23/09/2022, 10.26
RUSIA
Enviar a un amigo

Crímenes en aumento: el patriotismo ruso de ‘los puños y los cuchillos’

de Vladimir Rozanskij

Es un efecto colateral de la guerra en Ucrania. Las disputas por el conflicto han culminado en varios homicidios. La zona más afectada es el sur de Rusia. Experto: El riesgo es que degenere y se extiendan los "pogromos" contra las personas no alineadas.

Moscú (AsiaNews) - Crecen las tensiones por la delincuencia en la Rusia de la gran movilización. Desde el comienzo de la agresión contra Ucrania los ciudadanos rusos se dividen entre el resentimiento, la exaltación y el miedo. Ahora aumenta el temor al creciente conflicto social entre quienes no quieren "morir por Putin" y quienes están dispuestos a matar para defender su patria.

En los últimos meses, en el sur de Rusia se han producido al menos tres asesinatos por discusiones callejeras sobre la guerra en Ucrania. En cada uno de estos casos, los investigadores negaron que ésta fuera la causa del crimen, o simplemente guardaron silencio sobre los motivos. Una investigación de Kavkaz.Realii trató de arrojar luz sobre estos acontecimientos y comentar su efecto en las relaciones sociales.

En la noche del 20 de junio, en el pueblo de Bolshaja Martinovka (región de Rostov), los lugareños mataron a golpes a Viktor Goldobin, un motociclista de 49 años. Según la versión oficial, dos hombres de 18 y 28 años discutieron con él en la mesa de billar, la situación culminó a los puñetazos y los hombres se dieron a la fuga, dejando al hombre muerto.

El caso fue clasificado como una "riña callejera repentina ". Sin embargo, un vídeo en Instagram muestra que uno de los asaltantes gritó: "¿Te gusta Ucrania?", mientras su mujer le incitaba: "¡saca a ese cabrón de aquí!". El vídeo estuvo en la red unos días, luego fue retirado y su autor cerró la cuenta. Un conocido de Goldobin dice que éste se manifestó abiertamente contra la política de Putin, y que tras la invasión de Ucrania había dicho a sus amigos que "la triste y corrupta embriaguez de los dirigentes ha llevado a Rusia al fascismo".

Un asesinato similar ocurrió en la ribera de Rostov del Don la noche del 15 de agosto, cuando un capitán del ejército ruso, de 33 años y originario de la provincia de Moscú, disparó con su Makarov a Roman Govasari, de 51 años, que transportaba materiales para hacerse de un dinero extra.

Según la publicación local 161.ru, los primeros interrogatorios de la policía indican que se produjo una acalorada discusión entre ambos sobre Ucrania. Sin embargo, no hubo ningún comentario oficial por parte de la jefatura de policía ni del ejército, y el militar estuvo recluido en régimen de aislamiento durante dos meses. El hijo de la víctima, Roman Junior, concedió varias entrevistas en las que dijo que no creía la versión de la discusión sobre Ucrania, porque su padre siempre le aconsejaba que evitara hablar de cuestiones políticas.

El 25 de agosto, en Gelendzhik, una pelea entre un turista de 32 años de Belgorod y un lugareño acabó en una tragedia. Parecía una clásica discusión de borrachos, pero al día siguiente apareció un vídeo en Telegram, difundido inmediatamente después de la detención del sospechoso del asesinato, Nikolaj Pavlov, en el que cuenta que el fallecido era ucraniano y había "prometido cortarle la cabeza a mi madre".

Las cámaras de vigilancia captaron el momento del asesinato: la filmación muestra a cuatro hombres, uno de los cuales está arrodillado frente a los demás; de repente, uno de ellos lo deguella con un cuchillo, que posteriormente fue hallado por los investigadores. Según algunos testigos, la discusión duró al menos una hora y media y versó sobre la guerra en Ucrania, pero la jefatura de la policía regional de Krasnodar la calificó de "conflicto por cuestiones personales".

Las tensiones internas de la sociedad rusa han alcanzado niveles exacerbados debido a la guerra de Ucrania, como confirma Mijaíl Savva, doctor en ciencias políticas, director del grupo de análisis "Sova": "La propaganda oficial ha cambiado. Ya no es sólo propaganda de masas, pues tampoco hay alternativas posibles, siendo que la expresión de opiniones diferentes está prohibida por ley y debe ser castigada. Por lo tanto, quien se atreve a apoyarlas se convierte en un paria para toda la sociedad. Si el Estado no actúa, entonces hay alguien dispuesto a hacer justicia por mano propia o con las armas a su disposición. El riesgo es que degenere en formas generalizadas de "pogromos" contra los no alineados.

El profesor Savva también señala como causa concomitante el creciente número de personas que regresan del combate con el sistema nervioso destrozado, sedientos de enfrentamientos con enemigos y traidores. Por último, a muchos les consume la ira por complejos de culpa superpuestos -contra Occidente y las sanciones, o contra los dirigentes del país y el ejército, por no haber podido hacer nada para evitar el desastre- y sienten la necesidad de actuar de alguna manera.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Kiev quiere destruir el puente de Putin en Crimea
21/06/2022 11:44
Bangladesh: tres arrestados por el homicidio de bloggers opositores al Islam
19/08/2015
Invasión en Ucrania: el Donbass olvidado
03/03/2022 10:00
‘Z’, la nueva esvástica de las fuerzas rusas en Ucrania
10/03/2022 10:46
Ataque a Ucrania: Beijing suaviza su apoyo a Moscú tras las reacciones negativas
28/02/2022 13:04


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”