01/12/2017, 13.25
BANGLADESH-VATICANO
Enviar a un amigo

Bangladés peregrino a la misa con el Papa Francisco (video)

de Anna Chiara Filice

Esta mañana la misa en el Suhrawardi Udyan Park de Dacca. Ordenados 16 sacerdotes. Presentes más de 70 mil personas. Entre los participantes, también algunos leprosos de Khulna. Un grupo de la parroquia de Mohespur transcurrió 15 horas de viaje. Las esperanzas de las jóvenes trabajadoras. El compromiso de un neo-consagrado. De nuestra enviada.

Dacca (AsiaNews)- Es un Bangladés peregrino el que esta mañana se encontró con el Papa. Miles de católicos llegaron de cada lugar del país para participar en la gran misa en el Suhrawardi Udyan Park de Dacca, durante la cual el pontífice ordenó a 16 sacerdotes. Algunos participantes hasta dos días de viajes para llegar a la capital. A todos los presentes el Papa Francisco les dijo: “Gracias por vuestra fe”.

El p. George Natale, asistente local para la Sala de Prensa de la Santa Sede, refiere a AsiaNews: “Se registraron unos 110 mil fieles, pero hoy los participantes son ciertamente más de 70 mil”.

Desde las primeras luces del alba los católicos se pusieron en fila en las vallas de ingreso: en todo cinco, divididos por color, al cual corresponde una específica pertenencia territorial. Los controles se desarrollaron en modo ordenado y respetando las filas, cosa muy rara para una ciudad donde reina la confusión más absoluta.        

Unos 8 mil policías y 500 voluntarios católicos garantizan la seguridad de los peregrinos. Entre ellos también hay unidades de asistencia médica. Shanti Corraya, la responsable, reporta que 50 médicos e enfermeros están colocados en 11 puntos de la ciudad, para asistir a aquellos que vienen de los pueblos. Hoy en la misa habrá 8 grupos de primeros auxilios, para una asistencia inmediata en casos de accidentes o insolaciones”. Algunas voluntarias, entre los 17 y 34 años, sostienen: “No somos médicos, pero hemos recibido una preparación de base. Estamos seguras que será suficiente”.

Entre los participantes, también un grupo de leprosos venidos del Centro para leprosos Damien Hospital Khulna, en el sur de Bangladés. Sor Roberta Pignone, de las Misioneras de María Inmaculada que los acompaña, afirma: “Hemos obtenido el permiso de traer a 9 personas”. Una de ellos dice que “prueba una gran alegría en el corazón. Estoy contenta de estar aquí”.

En la misa están presentes también 1500 jóvenes trabajadores, actuales y ex –huéspedes del hostal “Jesús trabajador” de Girani, periferia de la capital conocida por las empresas textiles. Nos encontramos con 4 muchachas: Carolina, Kolpona, Angela y Rogina. “No nos hubiésemos jamás imaginado poder encontrarnos con el Papa-sostienen- y ahora esperamos que la visita del Santo Padre traiga algún cambio  en el mundo del trabajo. Por ejemplo, mejores condiciones de contratos para las mujeres”.

La mayor parte de los peregrinos llegó ayer y encontró hospitalidad en las muchas casas religiosas y escuelas católicas. Encontramos un grupo de 23 personas en la escuela saveriana (s. Francisco Javier) Green Herald School and College, en el barrio de Mohammadpur. Cuentan que desde la parroquia de ellos en la diócesis de Dinajpur son 85 los que han podido participar. “Muchos otros querían venir-cuenta un fiel-pero el viaje costaba mucho y no todos se lo podían permitir”. Un sacerdote que los acompaña refiere: “el precio del pasaje era de 1500 taka (15 euros), que corresponden a unas dos semanas de trabajo en los campos y muchos no han podido juntar el dinero necesario”. Entre aquellos que lo lograron, había una señora de 40 años: “Para mí-declara- es una doble alegría, porque veré al Papa Francisco y soy de Dacca, una ciudad que no había tenido la ocasión de visitar”.

Adajri proviene del mismo pueblo, pero ha estudiado en Dacca en uno de los Medical College y ahora trabaja en el Square Hospital. Reafirma su alegría de poder ver al Papa y agrega: “Testimonio a cristo entre mis pacientes demostrando a ellos el rostros compasivo. Ellos saben que soy católica y me dicen que soy buena”. La joven de 23 años está trabajando desde hace 11 meses. Para ella, la misericordia de Dios hacia los enfermos pasa también a través de la renuncia del salario. “Si sé que son muy pobres, les descuento la visita”, refiere.

Al final de la misa nos encontramos con el p. Robert Nokrek, uno de los sacerdotes apenas ordenados. “Estoy contento, advierto sobre mí y a mi alrededor el amor de Dios”. “Él me manda a apoyar y sostener a mi pueblo. Iré a una parroquia en el distrito de Jamalpur, en la diócesis de Mymensingh. Mi lema es: “La gracia de Dios es todo para mí, Sin su gracia no puedo hacer nada. Lo recibo cada día en la Eucaristía. Cumpliré su designio en mi vida”.

Después de la conclusión de la ceremonia, el Card. Patrick D´Rozario, arzobispo de la capital, agradeciendo al pontífice afirma: “Santidad, su visita traerá una enorme cantidad de bendiciones a Bangladés”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: Jóvenes de Bangladés, valientes, la sabiduría de Dios refuerza la esperanza
02/12/2017 17:16
Papa en Bangladesh: el agradecimiento a los 90.000 fieles; la oración por los 16 flamantes ordenados
01/12/2017 09:06
Rohingyás se encuentran con el Papa: El Papa Francisco me ha mostrado compasión (video)
02/12/2017 12:39
Rohingyás y periferias, los temas calientes que aguardan al Papa Francisco en Dacca
28/11/2017 10:08
Vicario de Arabia meridional: También en los países musulmanes nacen vocaciones
20/01/2016 18:31


Viajes