20/12/2013, 00.00
VIETNAM
Enviar a un amigo

Banco mundial e Iglesia vietnamita contra las expropiaciones forzadas: un freno al desarrollo

Las tensiones sociales que derivan de las disputas sobre las tierras alejan a los inversores extranjeros y redimensionan el crecimiento. Previsto el índice de desarrollo más bajo que en 1999 a hoy. En 3 años más de 700 mil disputas, a riego decenas de proyectos infraestructurales. Conferencia episcopal: son necesarias modificaciones a tutela de la propiedad. Funcionarios Onu apoyan a los católicos de Con Dau.

 

Hanoi  (ASiaNews)- La vieja cuestión de las propiedades de las tierras en Vietnam, causa de repetidos abusos y expropiaciones forzadas en que los dañados son los individuos y las comunidades, no sólo es un problema jurídico y constitucional, sino que representa un freno al desarrollo económico del País. Las tensiones sociales que derivan de las disputas por las tierras- una batalla que ha visto a la Conferencia episcopal al lado de los ciudadanos- arriesgan de hecho alejar a los inversores extranjeros y ofuscar los objetivos del crecimiento. La alerta no viene sólo de parte de los activistas y organizaciones que tutelan los derechos humanos, sino también de los ismos expertos del banco Mundial; los analistas del Instituto con sede en Washington hablan de posibles  "revueltas sociales" causadas por las expropiaciones forzadas de las tierras, para proyectos edilicios o actividades industriales. Es un dato, entre los tantos, que confirman los temores de los economistas: en 2012 se registró una tasa de crecimiento más bajo de los últimos 13 años.

Victori Wakwak, directora nacional para Vietnam del banco Mundial, hace notar que "la incapacidad de resolver los problemas sobre los terrenos", podría empeorar la "desigualdad", porque muchos arriesgan "perder el uso de la tierra sin una indemnización adecuada". Y esto as u vez, "llevaría a revueltas sociales". La analista habla también de "falta de oportunidades" en el sector de las inversiones, que son necesarias para "crear puestos de trabajo y promover un rápido crecimiento del Vietnam". Ninguna de estas perspectivas , comenta "es ideal" para el País.

Las estimaciones gubernamentales y los datos oficiales sobre la economía confirman la gravedad del problema. En 2013 el crecimiento se detuvo alrededor del 5,4 %, pero descenderá al 5,25 % el próximo año; se trata del dato más bajo registrado desde 1999 hasta hoy. En solo tres años se contaron unas 700 mil disputas sobre los terrenos, muchos de los cuales han tenido que ver con las compensaciones a título de resarcimiento. Datos del banco Mundial notifican que del 2001 al 2010 cerca de 1 millón de hectáreas agrícolas fue destinado para otros fines; sin embargo, las controversias sobre las tierras y su propiedad han bloqueado o retardado al menos dos años muchos de los proyectos de infraestructuras financiadas por el Banco asiático para el desarrollo (Adb), por un total de 9 billones de dólares.

Empresarios, constructores e inversionistas prefieren tener proyectos firmes y obras, porque el riego de no productividad es fuerte y los problemas legales terminar por crear desplazamientos de tiempo la realización, con un crecimiento exponencial de precios. Además, el mismo politburó del partido comunista en noviembre pasado admitió el "aumento de la corrupción", a la cual se agregan la práctica difundida de tratativas "bajo cuerda" y tráficos ilegales de dirigentes y funcionarios que "abusan de la posición para ganar en "coimas" y ganancias ilegales".

Hanoi trata de excusarse y en noviembre pasado, aprobó una ley que trata de limitar las disputas sobre los terrenos, que transforman a los campesinos enfurecidos en héroes de masa. La norma entrará en vigor en julio 2014 y prevé que el gobierno no pueda secuestrar terrenos, como sucede ahora, con la excusa del "desarrollo económico". La requisición forzada podrá ser sólo para obras socio-económicas de interés "general".

En los últimos años la Iglesia vietnamita y la comunidad católica se enfrentaron varias veces con las autoridades por cuestiones ligadas a la posesión de los terrenos. A fines de septiembre el Departamento para la urbanística emitió un decreto de expropiación de terrenos de propiedad de los Redentoristas de la parroquia de Thai Ha. Lo que el Estado reivindica como "propiedad pública" en realidad pertenece e derecho a los redentoristas desde 1928. En enero pasado las autoridades de la capital han iniciado una obra de demolición de la iglesia  y del centenario convento carmelita de Hanoi, edificio histórico al centro de una larga batalla entre gobierno y vértices  eclesiásticos sobre la propiedad de los terrenos. Y  todavía , hay un durísimo enfrentamiento entre los parroquianos de Con Dau y las autoridades de la provincia de Da Nang, en el centro del País. El área comprende el cementerio y se extiende por unas 10 Hs., utilizados desde hace 135 años por los fieles para la sepultura de sus difuntos; desde hace 3 años Hanoi trata en todos modos de secuestrar los históricos terrenos, para realizar un hotel  turístico de lujo.

La conferencia episcopal vietnamita, intervino ya varias veces en defensa no sólo de los fieles, sino de toda aquella fase pobre, a menudo víctima de los abusos de las autoridades. Los prelados han iniciado una promoción una masiva campaña para una reforma de la Constitución, la cual reconozca los derechos de propiedad y no sólo el usufructo como ahora sucede. La actual legislación es fuente de "numerosos abusos y graves injusticias", afirman los obispos, por esto la nueva Carta "debe reconocer el derecho de posesión de los terrenos a los propios ciudadanos y a las organizaciones privadas, así como sucede en la mayoría de los Países del mundo"

Sobre el litigio que encuentra contrapuestos a los parroquianos de Con Dau y las autoridades de Dan Nang intervino también una alta funcionaria de las Naciones Unidas, que se expresó en favor de la comunidad católica. Farida Shaheed, enviada especial de la Onu para los derechos culturales, mencionó justo la cuestión de los católicos de Con Dau "calara ilustración" de las "consecuencias desastrosas" que pueden derivar de acciones de expropio forzado. La funcionaria además. Aconsejó al gobierno "garantizar la propiedad colectiva de los terrenos" a las comunidades que deseen preservar y desarrollar el modo de vivir tradicional fundado en la agricultura, pesca o cultivo. Los católicos, agrega, no tenían intereses personales, sino que querían preservar "incontaminado" un modo de vivir la fe, lo cotidiano y la cultura que afonda sus raíces en tradiciones ancestrales. Frente a un proyecto "que no prevé la construcción de hospitales o de obras públicas, sino por puro fin de negocios".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Saigón: amenazas y presiones contra los católicos de parte de las autoridades por los terrenos en litigio
14/01/2014
Saigón, edificios católicos en la mira de los comunistas. Las Hermanas luchan contra las expropiaciones
17/11/2015
Beijing, liberadas las activistas que luchan contra las molestias sexuales
14/04/2015
Lahore, homicidio de honor. Lapidada por los familiares por haberse casado con el hombre que amaba
28/05/2014
Maharashtra, victoria de los campesinos: el gobierno acoge sus reclamos
13/03/2018 10:56