17/06/2016, 14.10
IRAN-EEUU-ONU
Enviar a un amigo

Teherán denuncia a los EEUU ante el tribunal de la ONU por “apropiación indebida” de dos millardos de dólares

La controversia se refiere a los bienes de propiedad del Banco central iraní, congelados por Washington. La Corte suprema de los EEUU estableció que sean restituidos a los familiares de las víctimas del terrorismo en el Líbano y Arabia Saudita. Una acusación rechazada con fuerza por la República islámica, que habla de violación del Tratado de amistad de 1955 entre Washington y Teherán.

Teherán (AsiaNews/Agencias)- Irán inició una causa contra los EEUU en la Corte internacional de Justicia (ICJ), el máximo organismo judicial de la ONU, contra lo que se define como una “apropiación indebida” de fondos pertenecientes a la República islámica. La referencia es a los dos millardos de dólares de bienes de propiedad de Teherán, hasta hoy “congelados” por los EEUU; en los meses pasados, la Corte suprema americana rechazó la restitución al Banco central iraní y ordenó que el dinero fuese trasferido a los familiares de los ciudadanos asesinados en ataques terroristas, detrás de los cuales se sospecha esté la mano de Irán.

En la instancia presentada en el tribunal de La Haya (Holanda), los altos mandatarios de la República islámica subrayan que “Irán y las compañías iraníes del Estado deben poder gozar de la inmunidad respecto a una eventual acción legal” de un juez estadounidense. Esto, agregan, es cuanto estableció el Tratado de amistad firmado el 15 de agosto de 1955 (que entró en vigor el 16 de junio de 1957), que regula, entre otras cosas, las relaciones diplomáticas, las relaciones económicas y los derechos consulares.

En la sentencia emitida el pasado mes de abril, la Corte suprema de los EEUU decidió bloquear la restitución de fondos, estableciendo que el dinero fuera usado a modo de indemnización de los sobrevivientes y de los familiares de las víctimas de atentados atribuidos al país de los ayatolá. Entre éstos, estarían el bombardeo de un cuartel de marineros americanos en Beirut en 1983 y el ataque a las Khobar Towers de 1996 en Arabia Saudita.

La sentencia del tribunal se refiere a casi un millar de ciudadanos estadounidenses.

La causa intentada en el ICJ fue confirmada por el presidente iraní, Hassan Rouhani, que en una nota oficial relanzada por la agencia de Estado Irna, promete “llevar adelante nuestra causa hasta que obtengamos resultados”. El presidente reformista además agregó que “los tribunales estadounidenses han establecido, en violación de la ley, que estos fondos sean devueltos a los americanos y a los familiares de las víctimas asesinadas en Líbano”. “Queda por entender-se pregunta el presidente- qué hacían esos americanos en el Líbano, y de qué manera esta cuestión debiera relacionarse con Irán”.  

Después de años de embargo, Irán obtuvo un parcial alivio de las sanciones económicas por parte de Occidente, a cambio del acuerdo sobre el controvertido programa atómico (para usos civiles según Teherán, para producir la bomba según otros países entre los cuales figuran Israel).

Sin embargo, los EEUU han mantenido en vigor toda una serie de sanciones a raíz del programa de misiles balísticos de Teherán y del apoyo (armado) brindado a movimientos chiíes en Oriente Medio. Entre éstos, por apoyar a los Hezbolá en el Líbano, al gobierno de Damasco en Siria y a los Houthi rebeldes en Yemen.

Los bancos europeos, que tienen filiales en territorio americano, se demostraron tímidos y aún no han promovido totalmente una recuperación de los negocios y de las relaciones comerciales con Teherán, temiendo procedimientos judiciales transoceánicos. Asimismo, recientemente, Washington bloqueó el uso del dólar en las transacciones bancarias, frenando nuevos contratos económicos establecidos después del acuerdo en materia nuclear. Obstáculos que, de hecho, favorecen a las facciones fundamentalistas internas en Irán y pone en crisis el programa de reformas del presidente moderado Hassan Rouhani.

La instancia planteada en la Corte internacional de justicia contesta el congelamiento de los fondos, fruto de la posición del gobierno estadounidense, que continúa considerando a Irán como una nación que “patrocina” el terrorismo de Estado. El presidente Rouhani reafirmó que “Irán y las compañías iraníes deben poder gozar de inmunidad” y no pueden ser juzgadas por tribunales de los EEUU. Por eso, Teherán elevó una “protesta oficial” y pide sean restituidos los dos millardos de dólares “robados” por los americanos.

Ahora, el tribunal de la ONU, que celebró recientemente sus 70 años de actividad, deberá decidir si la cuestión pertenece a su jurisdicción.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
ONU: Irán respeta los acuerdos en materia nuclear
01/09/2017 11:18
A pesar de las sanciones estadounidenses, crece la venta de petróleo iraní
20/02/2019 11:10
Israel, ex jefe de inteligencia: Trump debe mantener el acuerdo iraní en materia nuclear
10/10/2017 13:58
Teherán pide ayuda a la ONU por los fondos iraníes congelados en EEUU, gestionados por la Corte suprema
29/04/2016 15:15
La exclusión del encuentro con Assad habría motivado la renuncia de Zarif (reincorporado)
05/03/2019 11:18