15/02/2020, 12.49
VATICANO-CHINA
Enviar a un amigo

Por primera vez en más de 50 años, el ‘Ministro de Relaciones Exteriores’ del Vaticano se reúne con el de China

de Bernardo Cervellera

Anoche a las 21, se difundió un comunicado de la Oficina de Prensa. Subraya la importancia del Acuerdo provisorio referido al nombramiento de obispos y a la prosecución del diálogo. Silencio sobre las dificultades que viven actualmente las comunidades cristianas y los pastores. Solidaridad con la población azotada por el coronavirus. Impulso a la cooperación internacional. Las críticas a Wang Yi, de Estados Unidos y  Europa. Un gesto de misericordia para con China, que con frecuencia es excesivamente “demonizada”.

Roma (AsiaNews) – Por primera vez en más de 50 años, un “ministro de Relaciones Exteriores” vaticano se reunió con su contraparte de la República Popular de China. En efecto, ayer, Mons. Paul Richard Gallagher, el Secretario de la Santa Sede a cargo de las relaciones con los Estados, mantuvo un coloquio con Wang Yi, el Consejero de Estado y ministro de Exteriores chino. Ambos se encuentran en Munich, para participar en la Conferencia sobre Seguridad, que reúne a cuando menos 35 jefes de Estado y de gobierno.  

China y la Santa Sede no tenían encuentros de semejante nivel, cuando menos, desde el año 1951, cuando Beijing interrumpió las relaciones diplomáticas con el Vaticano y expulsó al nuncio de aquél entonces, Mons. Antonio Riberi, que durante años intentó, en vano, contactarse y dialogar con Mao Zedong. 

Ni siquiera las recientes relaciones con el Vaticano y los diálogos entre las dos delegaciones, que tienen lugar periódicamente, han implicado a personalidades chinas a nivel gobierno; solo han participado empleados y funcionarios. 

La Oficina de Prensa vaticana celebró este importante paso con un comunicado, que fue difundido anoche a las 21. A continuación, el texto completo: 

“Hoy, 14 de febrero de 2020, al margen de la Conferencia de Seguridad de Munich 2020, tuvo lugar un encuentro entre Su Excelencia Mons. Paul Richard Gallagher, Secretario de Relaciones con los Estados de la Santa Sede, y su Excelencia, el Sr. Wang Yi, Consejero de Estado y Ministro de Relaciones Exteriores de la República Popular de China. 

Durante el coloquio, desarrollado en un clima cordial, se evocaron los contactos entre las dos partes, cuyo desarrollo ha sido positivo a lo largo del tiempo. En particular, se destacó la importancia del Acuerdo Provisorio sobre el nombramiento de Obispos, firmado el 22 de septiembre del 2018, y se renovó asimismo la voluntad de proseguir con el diálogo institucional a nivel bilateral, para favorecer la vida de la Iglesia Católica y el bien del pueblo chino. Se expresó aprecio por los  esfuerzos que se llevan a cabo para erradicar la epidemia de coronavirus que afecta a la población china. 

Por último, se expresó el deseo de una mayor cooperación internacional, a fin de promover la convivencia civil y la paz en el mundo, y se intercambiaron consideraciones respecto al diálogo inter-cultural y a los derechos humanos”

Cabe destacar, en el comunicado, la “importancia” otorgada al Acuerdo Provisorio, que hasta ahora ha evitado -un riesgo que se había vaticinado a principios del 2018 - una serie de nombramientos de obispos ilícitos e “independientes” de la Santa Sede. También es cierto que desde que se firmó el Acuerdo, no ha habido ningún nombramiento de obispos: solo hubo dos ordenaciones, pero los candidatos habían sido elegidos mucho antes de la firma del Acuerdo. En el comunicado se hace referencia al futuro (“proseguir...”), pero no se hace ni una sola mención de las dificultades que viven actualmente las comunidades cristianas y los pastores, tanto oficiales como no oficiales. En cambio, se subrayan “los esfuerzos” para erradicar la epidemia de coronavirus y la “solidaridad” hacia “la población afectada”. Hace algunos días, el Vaticano envió a China entre 600-700mil máscaras quirúrgicas, y Papa Francisco ha pedido en muchas ocasiones a los cristianos que recen por los chinos y por China, en este momento tan difícil para todo el país. 

El deseo de una “mayor cooperación internacional” es fundamental: la guerra de aranceles con los Estados Unidos, las manifestaciones de Hong Kong, las pretensiones de Beijing sobre el Mar de China meridional y el silencio mantenido por China, durante casi un mes y medio, respecto a la epidemia de coronavirus, hacen que crezcan las críticas hacia Beijing. Hay una mirada de temor hacia Beijing, por la escasa confianza que despierta tanto desde el punto de vista político como económico y social. 

Precisamente hoy, en la Conferencia de Munich, Wang Yi debiera pronunciar su discurso: muchos prevén que éste sea criticado por los Estados Unidos y por los representantes europeos. 

El comunicado de la Santa Sede es un gesto de misericordia hacia la China, que con frecuencia es “demonizada” por el virus y por sus ambiciones hegemónicas; un gesto que apunta a un acuerdo multipolar, como a menudo ha subrayado el Papa Francisco. 

Desde este punto de vista, es muy interesante el comunicado que la agencia Xinhua publicó hoy a las 13:57 (pero que lleva la fecha de ayer, 14 de febrero). En la reseña del encuentro entre  Wang Yi y Mons. Gallagher, se lee: “El ministro de Relaciones Exteriores de China ha dicho que la parte china cree que el Vaticano podrá jugar un rol constructivo para solicitar a la comunidad internacional que sostenga y coopere con los esfuerzos de China para combatir la epidemia de un modo objetivo, racional y científico, salvaguardando al mismo tiempo la seguridad y la salud en el mundo”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Sacerdote chino: para la Iglesia china, nada ha cambiado después del acuerdo
19/11/2018 11:07
Forbes: China ocupa el segundo puesto en el ranking de multimillonarios y las mujeres asiáticas prevalecen entre las “autónomas”
21/03/2017 10:18
El acuerdo sino-vaticano, un nuevo acuerdo de Munich
29/11/2018 10:41