15/09/2022, 13.38
KAZAJISTÁN - VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: la libertad religiosa no es un concepto abstracto, sino un derecho concreto

El llamamiento del documento final del Congreso de Líderes Religiosos en Nursultán firmado por Francisco al concluir el viaje. “El hombre es el camino de todas las religiones, que se mire el bien del ser humano más que a los intereses”. A la Iglesia de Kazajistán: “La fe no es una hermosa muestra de cosas del pasado, sino un acontecimiento siempre actual. Hay una gracia escondida en ser un pequeño rebaño”.

 

Nursultán (AsiaNews) - “La libertad religiosa no es un concepto abstracto, sino un derecho concreto”, afirmó el Papa Francisco en su discurso de clausura en el Congreso de Líderes de Religiones Mundiales que tuvo lugar en Nursultán. El Papa presentó el contenido del documento final que se firmó en este encuentro interreligioso en Kazajstán. Y uno de los aspectos más destacados del mismo es la exhortación a garantizar que la libertad religiosa esté verdaderamente salvaguardada en todo el mundo.

“¡Cuántas personas - dijo Francisco - todavía son perseguidas y discriminadas por su fe! Hemos pedido con firmeza a los gobiernos y a las organizaciones internacionales competentes que apoyen a los grupos religiosos y a las comunidades étnicas que han sufrido violaciones de sus derechos humanos y de sus libertades fundamentales, y violencia por parte de extremistas y terroristas, y también como consecuencia de guerras y conflictos militares. Defendamos para todos el derecho a la religión, a la esperanza, a la belleza, al cielo”.

En su discurso -el último que pronunció en Kazajistán antes de partir hacia Roma- el pontífice reiteró que “la Iglesia católica no se cansa de anunciar la dignidad inviolable de cada persona, creada 'a imagen de Dios'”. Y citando expresamente las palabras de Juan Pablo II en la encíclica Redemptor hominis, añadió que hoy “el hombre es también el camino de todas las religiones. Sí, el ser humano concreto, debilitado por la pandemia, postrado por la guerra, herido por la indiferencia. Que se mire el bien del ser humano más que a los objetivos estratégicos y económicos, más que a los intereses nacionales, energéticos y militares, antes de tomar decisiones importantes”.

En cuanto al resto de contenidos de la declaración final del congreso, se afirma que el extremismo, el radicalismo, el terrorismo y cualquier otra incitación al odio, a la hostilidad, a la violencia y a la guerra, cualquiera sea la motivación u objetivo que se propongan, no tienen relación alguna con el auténtico espíritu religioso y han de ser rechazados con la más resuelta determinación" (n. 5). Además, en base al hecho de que el Omnipotente ha creado a todas las personas iguales, independientemente de su pertenencia religiosa, étnica o social, hemos acordado afirmar que el respeto mutuo y la comprensión se deben considerar esenciales e imprescindibles en la enseñanza religiosa (cf. n. 13).

Antes de la sesión final del congreso de la mañana, en la catedral dedicada a la Madre de Dios del Perpetuo Socorro, tuvo lugar el encuentro con sacerdotes, consagrados, seminaristas y agentes de pastoral de la comunidad católica de Kazajstán. Con ellos Francisco había trazado el horizonte de una "Iglesia que camina en la historia entre la memoria y el futuro". Memoria que no significa -precisó- “mirar hacia atrás con nostalgia, quedándonos estancados en las cosas del pasado y dejándonos paralizar en el inmovilismo. Esa es la tentación del “retroceso”. La mirada cristiana, cuando vuelve hacia atrás para hacer memoria, lo que quiere es abrirnos al asombro ante el misterio de Dios”.

Y precisamente la memoria revela que "la fe crece con el testimonio". “Hay una gracia escondida en ser una Iglesia pequeña, un rebaño pequeño -añadió-. En lugar de exhibir nuestras fortalezas, nuestros números, nuestras estructuras y cualquier otra forma de prestigio humana, nos dejamos guiar por el Señor y nos acercamos con humildad a las personas”. Pequeños - concluyó el Papa - pero no autosuficientes: "Necesitamos a Dios, pero también a los demás, a todos y cada uno: hermanas y hermanos de otras confesiones, los que profesa un credo religioso diferente al nuestro, todos los hombres y mujeres de buena voluntad".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El encuentro con el pequeño rebaño de católicos de Kazajistán
14/09/2022 15:56
El Papa en Kazajistán: un nuevo espíritu de Helsinki, más allá de los bloques enfrentados
13/09/2022 16:47
Los kazajos, el sufrimiento y el amor de Francisco
15/09/2022 15:31
La bienvenida en Nur-Sultan al Papa Francisco
13/09/2022 18:06
Xi Jinping en Nursultán: un signo del liderazgo regional de Beijing
09/09/2022 13:28


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”