14/06/2022, 12.19
KAZAJISTÁN
Enviar a un amigo

El nuevo Kazajistán de Tokaev

de Vladimir Rozanskij

Con la aprobación de la nueva Constitución, el presidente kazajo tiene la tarea de superar 30 años de inmovilismo postsoviético. Se han creado consejos consultivos locales para fomentar la participación popular, pero el control sigue en manos de los políticos. El único efecto práctico hasta ahora es haber destronado al "padre de la patria" Nazarbaev.

 

Moscú (AsiaNews) - Tras la aprobación casi plebiscitaria de las enmiendas constitucionales el pasado 5 de junio, el presidente de Kazajistán Kasym-Žomart Tokaev deber ahora demostrar que no se trata solo de dar una mano de pintura a las instituciones oxidadas por 30 años de inmovilismo post-soviético, sino de llevar a cabo cambios profundos que permitan abrir el camino hacia un futuro diferente. Desde el mensaje a la nación del 16 de marzo, el mandatario predica la "necesidad de modernizar" el país recuperando las "tradiciones de la democracia esteparia, que son la base de nuestra unidad".

Un instrumento fundamental de esta renovación en la tradición, según Tokaev, son los "consejos sociales" (obščestvennye sovety). Son órganos consultivos de participación a nivel nacional y municipal, que en la nueva concepción constitucional deben asumir cada vez mayor importancia. En efecto, ahora el centro pide a las regiones y a los entes locales que elaboren propuestas sobre la composición de estos consejos, y el debate es cada vez más intenso en todo el país; sin embargo, como no son órganos decisorios muchos comentaristas hablan de una “plataforma decorativa para el diálogo”.

Tuvo mucha repercusión un mensaje a los parlamentarios que publicó en Facebook el empresario agrícola Bekžan Kenžegulov, de 32 años. Kenžegulov señala que "Otyrar no es solo un cementerio donde la gente viene a leer el Corán, es un lugar donde viven jóvenes y ancianos, ¡donde se trabaja la tierra!”. Otrar es un yacimiento arqueológico cerca de Karatau, donde se encuentran los restos de la mítica "ciudad fantasma". En la antigüedad fue una parada clave de la Ruta de la Seda, centro de un gran oasis y un distrito político muy importante del Imperio Corasmio, posteriormente destruido por Genghis Khan a principios del siglo XIII. Bekžan invitó a los diputados a visitar el pueblo que se encuentra a poca distancia de las ruinas, acompañando su publicación con la firma de 135 residentes de la zona.

El empresario abandonó sus negocios en la ciudad para volver a la "patria chica" a cultivar maíz y hierbas medicinales. En el mensaje expresa su preocupación por la supervivencia y desarrollo de las realidades originarias de Kazajistán, y quiere dar un ejemplo de solución compartida de los problemas. En mayo participó en el kurultay (gran consejo) de los operadores agrícolas en Nur-Sultan, tratando de alentar a sus colegas de las provincias más remotas para que hagan oír su voz.

A raíz de los disturbios que se produjeron en enero, muchos gobernadores comenzaron a hablar cada vez más sobre un "nuevo Kazajistán" y sobre la necesidad de involucrar a los jóvenes en las actividades sociales, pero hasta ahora los concursos para formar parte de los consejos consultivos están controlados por las burocracias sin dejar realmente espacio a los ciudadanos. En Otrar las listas para los concursos se publicaron en mayo sin que la prensa les dedicara demasiada atención y después se descubrió que ya se habían cerrado en abril, con delegados controlados por la comisión especial del Maskhilat, el parlamento regional.

En los consejos no hay límites de edad, y el 30% de los miembros está reservado para los más jóvenes, a los que se debe "dar paso", según las indicaciones presidenciales. Sin embargo, las candidaturas siguen estando controladas por los partidos del gobierno y la oposición, tratando de reproducir los equilibrio de la política central. La falta de transparencia y efectiva apertura a la participación solo es otra manera de perpetuar las lógicas corruptas que hasta ahora han impedido cualquier cambio real, y no será fácil salir de ese “estancamiento”.

Tras los disturbios de principios de año, la administración del presidente ha comenzado una obra de modernización y saneamiento de todas las estructuras sociales, tratando de liberarse de la pesada herencia del prolongado régimen de Nursultan Nazarbaev, ahora completamente destronado por la nueva Constitución. Han aparecido muchos activistas de organizaciones humanitarias y juveniles, comprometidos con la defensa de los derechos de las personas y con la lucha de las estepas entre lo viejo y lo nuevo, para una nueva síntesis de tradición y modernidad.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Nursultán, el Presidente Tokaev llama a afrontar la crisis económica y lingüística
03/09/2021 09:55
Las cuentas de Tokaev, entre bancos y guerras
26/09/2022 11:45
Los kazajos aprueban la Constitución de Tokaev
07/06/2022 11:20
Nursultán: los negocios de la familia Tokaev
21/04/2022 12:09
Kazajistán, a un mes de las protestas
04/02/2022 11:39


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”