14/04/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: el seminario no es un refugio: "¡Guay, a los malos pastores!"

Encontrandose con los seminaristas del pontificio colegio leoniano de Anagni, Francisco indica los "cuatro pilares de la formación": "La vida espiritual, fuerte; la vida intelectual, seria; la vida comunitaria y al final la vida apostólica". "Mejor perder una vocación que arriesgar con un candidato no seguro".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- El seminario "no es un refugio para tantas limitaciones que podamos tener" o "porque no tengo el coraje de ir adelante en la vida", es "para ir adelante" en el camino que lleva a ser "no funcionarios de una empresa", sino "buenos pastores". De otro modo es mejor tener "el coraje de buscar otro camino". El encuentro de hoy con los seminaristas del Pontificio colegio leoniano de Anagni, donde se preparan los futuros sacerdotes de la región Lacio, dio ocasión al Papa Francisco para evidenciar los "cuatro pilares de la formación" de cómo prepararse para ser "pastores a imagen de Jesús", "Y ¡guay con los pastores malos!".

"Como cada seminario- dijo- también el vuestro tiene como finalidad de preparar los futuros ministros ordenados en un clima de oración, de estudio y de fraternidad. Es esta la atmósfera evangélica, esta vida de Espíritu Santo y de humanidad, que consiste a cuántos se sumergen en asimilar día tras día los sentimientos de Jesucristo, su amor por el Padre y por la Iglesia, su dedicación sin reservas al Pueblo de Dios. Oración, estudio, fraternidad y también vida apostólica: son los cuatro pilares de la formación, que inter-cooperan. La vida espiritual, fuerte; la vida intelectual, seria; la vida comunitaria y al final, la vida apostólica, pero no en orden de importancia. Todas las 4 son importantes, si falta una de las formaciones no es buena. Y estas 4 inter-cooperan. Cuatro pilares, cuatro dimensiones sobre los que tiene que vivir un seminario".

"Vosotros, queridos seminaristas, no os estáis preparando para una profesión, para ser funcionarios de una empresa o de un organismo burocrático". "Tenemos tantos curas a mitad del camino. Un dolor, que no lograron llegar al camino completamente; tienen algo de funcionarios, alguna dimensión burocrática y esto no hace bien a la Iglesia. Me encomiendo, ¡estéis atentos a no caer en esto! Vosotros  se están convirtiendo en pastores a imagen de Jesús Buen Pastor, para ser como Él y en presencia de Él en medio de su grey, para pacer a sus ovejas". "Frente a esta vocación nosotros podemos responder como la Virgen al ángel: "¿Cómo es posible esto?". Convertirse en "buenos pastores" a imagen de Jesús "es una cosa demasiado grande, y nosotros somos tan pequeños", pero en realidad "no es obra nuestra", "es obra del espíritu Santo, con nuestra colaboración". "Se trata de ofrecer humildemente a sí mismo", como creta que hay que plasmar, porque le alfarero, que es Dios, la trabaje con agua y el fuego, con la Palabra y el Espíritu".

Es verdad, agregó el Papa, "que al inicio, no siempre hay una total rectitud de intenciones", agregando que "es difícil que exista". "Todos nosotros siempre hemos tenido estas pequeñas cosas que no eran de rectitud de intención, pero esto con el tiempo se sucede con la conversión de cada día. Pro, ¡pensemos en los Apóstoles! Piensen en Juan y Santiago, que uno quería ser primer ministro y el otro ministro de economía, porque era más más importante. Los apóstoles... pensaban en otra cosa y el Señor con tanta paciencia... hizo la corrección de la intención y al final fue tanta la rectitud de intención de ellos que han dado la vida en la predicación y en el martirio. ¡No se asusten!. "Habla con tu padre espiritual, habla con tus formadores, reza, reza, reza y verás que la rectitud de la intención irá adelante".

Se trata, entonces, de "meditar cada día el Evangelio, para trasmitirlo con la vida y la predicación", de "experimentar la misericordia de Dios en el sacramento de la Reconciliación, y esto no lo dejes nunca", de "alimentarse con la fe y con amor a la Eucaristía, para nutrir con ella al pueblo cristiano". Significa ser hombres de oración, para convertirse en voz de Cristo que alaba al Padre e intercede constantemente por los hermanos". Si "no están dispuestos a seguir este camino, con estas actitudes y con estas experiencias es mejor que tengan el coraje de buscarse otro camino". "Hay muchos modos, en la Iglesia, de dar testimonio cristiano y tantos caminos que llevan a la santidad también. ¡Guay, a los Pastores que se pastorean a sí mismos y no a la grey!- exclamaban los profetas, con tanta fuerza".

Agustín, dijo aún el Papa, toma esta frase profética en su "De pastoribus". "¡Guay a los malos pastores, porque el seminario, digamos la verdad no es un refugio por tantas limitaciones que podemos tener, un refugio de faltas psicológicas o un refugio porque no tengo coraje de ir adelante en la vida y busco un lugar que me defienda". "No, no es eso. "Si vuestro seminario fuese eso, ¡se convertirían en una hipoteca para la Iglesia! No, el seminario es justamente para ir adelante, adelante en este camino y cuando sentimos a los profetas decir "¡Guay!" y que este "¡Guay!" les haga reflexionar seriamente sobre vuestro futuro. Pío XI, una vez dijo que "era mejor perder una vocación que arriesgarse con un candidato inseguro, Era alpinista, conocía bien estas cosas".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Dacca, el gobierno apoya la formación religiosa de los sacerdotes ‘para promover la armonía religiosa’
24/03/2018 12:49
Papa: las intenciones de oración sean por las necesidades concretas de la Iglesia y del mundo
14/02/2018 12:59
Papa: Esperamos la venida del esposo. Y el sueño de la muerte no nos asusta
12/11/2017 14:19
Bangladesh, un seminario para “actualizar” a sacerdotes e imanes, y para relanzar el diálogo
21/05/2016 11:16
Papa: Algunos se aprovechan del virus para buscar ventajas económicas o políticas
09/09/2020 12:38


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”