26/10/2018, 14.59
SIRIA
Enviar a un amigo

Yo, periodista cristiano, traicionado por la indiferencia del Occidente por Siria

Souleman Yusph fue arrestado a inicios de octubre por las milicias asirias ligadas a la administración kurda por sus artículos de denuncia contra el intento de clausurar las escuelas cristianas. Sufrió abusos físicos y psicológicos. No obstante las intimidaciones asegura que quiere continuar su trabajo. La desilusión por las políticas de los EEUU y por la comunidad internacional en Siria.

 

Hassaké (AsiaNews) - La “desilusión” por la indiferencia del Occidente, sobre todo de los EEUU, que puede “ejercitar presiones” en defensa de los cristianos en Siria y demuestra que no se ocupa de ellos “ni de su futuro”. Y el miedo de terminar aún en la mira de las autoridades kurdas y de una facción cristiana su aliada, que lo ha detenido y secuestrado por diversos días, sometiéndolo a torturas, sólo por haber denunciado con sus escritos y sus posteos en la red sobre los abusos y las violaciones. Es cuanto narra a AsiaNews, el periodista cristiano Souleman Yusph, originario de Qamishli, ciudadela del nordeste de Siria situada en un área controlada por los kurdos, investigador especializado en cuestiones que se refieren a la minorías.

Liberado después de algunos días de detención, durante los cuales afirma haber entendido el valor y la importancia de la libertad, personal y no, él no ahorra acusaciones a una nación y a los ciudadanos ya acostumbrados al rol de víctimas de “la tiranía, la abolición y el rechazo”. No obstante todo esto él asegura que quiere “continuar escribiendo” y contar los eventuales abusos o violaciones contra los cristianos, partiendo justamente de la cuestión de las escuelas del área kurda todavía en riesgo de clausura.

A continuación publicamos, cuanto narró en esta entrevista a AsiaNews:

¿Quién está detrás de su arresto? y ¿temió por su suerte?

Me han arrestado algunos miembros de la Sutoro, las Fuerzas de seguridad siríacas, falange armada del partido unión siríaca (SUP), que se unió a la así llamada Federación democrática de Siria del Norte (Kurdistán sirio) en la región de Jazira. Los agentes han tomado de asalto mi habitación, como si estuviesen irrumpiendo en un cueva de terroristas. Allanaron la casa y confiscaron mi ordenador, los teléfonos celulares, CD y llaves usb. Luego me han amordazado y me llevaron a 200 Km de distancia de Qamishli, mi ciudad natal, a uno de los campos de adiestramiento de las Fuerzas militares siríacas (SMF), ala armada del SUP. Me esposaron, en parte torturado con un bastón eléctrico. la habitación era caliente y con muy poco aire. Transcurrí la primera noche con los insectos como mis únicos compañeros, aislado del mundo. En la celda comprendí el valor de la libertad.

¿En base de cuáles acusaciones fue detenido?
 

Me arrestaron por haber ofendido en modo deliberado a su partido, la Unión siríaca, en mis escritos y porque lo habría hecho detrás de la sugerencia de otros partidos. Durante el interrogatorio negué decididamente estas acusaciones. Lo que escribí está dentro de la libertad de crítica sobre las posiciones del SUP en referencia a cuestiones de primera importancia que se refieren al pueblo asirio; entre éstas está el problema de las escuelas en la región de Jazira.

¡Temió por su vida? ¿Y en qué pensó en los días de su detención?

Viví una experiencia terrificante: me sacaron fuera del automóvil para llevarme al centro de detención, me torturaron con descargas eléctricas, acusado de haber formado parte de grupos terroristas y haber tenido contacto con Daesh (acrónimo árabe por Estado islámico, EI) y me amenazaron de matarme. En aquel momento pensé que mi vida había llegado a su fin. Durante el periodo de detención tuve pensamientos horribles. Pensé en mi familia, en sus sufrimientos y el pánico que probé cuando los milicianos atacaron mi casa y su ansia por mi destino. La detención por manos de las milicias siríacas cristianas, parte de la autoridad kurda, me hizo entender que el problema no es el régimen sirio que gobernó el país por decenios, sino que es una cuestión radicada en la mentalidad del individuo nacido y crecido en un contexto de tiranía, abolición y rechazo del otro.

¿tenía temor que su obra de denuncia pudiese ponerlo en peligro?

Como opositor de largo curso del régimen sirio, no me habría esperado que serían las fuerzas del gobierno en Qamishli quienes irrumpieran en mi casa y me arrestaran. Aquello que jamás me hubiese esperado, en cambio, era la de terminar en la mira de un partido siríaco,asirio cristiano, del cual sería en teoría un seguidor y al cual le correspondía ser tutelado por los activistas y disidentes asirios.


¿Continuará su trabajo como antes o tiene miedo de nuevos ataques?

Ciertamente continuaré escribiendo, como lo hice siempre antes del arresto. Escribiré para hacer sentir mi voz y mis ideas en referencia a cuestiones que se refieren al nacionalismo y a nuestra nación, de interés para los asirios y para los sirios en general, sin por esto ofender a algún partido o autoridad. Las campañas de solidaridad que he verificado durante el periodo de detención, que superaron cualquier expectativa mía, reforzaron mi confianza y me han dado aún más fuerza moral y un motivo más para escribir.

¿Cómo es la situación de las escuelas y de los cristianos en las zonas kurdas?

Las escuelas están todavía en riesgo de clausura. Están entre la espada y la pared del régimen sirio y también del kurdo. Los kurdos tratan de imponer su propio currículum, que no es reconocido por ninguna autoridad internacional o local, con la fuerza en todos los institutos esparcidos en el territorio bajo su control. Por otro lado, el régimen amenaza retirar la licencia a las escuelas que no utilizan el currículum predispuesto por el ministerio de la Instrucción. No digo que la autoridad kurda quiera expulsar a los asirios y a los cristianos (y a los que no son cristianos) fuera de estas regiones. Sin embargo, algunas de estas políticas y prácticas equivocadas llevan a los cristianos (y no) a irse. El futuro de las escuelas asirias, el futuro de los asirios y de todos los cristianos de estas regiones está condicionado por el desarrollo de la crisis siria y la naturaleza de las soluciones que serán adoptadas.

¿Se sienten abandonados por la comunidad internacional y por el Occidente en particular?

La Jazira cristiana, controlada por los kurdos, es una zona bajo la influencia americana. Los EEUU pueden ejercitar presiones y pedir a sus socios kurdos ahorrar a los cristianos y asirios de los conflictos y no acarrear daños a sus escuelas privadas. Sin embargo, los americanos no lo hicieron porque a ellos no le importa nada de los asirios ni de los cristianos tampoco sobre el futuro de ellos. Los cristianos de Siria y de Oriente en general, ya desde hace tiempo están desilusionados por el comportamiento del Occidente y de la comunidad internacional. La respuesta a los sufrimientos de los cristianos en Siria no debería ser limitada a algunas ayudas humanitarias. La cuestión es ser o no ser. Los cristianos necesitan de alguien que pueda garantizar su seguridad y protección.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Mons. Hindo: el periodista cristiano fue liberado, temores por nuevos abusos kurdos
10/10/2018 14:52
Desapareció un periodista cristiano en el área kurda. Mons. Hindo: ‘Preocupación’
01/10/2018 14:23
Yakarta, centenares de estudiantes participan en "Vivir para Dios, una vida bien invertida"
23/08/2014
Arunachal Pradesh: escuelas católicas inspiradas en Madre Teresa, ‘milagro’ para la sociedad futura
07/09/2019 08:04