundo exterior". Y si en Israel y Jerusalén se vislumbra la luz, como dijo el Patriarca Pizzaballa, en la Franja la pandemia se suma al sufrimiento de un pueblo que desde hace tiempo vive en una cárcel a cielo abierto pero que "no ha perdido la fe". Gabriel Romanelli es un sacerdote argentino del Instituto del Verbo Encarnado y en diálogo con AsiaNews, nos cuenta cómo se vive la Semana Santa: nota "una gran participación, más del 90% de los católicos asiste a las celebraciones, junto con decenas de ortodoxos". 

"Aquí en la parroquia", dice el sacerdote, "a pesar de algunas restricciones, la gente puede vivir y participar en todas las celebraciones. Las autoridades [de Hamás] han impuesto la prohibición de viajar en coche, pero uno se puede mover de a pie o en bicicleta. A los cristianos se les ha otorgado un permiso especial tomando las matrículas de los carros, porque muchos viven lejos de la iglesia y sólo pueden llegar en coche. El año pasado, en Pascua, solo asistieron religiosos y religiosas, pero este año podemos celebrarla con nuestra gente".

Si miramos las cifras, la pandemia de Covid-19 parece estar expandiéndose: el 30 de marzo hubo más de mil casos, la cifra más alta de los últimos meses. El repunte coincide con la caída de la curva en Jerusalén e Israel, gracias a la campaña de vacunación masiva impulsada por el primer ministro saliente, Benjamin Netanyahu, y coincidiendo con las elecciones generales. Magdy Dahir, del Ministerio de Salud de Gaza, habla de una "peligrosa situación epidemiológica" con más de 65.000 casos y 610 víctimas en una población de dos millones de habitantes. Hay que destacar que durante mucho tiempo, la zona se salvó de milagro gracias a las medidas de confinamiento obligatorio, pero en el mes de octubre el virus logró penetrar la zona, pese al aislamiento.

“A pesar de la pandemia", explica el P. Romanelli, "los fieles quieren estar presentes, como ha sucedido en los últimos días con las misas, los rosarios, las confesiones y el Vía Crucis. La semana pasada los jóvenes escenificaron el Vía Crucis, que estuvo muy concurrido (ver fotos). La procesión del Domingo de Ramos fue organizada por los scouts, que después de muchos años volvieron a tocar los tambores y las gaitas. El Jueves Santo, con motivo del Lavatorio de los pies, estuvo presente al menos un representante de cada familia católica de Gaza. Somos 133 en total, y 13 son religiosos; así que el número es pequeño, pero la fe y el sentido de comunidad están muy arraigados". 

"Hoy -continúa el párroco- se repartirán huevos, chocolate y agua bendita. Para mañana, está prevista la solemne procesión eucarística con Cristo resucitado. Todos estos acontecimientos también impactan -al menos en parte- a los musulmanes, ya que los que viven cerca de la parroquia o están cerca de las instituciones cristianas no dejan de saludarnos y expresar sus buenos deseos. Distinto es el discurso a nivel de las autoridades, que prefieren saludarnos en Navidad, cuando se celebra el nacimiento de Jesús, pero que tienden a no reconocer la muerte y resurrección a nivel oficial. Sin embargo, en el tema del diálogo, el viaje del Papa Francisco a Irak fue importante, porque dio nueva visibilidad a los cristianos y restituyó su rol y su importancia en el Oriente Medio, al tiempo que condenó sin medias tintas el terrorismo en nombre de la religión, incluido el terrorismo islámico, con referencia al ISIS".

Sigue habiendo pesar por la imposibilidad de salir de la Franja y vivir las celebraciones en Jerusalén o en casa de amigos y familiares en Cisjordania. Antes, Israel raramente otorgaba permisos y cuando lo hacía, solían ser pocos. Con la pandemia de Covid, los eliminó por completo, y hace más de un año que es casi imposible salir. "Israel no ha dado ninguna señal de apertura, y también ha aumentado el número de permisos que tenemos que obtener los extranjeros: pasaportes, visados religiosos, la luz verde de la autoridad militar y ahora un proceso que implica a la diócesis, a una organización tercera y a las autoridades israelíes, que luego dan el visto bueno. La burocracia ha aumentado. Por suerte, Hamas permitió que continuaran abiertas las celebraciones en la Franja, y que la gente pudiera seguir participando. En este sentido, la situación es mejor que la de muchos gobiernos de naciones "cristianas" occidentales. Al fin y al cabo, hace mucho tiempo que los habitantes de Gaza están acostumbrados a vivir en una prisión. De modo que se toman las nuevas restricciones y prohibiciones con ironía: ellos dicen "siempre hemos estado confinados".

Sigue el deseo de vivir la fe, y de hacerlo con gran alegría y esperanza, porque "la pandemia, como sucedió con las guerras y los grandes acontecimientos dramáticos del pasado, también será superada algún día". Y la fe sigue siendo un motor esencial "para encontrar el valor. Esta es mi invitación para la Pascua: volver a la iglesia, ir a misa, vivir la celebración con fe, alegre, y aferrarse a la presencia de Cristo en la Eucaristía. Lo segundo es no perder el sentido común, todo esto pasará; mientras tanto, no debemos abandonar a los pobres, a los ancianos y no debemos descuidarnos. El párroco concluye: “No nos demos por vencidos; por el contrario, con obras y con la oración,  alimentemos el deseo de vivir… Además, ¡estamos esperando que venga el tiempo cálido para hacer un hermoso viaje comunitario al mar!".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Patriarca de Jerusalén: Pascua, ‘comenzar a vivir de nuevo’ tras la oscuridad de la pandemia
29/03/2021 12:41
Jerusalén, Semana de la Unidad: los cristianos, ‘satélites alrededor del único sol, que es Cristo’
22/01/2018 13:45
Mons. Pizzaballa: decenas de miles de fieles y peregrinos visitan Jerusalén para Pascua
26/03/2018 15:17
El padre Pierbattista Pizzaballa administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén
24/06/2016 13:32