13/05/2014, 00.00
LIBANO - TIERRA SANTA
Enviar a un amigo

Sabbah: el Patriarca Rai en Tierra Santa reforzará la identidad árabe de los cristianos

de Fady Noun
Apoyo del Patriarca latino emérito de Jerusalén a la decisión del patriarca maronita de recibir al Papa Francisco. Los maronitas en Tierra Santa, una minoría que rechaza encerrarse en sí misma.

Beirut (AsiaNews)_ Apoyo del Patriarca latino emérito de Jerusalén, mons. Michel Sabbah, a la decisión tomada por el Patriarca maronita Béchara Rai de recibir al Papa Francisco en ocasión del viaje a Tierra Santa (24-26 de mayo). Más allá del aspecto cultural y filial, dijo el domingo, el viaje es deseable para confirmar a los maronitas en Israel y a los cristianos en general, en sus original enraizamiento árabe.

Entrevistado en Haifa (norte de Israel) por la corresponsal de la cadena libanesa LBCI, el Patriarca Sabbah juzgó que el viaje pastoral del patriarca Rai "reforzará la identidad árabe de los maronitas en Tierra Santa", oponiéndose a una tendencia siempre más pronunciada de considerarse extranjeros a tal pertenencia.

Tal sentimiento de alienación es analizado por Rima Farah, una investigadora universitaria, en un reciente número de la revista Levantine Review (invierno 2013) en el cual habla de "renacimiento de distinciones culturales de una minoría al interno de una minoría"

El artículo analiza el modo en el cual los israelíes cristianos perciben su propia diferencia respecto a los hebreos y a los musulmanes, insistiendo en particular sobre las diferencias entre cristianos y musulmanes y su impacto en las relaciones en los pueblos "mixtos" de Galilea, en particular en Nazaret, después de la desaparición de un proyecto para la construcción de una mezquita frente a la iglesia de la Anunciación.

La fosa entre cristianos y musulmanes, se percibe, tiende a hacerse siempre más ancho desde que la identidad musulmana comenzó a substituir la identidad árabe en el alma de una parte de la población, a partir de los años 70 del siglo pasado.

El Patriarca Sabbah nota también que el estado de Israel aumenta la fosa a su modo, pronunciándose a favor del enrolamiento de los árabes cristianos en el ejército israelí, del cual los musulmanes están excluidos. La idea que se busca es difundir en los ambientes interesados "que los cristianos no son árabes".

Los maronitas en Israel

Los maronitas son unos 10 mil, precisan fuentes patriarcales maronitas. Su peso demográfico se hace sentir sobre todo en Galilea, especialmente en Haifa. Están divididos entre una diócesis- la de Haifa y Tierra Santa, creada el 8 de junio de 1996- y un vicariato patriarcal que comprende Jerusalén, Palestina y Jordania, según un trazado geográfico anterior a la guerra de 1967. Vicariato y diócesis tienen al mismo titular, mons. Moussa Hage.

En Jerusalén, la Iglesia maronita posee una iglesia y un convento, mientras en Belén tiene una iglesia, hace notar la misma fuente. En Jerusalén se han hecho varias restauraciones de los edificios del Vicariato y se construyó un piso superior.

En Amman, primera etapa de la visita papal el 24 de mayo, la Iglesia maronita trabajó para reunir a sus propios fieles. Está construyendo una iglesia dedicada a San Charbel, en un terreno ofrecido por el rey Abdallah.

Después de la creación de la sede episcopal de haifa y Tierra Santa y desde cuando el titular reside efectivamente en la diócesis, para la Iglesia maronita radicada en el "País natal" de Jesús parece prospectarse un verdadero renacimiento, subraya el artículo recientemente publicado por el Maronite research institute (MARI) de Washington (info@maroniteinstitute.org y http://www.maroniteinstitute.org), firmado por el p. Louis Wehbé, del monasterio de Latroun en Tierra Santa. El artículo hace notar que este esclarecimiento de la situación ya dio frutos inmediatos en cuánto a sentimiento de pertenencia.

Otras Iglesia orientales esparcidas en Israel se siente reforzadas por la visita, nota el vicario patriarcal general Boulos Sayah, primer obispo de Haifa y Tierra Santa, Él agrega que los cristianos de Belén y de Beit Sahour piden hoy al Patriarca Rai que celebre la misa en sus iglesias.

Monseñor Sayah y el ecumenismo

El p. Wehbé, evocando el rol desarrollado por mons. Sayah, mientras era obispo de Haifa y Tierra Santa, se alegra del hecho que el obispo y sus sacerdotes lograron "inserir el rol de la comunidad maronita en el de todas la Iglesias de Tierra Santa".

"Es en función de esta realidad que fue significativo su contribución al sínodo de la Iglesia católica en Tierra Santa, en febrero 200", concluye el p. Wehbé. "Si bien estamos conscientes de la especificidad espiritual y cultural se su Iglesia, los responsables maronitas en Tierra santa evitan todo replegarse sobre sí mismos, y todo espíritu de gueto. Es necesario añadir que pesa mucho la larga experiencia ecuménica del obispo. También es necesario admitir que el fruto de la Iglesia maronita en Tierra santa queda frágil. Su futuro depende esencialmente de la suerte del resto de los cristianos, el todo siendo profundamente ligado a un contexto regional muy inestable. Allá, la presencia cristiana debe unir el don del radicarse al talento de la movilidad, debe dar prueba a veces de resistencia, otras de flexibilidad, su capacidad de adaptación debe convertirla en inmune frente a los peligros de desórdenes políticos y económicos como aquellos que vienen de cualquier recrudecimiento de las corriente fundamentalistas"

 

 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El padre Pierbattista Pizzaballa administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén
24/06/2016 13:32
Jerusalén, Semana de la Unidad: los cristianos, ‘satélites alrededor del único sol, que es Cristo’
22/01/2018 13:45
La "pequeña presencia cristiana" en la Tierra Santa necesita el apoyo de toda la Iglesia
03/04/2017 11:50
En enero de 2018 hubo un boom ‘extraordinario’ de peregrinaciones a Tierra Santa
05/02/2018 13:21
Los 800 años de la custodia de Tierra Santa: una ‘semilla germinada’ por la intuición de San Francisco
03/11/2017 15:08


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”