22/11/2013, 00.00
MYANMAR - ONU
Enviar a un amigo

Arzobispo de Yangún: el diálogo inter-religioso es la única vía para resolver los dramas de los Rohingya

de Francis Khoo Thwe
Después del pedido de la Onu, rechazado al remitente por el gobierno birmano con el aplauso de la Ndl, vuelve a la atención la cuestión de la ciudadanía para los Rohingya. Para monseñor Bo es un tema delicado y se necesita distinguir "caso por caso". Hablando con AsiaNews desea una "seria reflexión" y un mayor confrontación entre los líderes religiosos. Fundamental la enseñanza de la religión en la escuela.

Yangún (AsiaNews) - "El diálogo inter-religioso sería la solución mejor para resolver la cuestión Rohingya. Una confrontación entre los líderes religiosos tendría un peso mayor que cualquier acción política". Es cuanto afirma a AsiaNews, el monseñor Charles Bo, arzobispo de yangún, sobre una de las mayores tensiones de Myanmar post dictadura militar. La situación es muy delicada y al centro de un vasto debate. En particular luego del reclamo de las Naciones Unidas, que con la resolución del 20 de noviembre pasado, premen sobre Naypyidaw para que conceda la ciudadanía a la minoría musulmana. Presiones por otro lado devueltas al remitente por las autoridades birmanas, que consideran a los Rohingya como "inmigrantes ilegales", que proceden de Bangladesh, un juicio por otro lado compartido por el principal de oposición, la liga nacional por la democracia (Ndl) de Aung San Suu Kyi. Es oportuno abstenerse en hacer declaraciones arriesgadas, reflexiona el prelado, porque en estos casos -advierte- para entender el camino que hay que recorrer y resolver el problema".

El aumento de violencias entre budistas y musulmanes en el Estado occidental de Rakhine acentuó el clima de tensión entre las distintas etnias y confesiones religiosas que caracterizan a Myanmar, teatro el pasado año de una lucha sanguinaria entre Arakanesi y Rohuingya musulmanes. Las violaciones y la matanza en mayo 2012 de una joven budista desencadenó un espiral de terror, que causó centenares de muertos y casas destruidas, al menos 160 mil evacuados, muchos de los cuales han buscado refugio en el extranjero, para escapar de los ataques de los extremistas budistas del grupo "969".

"La situación de los Rohingya es muy delicada y al centro de un vasto debate", subraya a AsiaNews Mons. Bo, según el cual será difícil que las naciones Unidas puedan ejercitar reales presiones sobre Myanmar", Es verdad que los musulmanes son "víctimas y más expuestos a persecuciones en Myanmar", más que en otras partes del mundo, prosigue, pero :  ¡¿Qué podemos decir de los no musulmanes en los Países islámicos?!  Es esta la pregunta que nos hacen los monjes budistas aquí en Myanmar".

El arzobispo de Yangún explica que "Rohingya significa población Rakhine: éstos se definen habitantes del estado de Rakhine, sin embargo no son Rakihne sino solo Bangali". "El punto es que muchos, hace tiempo, un centenar de años atrás han ingresado a Myanamar. Ellos-agrega mosns. Bo- tiene el derecho a la ciudadanía y las restricciones hacia ellos irían quitadas. Mientras tanto, existe una larga parte que sólo recientemente ingresó al estado de Rakihne...algunos años atrás. En lo que se refiere a la ciudadanía habría que considerar caso por caso. No se puede ciertamente generalizar".

Para el prelado es necesaria "la buena voluntad de todos": "El miedo que los ciudadanos nutren hacia los musulmanes - subraya- es comprensible. Y la comunidad musulmana internacional debería esforzarse en entender esta situación. Dentro de esto, pruebo compasión por los musulmanes del País. Viven cada día en situación de constante preocupación y amenaza por su propia seguridad. Cada momento es bueno para un ataque contra ellos".

¿La solución?, para el arzobispo de Yangún está basada en el diálogo inter-religioso. "Los vértices budistas, musulmanes y cristianos -desea- deben encontrarse más a menudo y mostrar siempre más comprensión recíproca. Donde hay diálogo, los discursos de odio, las incomprensiones dejan espacio a la solidaridad y a la empatía". Por esto él pide que las escuelas enseñen la religión, para que algunos alumnos "puedan conocer los aspectos positivos de las otras fe". Y los mismos monjes budistas, concluye mons. Bo, deberían aprender "cuánto  de bello existe en el cristianismo y en el islam". Según las estimaciones de la Onu en Myanmar existen al menos 800 mil musulmanes Rohingya.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015