17/01/2020, 13.39
MYANMAR-CHINA
Enviar a un amigo

Xi Jinping visita Myanmar: en la mesa economía y geopolítica

Los dos gobiernos firmarán decenas de acuerdos económicos. Naypyidaw representa para Beijing una unión crucial para la estrategia china de los “dos océanos”. Muchos birmanos, comprendidos hasta generales del ejército, desarrollaron un profundo miedo hacia China. Es opinión difundido que China quiera un Myanmar débil e inestable, al fin de mantener control e influencia.

 

Naypyidaw (AsiaNews/Agencias) – El presidente chino Xi Jinping llega hoy a Myanmar para una visita de 2 días con un fuerte significado geopolítico, en el año en el cual los 2 países celebran lo 70 años de relaciones diplomáticas. La finalidad del viaje de Xi es reforzar las relaciones económicas a lo largo de la frontera compartida, así como también las inversiones chinas en otras partes de Myanmar en el ámbito de la Belt and Road Initiative (BRI) y los proyectos infraestructurales de Corredor económico China-Myanmar (CMC).

Según analistas y observadores, los dos gobiernos firmarán decenas de acuerdos económicos, proyectos de mejoramiento de las rutas, promoción de las relaciones comerciales y asistencia al desarrollo social y económico. Los intereses del presidente chino están concentrados sobre la situación de proyectos como el puerto marítimo de la Zona económica especial de Kyaukphyu, en el Estado de Rakhine (Myanmar occidental); la Zona de cooperación económica, en la frontera septentrional y nororiental de Myanmar y el proyecto New Yangon City.

Myanmar representa para Beijing una unión crucial para la estrategia china de los “dos océanos”- con referencia al Pacífico e Índico. Ella mira a redistribuir los equilibrios de poder en la región en favor del régimen comunista, expandiendo las operaciones navales del Mar chino meridional hacia el Océano Índico, donde Beijing de realizar “operaciones en mar abierto”. Pero los intereses geopolíticos, económicos y estratégicos de China en Myanmar son actualmente objeto de muchos debates. Críticos afirman que Myanmar esté volviendo a la órbita de China o que hasta le cueste mantener su neutralidad e independencia.

Muchos ciudadanos de Myanmar, comprendidos hasta generales del ejército, han desarrollado un profundo miedo hacia China. Durante la dictadura, muchas personas oprimidas oprimidas en Myanmar han denunciado el apoyo de China al brutal régimen que gobernó al país con mano dura. Pero hoy, la comunidad empresarial birmana estaría demasiado feliz de ver aún más inversiones chinas. Pero ambientalistas y activistas por los derechos humanos en Myanmar, por otro lado, invitan a China a abandonar una serie de controvertidos proyectos en el país-como el dique de Myitstone en el Estado de Kachin. Según los opositores, a estos megaproyectos les falta transparencia e información pública; por esto, afrontan las resistencias de las comunidades locales. 

En el frente militar, los generales de Myanmar son desconfiados en relación de la influencia china sobre los ejércitos étnicos rebeldes y recientemente expresaron preocupación por apoyo de Beijing- bajo forma de ventas de armas-a grupos que obran a lo largo de la frontera septentrional. Diversas organizaciones armadas tienen relaciones muy estrechas con China; la prueba está en las numerosas declaraciones oficiales dadas ayer, que dan la bienvenida al presidente Xi. Además, el calor de China en relación con el gobierno civil es también un punto doloroso para los líderes militares de Myanmar y ha seguramente creado una nueva dinámica en la política interna. En esta época de transición post-dictadura, Myanmar administró conjuntamente por dos fuerzas: un gobierno civil y el ejército.

Muchos en Myanmar sostiene  que China quiera un Myanmar débil e inestable, con el fin de mantener el control y la influencia sobre el país. Sin embargo, Myanmar reconoció el apoyo de de China frente a la condena internacional y a las sanciones del Occidente por la crisis humanitaria que invistió a la minoría rohingyá en el Estado de Rakhine; Napyidaw agradeció a beijing y muchos ciudadanos son conscientes que, en un momento crítico, China prefirió apoyar a Myanmar, en vez de unirse a la comunidad internacional.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Corredor China-Pakistán: cuando la Belt and Road es un ‘camino hacia la nada’
07/03/2020 10:48
Pakistán construirá la represa sin Beijing. Cruje la Belt and Road Initiative
20/11/2017 16:24
Laos: de los mega-proyectos chinos ‘poco empleo y tantas deudas’
30/03/2019 13:02
La ilusión de una cooperación ‘win-win’ en las nuevas Rutas de la Seda chinas
01/04/2019 12:12
Yakarta ofrece a Beijing proyectos por 60 millardos, pero advierte: con nosotros no se haga ninguna trampa
07/12/2018 15:58