26/04/2016, 16.08
EGIPTO
Enviar a un amigo

Activista egipcio: nos manifestamos por la economía y los derechos. No al regreso de los Hermanos Musulmanes

Para Magdy Mina, vocero del Maspero Youth Union, los ciudadanos piden “estabilidad, crecimiento y ocupación”. Hay resentimiento por la cesión de las islas a Riad, y preocupación debido al vínculo, demasiado estrecho, que está entablándose con los sauditas.  La mayoría está en contra del movimiento extremista islámico, que ha animado las protestas del día de ayer. El caso de Giulio Regeni es explotado para atacar al país..

El Cairo (AsiaNews) – La mayoría de los egipcios salió a las calles en los últimos días “para protestar contra una difícil situación económica”, para reivindicar los “derechos sociales y civiles” de una manera democrática, y ciertamente no ha sido con el objetivo de “detonar otra revolución”. Es cuanto cuenta a AsiaNews Magdy Mina, de 30 años, coordinador general y vocero del Maspero Youth Union, para quien la gente quiere “estabilidad, crecimiento y ocupación”. A esto se suma “la defensa del territorio y de la soberanía nacional”, por este motivo, la cesión de las dos islas a Arabia Saudita ha generado resentimiento”. Es cierto que hay descontento en muchos sectores de la población por el desempeño del presidente Abdul Fattah al-Sisi y del Ejecutivo, pero nadie piensa en “volver a entregar el poder a los Hermanos Musulmanes”.

En los últimos días se registraron diversos episodios de tensión entre manifestantes  y las fuerzas de seguridad egipcias. La última protesta fue la de ayer, en el área de Doki en El Cairo, con los policías montando un operativo anti-revueltas, dispersando a los manifestantes con gases lacrimógenos y balines.  Cientos de personas se habían reunidos antes en la plaza al-Mesaha, entonando el eslogan “Abajo el régimen militar”. Fueron blindadas varias ciudades egipcias, entre ellas El Cairo y Alejandría, que estuvieron custodiadas por camiones y móviles policiales y del ejército; los puntos más sensibles estuvieron bajo control, entre ellos la plaza Tahrir.

La procuraduría de Guiza puso bajo custodia preventiva durante cuatro días a los dirigentes del movimiento 6 de Abril, quienes tuvieron un papel relevante en la revolución de 2011. Los directivos de los medios de prensa local denuncian el arresto de al menos 35 reporteros que, en diferentes localidades, llevaban a cabo la cobertura periodística de las protestas en contra de la cesión de dos islas a Arabia Saudita; se trata de Tirán y Sanafir, en el Golfo de Aqaba, que fueron restituidas al gobierno de Riad. Fueron los mismos sauditas quienes, en 1950, solicitaron a Egipto que los protegiera de los posibles ataques de Israel.  

Magdy Mina, líder del movimiento de cristianos nacido en octubre de 2011 para denunciar la masacre de los coptos de Maspero, y que contribuyó decisivamente a la caída del presidente filo-islámico Morsi en el 2013, quiere trazar una distinción neta entre los ánimos de la protesta. “La semana pasada, muchísimos ciudadanos –afirma- salieron a las plazas, incluyendo a los cristianos coptos, en respuesta a la cesión de las islas”. Por el contrario, la protesta de ayer tenía contornos más oscuros, no tenía un carácter general o patriótico, sino que revelaba la presencia de movimientos extremistas islámicos entre los cuales estaban incluso los Hermanos Musulmanes. Por ese motivo, agrega el activista, ésta “no tuvo una gran convocatoria”, puesto que tenía una connotación más bien política, de “protesta abierta contra el gobierno y el presidente”.

En respuesta, “las fuerzas de seguridad efectuaron una centena de arrestos”. Lo cierto es que los Hermanos Musulmanes –prosigue Magdy Mina- no gozan de la simpatía de la gente, que no quiere otra revolución, sino que lo que quiere es, más bien, estabilidad, crecimiento económico y un restablecimiento del turismo, pero que esto sea logrado a través de un modelo de lucha de naturaleza democrática”. Y todo esto, continúa, sin “vincularse al (arma de) doble filo de Arabia Saudita, porque corremos el riesgo de ceder libertad y derechos,  a cambio de dinero”, de pasar a ser subyugados por una “cultura opresiva… y éste, para nosotros, es un peligro real”.

En tanto, en Egipto se endurece cada vez más el enfrentamiento entre el gobierno del presidente al Sisi y los periodistas que investigan la muerte del  investigador italiano Giulio Regeni, que fue torturado y asesinado Cairo, hace algunos meses. Del investigador de 28 años de edad -que estaba en el país por un doctorado de investigación sobre los sindicatos locales por cuenta de la Universidad de Cambridge- se perdió todo rastro el 25 de enero; su cuerpo, que de acuerdo a los peritos italianos, presentaba signos de torturas “inhumanas”, fue encontrado cuatro días más tarde, a un lado de la calle, en la periferia de la capital.

Según una reciente investigación de la Reuters, - que cita (tras el anonimato) a seis funcionarios de seguridad- Regeni habría terminado en manos de la policía desde el mismo día de su desaparición. Los agentes lo habrían transferido a un complejo gestionado por los servicios de seguridad el día 25 de enero, desmintiendo así  de lleno la versión oficial brindada por El Cairo. El Ministerio del Interior egipcio calificó dicho artículo como “infundado”, y el presidente al Sisi habla de “mentiras y acusaciones” de la prensa y de los medios sociales, que están poniendo en riesgo el país. El gobierno está evaluando la hipótesis de emprender acciones legales contra los periodistas incriminados.

“También, en este caso –refiere el vocero de Maspero- el  escenario es confuso, y a lo largo del tiempo la situación no ha cambiado. Hay muchas opiniones, puntos de vista, investigaciones abiertas y versiones enfrentadas al respecto. Lo que permanece es el hecho de que el gobierno no tenía ningún interés en asesinar a un investigador extranjero. Por otro lado, en el pasado ya se han verificado casos de desapariciones y episodios de violencia, pero los mismos han pasado de manera silenciosa”. La sensación, prosigue el activista cristiano, es que “se está explotando el caso” para atacar a Egipto desde el exterior, a pesar de que no existen elementos claros para afirmarlo”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Vocero de la Iglesia católica: Regeni, caso oscuro. Ataque político y mediático contra Egipto
11/05/2016 14:05
El Cairo, terrorista acorralado por la policía se inmoló: mueren dos agentes
19/02/2019 09:56
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Caso Zaki, el activista copto arrestado por una opinión. Egipto reprime el disenso
10/02/2020 16:55