21/09/2014, 00.00
VATICANO - ALBANIA
Enviar a un amigo

Papa en Albania, "¡Nadie piense que puede escudarse en Dios mientras proyecta y cumple actos de violencia y atropellos!"

En su visita a Albania, Francisco exalta el valor de la libertad religiosa en una tierra "de mártires" que tiene la "feliz característica" de la "convivencia pacífica" y de la "colaboración entre pertenecientes a diversas religiones". "La Iglesia entera, envía a cada bautizado a anunciar el Evangelio a todas las gentes". "A la globalización de los mercados es necesario que corresponda una globalización de la sociedad".

Tirana (AsiaNews), "¡Nadie piense que puede escudarse en Dios cuando proyecta y realiza actos de violencia y abusos!". Adquieren un sentido particular en Albania, las palabras del Papa Francisco que ha elegido a este país para su próximo viaje en Europa. Aquí, en los últimos 30 años de dictadura de Enver Hoxha fue proclamado el ateísmo de Estado y los seguidores de cualquier fe fueron perseguidos, encarcelados asesinados, encarcelados. En Tirana, hoy, hay imágenes de los 40 sacerdotes asesinados en esos años. "Tierra de mártires", la definió Francisco durante la misa. Pero la pacífica convivencia entre musulmanes-católicos y ortodoxos- jamás se interrumpió. Aquí, dijo el presidente Bujar Nishani en su saludo al Papa, "no existe la intolerancia".

Y Francisco define "feliz característica de Albania" a la pacífica convivencia y a la colaboración entre los representantes de las diversas religiones. El clima de respeto y de confianza recíproca entre católicos, ortodoxos y musulmanes-agrega-es un bien precioso para el país y adquiere un nivel especial en este tiempo nuestro en el cual, por parte de grupos extremistas, bien mal interpretado el auténtico sentido religioso y son distorsionadas e instrumentalizadas las diferencias entre las diversas confesiones, haciendo de ellas un peligroso factor de enfrentamiento y de violencia, en lugar de ocasión de diálogo abierto y respetuoso y de reflexión común sobre lo que significa el creer en Dios y seguir su ley". La pacífica convivencia entre las religiones en Albania es un "hermoso signo para el mundo", había dicho a los periodistas durante el vuelo que poco antes de las 9 lo había llevado al aeropuerto "Madre Teresa" de Tirana.

A la pequeña hija de esta tierra está también dedicada la gran plaza en la cual el Papa, después del primer encuentro con las autoridades nacionales y el cuerpo diplomático, celebró la misa. A pesar que por momentos llueva, hay decenas de miles de personas y una multitud festejando acompañó el entero recorrido realizado por Francisco en un coche descubierto- deteniéndose a besar a algunos niños- desmintiendo así los temores por su seguridad.

Dos de los temas principales enfrentados por el Papa en la primera parte de este viaje, que finalizará hoy mismo fueron: el "bien" de la libertad, en primer lugar la religiosa, y el "mandato misionero" de los cristianos.

El valor de la libertad fue subrayado por Francisco en primer lugar en el palacio presidencial. "Transcurrió ya más de un cuarto de siglo-dijo- desde cuando Albania ha reencontrado el arduo camino necesario de la libertad. Este comprometió a la sociedad albanesa a iniciar un recorrido de reconstrucción material y espiritual, y de poner en movimiento tantas iniciativas y energías, de abrirse a los intercambios con los países vecinos de los Balcanes y del Mediterráneo, con Europa y con el mundo entero. La libertad reencontrada les permitió mirar al futuro con confianza y esperanza, de iniciar proyectos y de tejer nuevamente las relaciones de amistad con las naciones vecinas y lejanas. El respeto de los derechos humanos, entre los cuales sobresale la libertad religiosa, de expresión y pensamiento, es de hecho condición preliminar para el mismo desarrollo social y económico de un país. Cuando la dignidad del hombre es respetada y sus derechos son reconocidos y garantizados, florecen también la creatividad y la actividad y la personalidad humana puede desplegar sus multíplices iniciativas a favor del bien común".

El ejemplo positivo de la convivencia pacífica entre las religiones que hay en el país, le sugirió a Francisco decir: "¡Ninguno piense poder hacerse escudo de Dios mientras proyecta y cumple actos de violencias y atropellos!" Nadie tomo como pretexto a la religión para sus propias acciones, contrarias a la dignidad del hombre y de sus derechos fundamentales, en primer lugar ¡el de la vida y de la libertad religiosa de todos! Cuánto sucede en Albania demuestra en vez que la pacífica y fructífera convivencia entre personas y comunidades pertenecientes a diversas religiones no es sólo deseable, sino concretamente posible y practicable. La convivencia pacífica entre las diferentes comunidades religiosas, de hecho es un bien inestimable para la paz y el desarrollo armoniosos de un pueblo. Es un valor que va custodiado e incrementado cada día, con la educación al respeto por las diferencias y de las específicas identidades abiertas al diálogo y a la colaboración para el bien de todos, con el ejercicio del conocimiento y de la estima de los unos por los otros. Es un don que debe ser pedido siempre al Señor en la oración. ¡Pueda Albania proseguir siempre en este camino, convirtiéndose para tantos países como un ejemplo que hay que imitar!"

"Después del invierno del aislamiento y de las persecuciones- dijo aún- llegó finalmente la primavera de la libertad". "La Iglesia católica, por su parte, pudo retomar una existencia normal, reconstruyendo su jerarquía y recuperando su gran tradición. Fueron edificados o reconstruidos los lugares de culto, entre los cuales sobresale el Santuario de la Virgen del Buen Consejo en Scutari; fueron fundadas escuelas e importantes centros educativos y de asistencia, a disposición de la entera ciudadanía. La presencia de la Iglesia y de su obrar son percibidas no solamente como un servicio a la comunidad católica, sino a la entera Nación".

"Pero ahora, se presentan los nuevos desafíos a los cuales hay que dar respuesta. En un mundo que tiende a la globalización económica y cultural, es necesario hacer todo esfuerzo para que el crecimiento y el desarrollo sean puestos a disposición de todos y no sólo de una parte de la población. Además, tal desarrollo no será auténtico si no será sustentable y ecuo, es decir si no tendrá bien presente los derechos de los pobres y no respetará el ambiente. A la globalización de los mercados es necesario que corresponda una globalización de la solidaridad; al crecimiento económico debe ser acompañado por un mayor respeto por lo creado; junto a los derechos individuales van tutelados los de las realidades intermedias entre el individuo y el Estado, antes que nada la familia. Albania hoy puede enfrentar estos desafíos en un cuadro de libertad y estabilidad, que van consolidadas y que hacen bien esperar para el futuro".  

Un futuro que para los cristianos significa también redescubrir la misión evangelizadora. Es la exhortación que el Papa Francisco dirigió durante la misa, comentando el Evangelio de hoy que "nos dice que, además que a los doce apóstoles, Jesús llama a otros 72 discípulos y los manda a los pueblos y a las ciudades para anunciar el Reino de Dios". En la misión de los 72 discípulos se refleja la experiencia misionera de la comunidad cristiana de cada tiempo: el Señor resucitado y viviente no sólo envía a los Doce, sino a la Iglesia entera, envía a cada bautizado a anunciar el Evangelio a todas las gentes. En el curso de los siglos, no siempre fue acogido elanuncio de paz llevado por los mensajeros de Jesús; algunas veces se les cerraron las puertas. En un reciente pasado, también las puertas de este país fue cerrada, trancada con las cadenas de las prohibiciones y prescripciones de un sistema que negaba a Dios e impedía la libertad religiosa. Aquellos que tenían miedo a la Verdad hacían de todo para eliminar a Dios del corazón del hombre y excluir a Cristo y a la Iglesia de la historia del país de ustedes, si bien este fue entre los primeros que recibieron la luz del Evangelio"

"Volviendo a pensar en aquellos decenio de atroces sufrimientos y de durísimas persecuciones contra católicos, ortodoxos y musulmanes, podemos decir que Albania fue una tierra de mártires: muchos obispo, sacerdotes, religiosos y fieles laicos han pagado con la vida su fidelidad a la fe. No faltaron pruebas de gran coraje y coherencia en el profesar la fe. ¡Cuántos cristianos no se plegaron delante de las amenazas, y han continuado sin dudas en el camino emprendido! Me dirijo espiritualmente al muro del cementerio de Scutari, lugar-símbolo del martirio de los católicos, donde se realizaban las ejecuciones y fusilamientos, y con conmoción depongo la flor de la oración y del grato recuerdo e imperecedero. El Señor estuvo al lado de ustedes, queridos hermanos y hermanas, para sostenerlo. Él los ha guiado y consolado y al final los ha llevado en las alas del águila como un día lo hizo con el pueblo de Israel. El águila que está representada en vuestra bandera de vuestro país, los llama al sentido de la esperanza, a reponer siempre la confianza de ustedes en Dios, que no desilusiona nunca, sino que está siempre al lado de ustedes, especialmente en los momentos difíciles.


Hoy las puertas de Albania se abren y se está desarrollando una nueva temporada de liderazgo misionero para todos los miembros del Pueblo de Dios: todo bautizado tiene un lugar y un papel que desempeñar en la Iglesia y en la sociedad. Todo el mundo se siente llamado a comprometerse generosamente para proclamar el Evangelio y el testimonio de la caridad; para fortalecer los lazos de solidaridad, para promover condiciones de vida más justa y amorosa para todos. Hoy he venido a hacerte gracias por su testimonio, y también, he venido para daros gracias por vuestro testimonio y también para animaros a hacer crecer la esperanza dentro de vosotros y a vuestro alrededor. No os olvidéis del águila. El águila no olvida el nido, pero vuela alto. ¡Volad alto! ¡Subid¡He venido para animaros a involucrar a las nuevas generaciones; a nutriros asiduamente de la Palabra de Dios abriendo vuestros corazones a Cristo, al Evangelio, al encuentro con Dios y al encuentro entre vosotros, como ya hacen. A través de este encontrarse dais testimonio a toda Europa. ".

"En el espíritu de comunión entre los obispos, sacerdotes, personas consagradas y fieles laicos, os animo a dar un nuevo impulso a la pastoral, que es un acto de servicio, y para continuar con la búsqueda de nuevas formas de presencia dentro de la sociedad. En particular, me dirijo a la juventud. Pero ¡había tantos en el camino desde el aeropuerto, aquí! ¡Este es un pueblo joven! ¡muy joven! Y donde hay juventud, hay esperanza. Escuchad a Dios, adorad a Dios y amaos unos a otros como pueblo, como hermanos. Iglesia que vive en esta tierra de Albania, gracias por su ejemplo de fidelidad de. No olvidéis tu origen, tu historia lejana, incluso de las pruebas, no olvidéis las heridas, pero no os venguéis. Id a trabajar en la esperanza de un gran futuro. Tanto tus hijos e hijas han sufrido hasta el sacrificio de la vida. Su testimonio ayude a todos a pasar el día de hoy y tus pasos de mañana en el camino del amor, en el camino de la libertad, en el camino de la justicia, y sobre todo en el camino de la paz".

A los jóvenes, por último, Francisco volvió a referirse en el Ángelus. "Vosotros  - les dijo - sois la nueva generación de Albania, el futuro de la patria. Con la fuerza del Evangelio y el ejemplo de vuestros antepasados y de los mártires, decid no a la idolatría del dinero, no a la engañosa libertad individualista, no a las dependencias y a la violencia; y decid sí, en cambio, a la cultura del encuentro y de la solidaridad, sí a la belleza inseparable del bien y de la verdad; sí a la vida entregada con magnanimidad y fidelidad en las pequeñas cosas. Así construiréis una Albania y un mundo mejor".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El Papa a los representantes de las religiones: la libertad religiosa un baluarte contra todas las formas de totalitarismo
21/09/2014
El Papa Francisco conmovido delante de dos testigos de las persecuciones: "Hoy hemos tocado a los mártires"
21/09/2014
Papa: "es posible y práctico" la convivencia entre las personas y comunidades pertenecientes a diferentes religiones
24/09/2014
Papa: la pacífica convivencia entre religiones libera las mejores fuerzas de un pueblo entero
19/11/2018 19:18
Patriarca Kirill: La verdadera fe derrota al terrorismo. Hilarión: es imposible la unidad con los católicos
02/05/2018 10:52