25/07/2016, 13.01
LÍBANO
Enviar a un amigo

Un patriarca en la frontera

de Fady Noun

La visita del Patriarca Rai a Qaa demuestra el sentido de co-responsabilidad de la Iglesia cristiana en el Oriente Medio. La tentación del hacer carrera. La inconsistencia de los laicos que participan en la política.

 

Beirut (AsiaNews) - No se ha cuestionado que la visita solidaria del patriarca maronita al pueblo griego-católico de Qaa en el Bekaa (en la foto), golpeado por los ataques suicidas que provocaron cinco víctimas, la semana pasada, puede hacer una diferencia; ¿qué más podría elevar la moral de este pueblo fronterizo?

Digamos en primer lugar que la visita demuestra la afirmación hecha por el mismo Patriarca Rai reuniéndose con el ministro francés de asuntos exteriores, Jean-Marc Ayrault. El jefe de la Iglesia maronita se considera responsable, con otros patriarcas católicos, de todas las Iglesias de la región del Medio Oriente y más allá de ella.

Por lo tanto, a riesgo de ser presuntuosos, como se reconoce que "sin los maronitas, no existiría el Líbano", así, históricamente, la visita del Patriarca Rai muestra que el Líbano es ahora más que nunca, gracias a los maronitas, país- testimonio de la presencia cristiana en Oriente; el país el cual sin esta presencia perdería significativamente su peso. La solidaridad y la unidad del destino de las Iglesias Orientales hoy no sólo es importante, sino vital. Es una cuestión de vida o muerte.

Pero esto no es sólo una vocación cualquiera que la Iglesia maronita asume en Oriente. Es la de Pedro, aquella que Cristo ha confiado directamente al Príncipe de los Apóstoles, después de su triple negación: "Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos". Se trata, además, no sólo de fortalecerlos en su fe, que estaba a punto de ser sacudido por el escándalo de la cruz, sino también para instarlos a realizar al mismo precio de sus vidas, el proyecto de sociedad que Dios expresaba "en la plenitud de los tiempos”, fundando la Iglesia.

Por lo tanto, lo que la visita del Patriarca Rai a Qaa subraya en primer lugar la responsabilidad de la Iglesia maronita en la supervivencia histórica de los cristianos en el Medio Oriente, si es necesario, con el martirio. Pero, como corolario, esta visita también subraya su responsabilidad en su supervivencia espiritual, minada tanto por afán de hacer carrera, como por la reciente crisis demostrada por la Iglesia católica.

Se recuerda, en efecto, que en junio 12 sobre 22 obispos se han negado a responder a la llamada de su patriarca a celebrar un sínodo, mientras que uno de ellos ha llegado a pedir, en una entrevista televisiva, su retiro. Algo nunca visto en términos de hacer carrera eclesiástica. Por otra parte, sin llegar a este extremo, el arribismo, la tentación mundana por la excelencia, no falta en ninguna de las Iglesias orientales católicas, incluyendo la Iglesia maronita.

Por otra parte, no se trata sólo del “carrerismo” que sufren las Iglesias orientales, sino también de la tibieza. ¿Cómo explicar, por ejemplo, el hecho de que la Iglesia maronita tiene sólo uno o dos ermitaños y les muestra con satisfacción como un ejemplo, en lugar de ocultar su cara de vergüenza y pesar, porque son tan pocos? ¡Así que nos vamos a la Virgen de Kannoubine en Kadisha, a escuchar la voz de la tradición maronita! Tenemos miedo a pertenecer a una Iglesia que ya no es contemplativa, que ya no ofrece más al regreso de Cristo, y que es probable que reemplace con el culto a la eficiencia y la competencia, el amor y la santidad.

El Evangelio pone en guardia contra la "mala levadura" que puede echar a perder "toda la masa", es decir, a toda la sociedad. Sin querer tirar piedras sólo contra los maronitas, también denunciamos la incoherencia de los laicos de esta Iglesia comprometida en la acción política. Y por el desmoronamiento de la masa, de su dureza que decimos ha sido la levadura que ha hecho crecer tanto mal por lo que, más de dos años después del final de un período presidencial, todavía estamos sin presidente.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Patriarca Rai: Corazón Inmaculado de María, consolación de los cristianos de Líbano y Medio oriente
15/06/2015
Patriarca maronita: Sin cristianos desaparecerán también los musulmanes moderados del Medio Oriente
27/04/2015
El ministro francés de Relaciones exteriores en Bkerké, una constatación de impotencia
14/07/2016 14:39
El encuentro en Bkerke de los patriarcas con los embajadores para salvar a Oriente y a los cristianos
27/08/2014
Ashgabat, Berdimuhamedov es presidente por tercera vez. Permanecen la pobreza y la represión
13/02/2017 21:19


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”