18/09/2015, 00.00
INDIA
Enviar a un amigo

​Card. Toppo sobre el Sínodo: La familia cristiana debe ser la levadura de la sociedad

de Nirmala Carvalho
Una reflexión del obispo de Ranchi. La importancia de las enseñanzas de la Iglesia para fortalecer a las familias que se disuelven. En la familia falta una formación en la fe: ella debe recuperar el sentido de comunidad y no permanecer encerrada en sí misma. “El matrimonio es una relación íntima de vida y amor establecida por el Creador para el bien de los cónyuges, de los hijos y de la sociedad”. Los participantes de la India en el Sínodo.

Mumbai (AsiaNews) – La familia cristiana “debe ser la levadura de la sociedad, abriéndose a un diálogo con las demás familias y yendo más allá de las barreras del status social y de las castas. No debe estar encerrada en sí misma, sino que debe abrazar a la sociedad”. Es éste el gran desafío de la familia cristiana en el mundo contemporáneo, según el Card. Telesphore Toppo, arzobispo de  Ranchi, quien comenta a AsiaNews la importancia que reviste el Sínodo de la Familia que se inaugurará en el Vaticano el próximo 4 de octubre. Según él, los obispos deben guiar a las familias para crear el sentido de comunidad cristiana.  “Debemos comprender - refiere – el proyecto de Dios para la familia, y cómo podemos responder a los desafíos que las familias enfrentan hoy. Debemos difundir las enseñanzas de la Iglesia sobre la familia, porque dichas enseñanzas contienen las verdades fundamentales. Para salvar a nuestras familias y a las generaciones futuras con la doctrina de la Iglesia, debemos tener un mejor abordaje pastoral hacia los fieles”.

El de la familia es un tema crucial para toda la Iglesia, comprometida en una reflexión general sobre el modo de afrontar los desafíos del mundo contemporáneo [de aquí el tema de “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo” - ndr]. “Las familias – sostiene el purpurado- se disuelven, sobre todo, por la falta de una formación en la fe, y luego por varios factores externos que inciden en modo negativo sobre ellas: la pobreza, la inmigración, la globalización, el sistema de dotes, el alcoholismo, la humilde condición de la mujer en la sociedad, las enfermedades como el HIV/Aids”.

El Card. Toppo refiere que “Dios no es un ser solitario que vive aislado, sino que es una Trinidad de personas, una comunión de vida y amor. Hoy, en cambio, asistimos a una carencia de sentido de comunidad que está basada en la fe. Por lo tanto, es fundamental crear la comunidad formada en la fe. La familia no debe permanecer encerrada en sí misma”.

Luego continúa con una reflexión sobre el sacramento del matrimonio: “Para nosotros los cristianos, el matrimonio es un sacramento, una relación íntima de vida y amor establecida por el Creador para el bien de los cónyuges, de los hijos y de la sociedad. La Eucaristía es sacramento de amor y alimento para la vida de las familias, por este motivo, el sacramento del matrimonio se celebra durante la Eucaristía. Es fundamental que nosotros alentemos a los fieles a descubrir la belleza que se recibe del sacramento del matrimonio”.

El purpurado concluye hablando sobre el rol de los obispos: “La Eucaristía y los sacramentos del matrimonio y de la familia son dados por la gracia de Dios. Nosotros, en cuanto obispos, debemos sostener la doctrina cristiana del matrimonio como vocación a la fidelidad y a un amor de larga vida. Nosotros nos comprometemos a hacer del apostolado para las familias una parte integrante del proyecto pastoral dentro de la diócesis, a fortalecer el ministerio de la familia y a acompañar a las familias en su elevación hacia este ideal”.

En el Sínodo de la Familia [que se llevará a cabo del 4 al 25 de octubre - ndr] participarán representantes de los tres ritos de la Iglesia Católica de la India: por el rito latino, el Card Oswald Gracias (arzobispo de Mumbai), los arzobispos Filipe Neri (de la diócesis de Goa y Daman),  Dominic Jala (diócesis de Shillong) y Mons. Selvister Ponnumuthan (diócesis de Punalur); por el rito siro-malabárico, el Card. George Alencherry (diócesis de Ernakulam-Angamaly), el arzobispo Andrews Thazhath (diócesis de Trichur) y Mons. Joseph Kallarangatt (diócesis de Palai); por el rito siro-malankárico, el Card. Mar Baselios Cleemis Thottunkal, arzobispo mayor de Trivandrum y presidente de la Conferencia Episcopal de la India.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Card. Gracias: La Amoris laetitia, don enorme para la Iglesia de Asia
11/04/2016 15:04
​Católicos de Sri Lanka: el Sínodo quiere crear un nuevo modo para ser Iglesia, a través de la misericordia
02/11/2015
El lobby gay y los cónsules de Occidente contra el obispo de Hong Kong
08/11/2015
El divorcio, la soledad y el narcisismo: los males de la familia en China
26/10/2015