23/10/2017, 15.18
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa a Teófilo III: la reconciliación entre los cristianos, en una Tierra Santa en paz

En Tierra Santa, “la incertidumbre de la situación y la incomprensión entre las partes continúan causando inseguridad, una limitación de los derechos fundamentales y el abandono de la propia tierra por parte de muchos”. No buscar la “reconciliación plena” entre los cristianos “sería la culpa más grave de hoy”.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Construir un camino de “reconciliación plena” entre los cristianos, y, en particular, entre católicos y ortodoxos, en una Tierra Santa en la cual se rechace toda violencia y se defienda el derecho de todos a una “paz estable”. Es lo que ha afirmado el Papa Francisco en el encuentro que tuvo esta mañana en el Vaticano con Teófilo III (en la foto), patriarca greco-ortodoxo de Jerusalén, que está de visita en Roma del 22 al 25 de octubre.  

En su discurso, el Papa abordó dos temas principales: el ecumenismo y la paz en Tierra Santa. En relación al primer punto, él recordó la “calurosa acogida” ofrecida por el Patriarca de Jerusalén y la “pausa de oración en el Edículo de la Tumba vacía”, en la basílica de la Resurrección, expresando al mismo tiempo complacencia por las obras de restauración llevadas a cabo con un “excelente entendimiento” entre los cristianos.  “Deseo reiterar – prosiguió –mi sincero anhelo y todo el empeño en el camino hacia la unidad plena entre nosotros. Sé bien que algunas heridas del pasado siguen dejando marcas en la memoria de muchos. No es posible cambiar la historia, pero, sin olvidar las graves faltas de caridad cometidas durante siglos, dirijamos juntos la mirada a un futuro de reconciliación plena y de comunión fraterna y pongámonos ahora manos a la obra, como el Señor desea. No hacerlo sería la culpa más grave de hoy, sería desoír la apremiante invitación de Cristo y los signos de los tiempos, que el Espíritu siembra en el camino de la Iglesia. Animados por el mismo Espíritu, no dejemos que los recuerdos de épocas caracterizadas por un silencio recíproco o por intercambios mutuos de acusaciones, las dificultades del presente y la incertidumbre con respecto al futuro, nos impidan caminar juntos hacia la unidad visible, rezar juntos y obrar juntos para el anuncio del Evangelio, y para ponernos al servicio de quien se encuentra necesitado”.

En cuanto a la situación de Tierra Santa, Francisco, al hablar de los “conflictos que llevan décadas” afligiéndola, dijo que “la incertidumbre de la situación y la incomprensión entre las partes continúan causando inseguridad, una limitación de los derechos fundamentales y el abandono de la propia tierra por parte de muchos. Por eso, invoco la ayuda de Dios y pido a todos los sujetos involucrados que multipliquen sus esfuerzos para que se realicen las condiciones para una paz estable,  basada en la justicia y en el reconocimiento de los derechos de todos. Para lograr esto, se requiere rechazar con firmeza todo tipo de violencia, todo tipo de discriminación y todo tipo de manifestación de intolerancia contra personas o lugares de culto judíos, cristianos y musulmanes. La Ciudad Santa, cuyo Status Quo debe ser defendido y preservado, debiera ser un lugar donde todos puedan convivir pacíficamente; de lo contrario proseguirá, para todos e indefinidamente, la espiral del sufrimiento”.  

“Quisiera dirigir un pensamiento especial –siguió diciendo- a todos los miembros de las diversas comunidades cristianas de Tierra Santa. Mi deseo es que siempre sean reconocidas como parte integrante de la sociedad y que, como ciudadanos y creyentes que gozan de plenos derechos, aporten, incansablemente, su propia contribución para el bien común y para la construcción de la paz, comprometiéndose a ser artífices de reconciliación y de concordia. Dicha contribución será tanto más eficaz en la medida en que se realice una sintonía siempre mayor entre las diversas Iglesias de la región. Será particularmente importante la creciente colaboración para el sostén de las familias y de los jóvenes cristianos, a fin de que no se encuentren en la situación de tener que dejar su propia tierra. Trabajando juntos en este ámbito tan delicado, los fieles de las diversas confesiones también podrán conocerse mejor y desarrollar vínculos cada vez más fraternos”.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Teófilo III contra la justicia israelí: propiedades ortodoxas griegas fueron sustraídas “ilegalmente”
14/08/2017 14:38
Reabre sus puertas el Santo Sepulcro, luego de la mano férrea sobre los impuestos
28/02/2018 09:50
En Belén, Teófilo III celebra la Navidad ortodoxa. Protestas de palestinos cristianos
08/01/2018 14:27
Jerusalén, la Pascua ortodoxa se tiñe del cisma ruso-ucraniano
27/04/2019 12:24
Vigilia de oración por la paz en Jerusalén, 'madre de todos'
16/05/2018 20:38