30 Marzo 2017
AsiaNews.it Twitter AsiaNews.it Facebook
Areas geogràficas




  • > Africa
  • > Asia Central
  • > Asia del Norte
  • > Asia del Sur
  • > Europe
  • > Nord America
  • > Noroeste Asiático
  • > Oriente Medio
  • > Sud America
  • > Sudeste Asiático
  • > Asia del Este


  • » 06/01/2017, 12.16

    VATICANO

    Papa: los Magos expresan el retrato del hombre creyente, Herodes el desconcierto de quien se encierra en sí mismo



    El Papa Francisco ilustró así, en el día de la Epifanía, la diversa actitud de los Magos y Herodes frente a la noticia que “nación un red”. Por una parte aquellos que “reflejan la imagen de todos los hombres que en su propia vida no se dejaron anestesiar el corazón”, por la otra “el desconcierto de quien está sumergido en la cultura del vencedor a toda costa; en aquella cultura donde hay espacio sólo para los “ganadores” y a cualquier precio”.

    Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- Los Magos en el seguir a la “estrella” expresan el retrato del hombre creyente, en camino para satisfacer su “nostalgia de Dios”, mientras que Herodes “permanece desconcertado”. “Tuvo miedo”. “Es el desconcierto que, delante de la novedad que revoluciona la historia, se encierra en sí mismo, en sus resultados, en sus conocimientos, en sus sucesos”. “El desconcierto de quien está sentado sobre sus riquezas sin lograr ver más allá”.

    El Papa Francisco ilustró así, en el día de la Epifanía, la diversa actitud de los Magos y de Herodes frente a la noticia que “nació un rey”: por una parte aquellos que “reflejan la imagen de todos los hombres que en su propia vida no se dejaron anestesiar el corazón”, por la otra “el desconcierto de quien está sumergido en la cultura del vencer a toda costa; en aquella cultura donde hay sólo espacio para los “ganadores” y a cualquier precio”.

    Los Magos “Tenían el corazón abierto al horizonte y lograron ver lo que el cielo les mostraba porque había en ellos una inquietud que los empujaba: estaban abiertos a una novedad.

    Los magos, de este modo, expresan el retrato del hombre creyente, del hombre que tiene nostalgia de Dios; del que añora su casa, la patria celeste. Reflejan la imagen de todos los hombres que en su vida no han dejado que se les anestesie el corazón.

    La santa nostalgia de Dios brota en el corazón creyente pues sabe que el Evangelio no es un acontecimiento del pasado sino del presente. La santa nostalgia de Dios nos permite tener los ojos abiertos frente a todos los intentos reductivos y empobrecedores de la vida. La santa nostalgia de Dios es la memoria creyente que se rebela frente a tantos profetas de desventura. Esa nostalgia es la que mantiene viva la esperanza de la comunidad creyente la cual, semana a semana, implora diciendo: «¡Ven, Señor Jesús!».

    “Precisamente esta nostalgia fue la que empujó al anciano Simeón a ir todos los días al templo, con la certeza de saber que su vida no terminaría sin poder acunar al Salvador. Fue esta nostalgia la que empujó al hijo pródigo a salir de una actitud de derrota y buscar los brazos de su padre. Fue esta nostalgia la que el pastor sintió en su corazón cuando dejó a las noventa y nueve ovejas en busca de la que estaba perdida, y fue también la que experimentó María Magdalena la mañana del domingo para salir corriendo al sepulcro y encontrar a su Maestro resucitado. La nostalgia de Dios nos saca de nuestros encierros deterministas, esos que nos llevan a pensar que nada puede cambiar. La nostalgia de Dios es la actitud que rompe aburridos conformismos e impulsa a comprometernos por ese cambio que anhelamos y necesitamos. La nostalgia de Dios tiene su raíz en el pasado pero no se queda allí: va en busca del futuro. Al igual que los magos, el creyente «nostalgioso» busca a Dios, empujado por su fe, en los lugares más recónditos de la historia, porque sabe en su corazón que allí lo espera su Señor. Va a la periferia, a la frontera, a los sitios no evangelizados para poder encontrarse con su Señor; y lejos de hacerlo con una postura de superioridad lo hace como un mendicante que no puede ignorar los ojos de aquel para el cual la Buena Nueva es todavía un terreno a explorar”.

    “Como actitud contrapuesta, en el palacio de Herodes ―que distaba muy pocos kilómetros de Belén―, no se habían percatado de lo que estaba sucediendo. Mientras los magos caminaban, Jerusalén dormía. Dormía de la mano de un Herodes quien lejos de estar en búsqueda también dormía. Dormía bajo la anestesia de una conciencia cauterizada. Y quedó desconcertado. Tuvo miedo. Es el desconcierto que, frente a la novedad que revoluciona la historia, se encierra en sí mismo, en sus logros, en sus saberes, en sus éxitos. El desconcierto de quien está sentado sobre su riqueza sin lograr ver más allá. Un desconcierto que brota del corazón de quién quiere controlar todo y a todos. Es el desconcierto del que está inmerso en la cultura del ganar cueste lo que cueste; en esa cultura que sólo tiene espacio para los «vencedores» y al precio que sea. Un desconcierto que nace del miedo y del temor ante lo que nos cuestiona y pone en riesgo nuestras seguridades y verdades, nuestras formas de aferrarnos al mundo y a la vida. Y Herodes tuvo miedo, y ese miedo lo condujo a buscar seguridad en el crimen: «Necas parvulos corpore, quia te necat timor in corde» (San Quodvultdeus, Sermo 2 sobre el símboloPL, 40, 655).

    Queremos adorar. Los hombres de Oriente fueron a adorar, y fueron a hacerlo al lugar propio de un rey: el Palacio. Allí llegaron ellos con su búsqueda, era el lugar indicado: pues es propio de un rey nacer en un palacio, y tener su corte y súbditos. Es signo de poder, de éxito, de vida lograda. Y es de esperar que el rey sea venerado, temido y adulado, sí; pero no necesariamente amado. Esos son los esquemas mundanos, los pequeños ídolos a los que le rendimos culto: el culto al poder, a la apariencia y a la superioridad. Ídolos que solo prometen tristeza y esclavitud”.

    “Y fue precisamente ahí donde comenzó el camino más largo que tuvieron que andar esos hombres venidos de lejos. Ahí comenzó la osadía más difícil y complicada. Descubrir que lo que ellos buscaban no estaba en el palacio sino que se encontraba en otro lugar, no sólo geográfico sino existencial. Allí no veían la estrella que los conducía a descubrir un Dios que quiere ser amado, y eso sólo es posible bajo el signo de la libertad y no de la tiranía; descubrir que la mirada de este Rey desconocido ―pero deseado― no humilla, no esclaviza, no encierra. Descubrir que la mirada de Dios levanta, perdona, sana. Descubrir que Dios ha querido nacer allí donde no lo esperamos, donde quizá no lo queremos. O donde tantas veces lo negamos. Descubrir que en la mirada de Dios hay espacio para los heridos, los cansados, los maltratados y abandonados: que su fuerza y su poder se llama misericordia. Qué lejos se encuentra, para algunos, Jerusalén de Belén”.

    “Herodes no puede adorar porque no quiso y no pudo cambiar su mirada. No quiso dejar de rendirse culto a sí mismo creyendo que todo comenzaba y terminaba con él. No pudo adorar porque buscaba que lo adorasen. Los sacerdotes tampoco pudieron adorar porque sabían mucho, conocían las profecías, pero no estaban dispuestos ni a caminar ni a cambiar”.

    “Los magos sintieron nostalgia, no querían más de lo mismo. Estaban acostumbrados, habituados y cansados de los Herodes de su tiempo. Pero allí, en Belén, había promesa de novedad, había promesa de gratuidad. Allí estaba sucediendo algo nuevo. Los magos pudieron adorar porque se animaron a caminar y postrándose ante el pequeño, postrándose ante el pobre, postrándose ante el indefenso, postrándose ante el extraño y desconocido Niño de Belén descubrieron la Gloria de Dios”.

     

    enviar a un amigo Versión para imprimir











    01/10/2015 VATICANO
    Papa: “Jamás, jamás, jamás se apague en nuestro corazón la nostalgia de Dios”
    “Un corazón que no tenga nostalgia, no conoce la alegría. Y la alegría, justamente es nuestra fuerza: la alegría de Dios”. “Preguntémonos cómo es nuestra nostalgia de Dios: ¿estamos contentos, estamos felices así o todos los días tenemos el deseo de ir adelante?”.

    23/12/2015 TURQUIA
    Bartolomé I: el Niño Jesús, obligado a ser un refugiado: “es el real defensor de los prófugos de hoy”
    El mensaje del Patriarca ecuménico para Navidad: Es “una ignominia para el género humano” el hecho de que también hoy muchos niños “que tienen derecho a la vida, a la educación y al crecimiento dentro de sus propias familias”, estén obligados a dejar su tierra. La ayuda y asistencia para esos hermanos “serán, para el Señor que nace, como dones más preciosos que los regalos de los Reyes magos”.

    26/02/2017 13:09:00 VATICANO
    Papa: Dios no es un ser distante y anónimo: es nuestro refugio

    En el Ángelus, Francisco pide a todos a redescubrir que Dios es Padre "en esta era de huérfanos". La "búsqueda obsesiva de bienes y riquezas terrenales" es "ilusoria y causa de la infelicidad". "Superar los tormentos y las adversidades de la vida" confiándonos al amor del Padre, como lo demuestra "el testimonio de tantos de nuestros hermanos y hermanas" perseguidos. Saludos a los grupos de "Día de la “Jornada de las Enfermedades Raras".



    06/02/2015 VATICANO
    Papa: también hoy muchos "son perseguidos, odiados, expulsados de sus casas, torturados, masacrados" porque son cristianos
    El martirio de los cristianos no es una cosa del pasado. "Nuestros mártires, que terminan sus vidas bajo autoridades corruptas de gente que odia a Jesucristo". "También yo terminaré". "Todos terminaremos" y "esto, al menos para mí, hace rezar para que esta anulación se asemeje los más posible a Jesucristo, a su morir".

    06/01/2016 VATICANO
    El Papa en la Epifanía: Para la Iglesia, "no hay otro camino. La misión es su vocación"
    En la celebración de la Misa por la Epifanía, el Papa Francisco reitera la naturaleza misionera - no proselitista – de la Iglesia. La Iglesia vive del "mysterium Lunae": ese reflejo de la luz de Dios, "no puede esperar brillar por su cuenta". "Al igual que los Reyes Magos a muchas personas, incluso hoy en día, viven con el" corazón inquieto "que sigue pidiendo". Frente al niño y a su madre, "presentemos nuestros regalos: nuestra libertad, nuestra inteligencia, nuestro amor".



    Noticias destacadas

    VATICANO
    El Papa a los jóvenes: Memoria del pasado, coraje en el presente, esperanza para el futuro



    Hoy se difundió el Mensaje para la 32da Jornada Mundial de la Juventud, sobre el tema “El Todopoderoso ha hecho grandes cosas por mí”. El modelo de María en su encuentro con Isabel. Rechazar la inmovilidad del “sofá” donde se está cómodos y seguros. Vivir la experiencia de la Iglesia, pero no como una “flashmob” instantánea. Redescubrir la relación con los ancianos. Vivir el futuro de manera constructiva, y no subestimando “las instituciones del matrimonio, de la vida consagrada, de la misión sacerdotal”. 


    AFGANISTAN
    P. Moretti: Las Pequeñas hermanas de Jesús, por 60 años “afganas entre los afganos”



    Vivieron 60 años al servicio de los necesitados. Se quedaron en Kabul durante la ocupación soviética, el control de los talibanes y los bombardeos de la Otan. Respetadas por todos, también por los talibanes. Este mes de febrero terminó su experiencia, según el p. Moretti “una historia a la cual mirar”.


    AsiaNews IS ALSO A MONTHLY!

    AsiaNews monthly magazine (in Italian) is free.
     

    SUBSCRIBE NOW

    News feed

    Canale RSScanale RSS 

    Add to Google









     

    IRAN 2016 Banner

    Books
    by Fabrizio Meroni
    pp. 288
    by Gerolamo Fazzini, 7 euro
    pp. 128
    by Paolo Nicelli
    pp. 136
    by Piero Gheddo
    pp. 504
    by Claire Ly
    pp. 160
    by Piero Gheddo
    pp. 320
    by Gianni Criveller
    pp. 132

    2003 © All rights reserved - AsiaNews C.F. e P.Iva: 00889190153 - GLACOM®