06/05/2020, 15.59
CHINA-EEUU
Enviar a un amigo

Coronavirus: Washington y Beijing arriesgan un conflicto armado

de Emanuele Scimia

Lo afirma un documento de inteligencia chino revelado por la REUTERS. Para los EEUU, China está explotando la pandemia para hacer progresos militares y estratégicos en Asia. La confrontación en el Mar Chino meridional y el oriental. Improbable una invasión de Taiwán en este momento. Shen Dingli: la desconfianza recíproca no desaparecerá pronto.

 

Roma (AsiaNews) – La batalla de propaganda entre China y EEUU sobre el origen y la difusión del coronavirus que culpa a los chinos por la explosión de la pandemia, está adquiriendo siempre más una dimensión geopolítica arruinó a tal punto las relaciones entre las dos potencias, que China y EEUU arriesgan un conflicto armado. Para los 007 de Beijing, el sentimiento anti-chino en el mundo-alimentado por los estadounidenses- está a niveles de la masacre de Tiananmen en 1989, hecho que pone en riesgo los intereses estratégicos y comerciales del país.

Las autoridades de los EEUU han confirmado la existencia de este informe reservado. Pero, la administración Trump continúa repitiendo que China está aprovechando de la pandemia para hacer progresos militares y estratégicos en Asia oriental y en el sudeste asiático. Beijing reivindica gran parte del Mar Chino meridional, donde ha ocupado islas y bancos coralíficos construyendo un gran número de instalaciones militares. Diversas naciones del sudeste asiáticas, apoyadas por Washington, se oponen a las acciones chinas en el área.

China también protesta también por las pretensiones de Japón-aliado clave de los EEUU- sobre las islas Senkaku en el Mar Chino oriental y no excluye retomar por la fuerza Taiwán, que la considera como una provincia “rebelde”.

La Marina militar china, junto a la Guardia costera, provocando la respuesta de las Fuerzas navales de Vietnam, Indonesia, Malasia y Filipinas. Recientemente, el portaaviones Liaoning, escoltada por otras unidades militares, navegó entre Japón y Taiwán para desplazarse en el Mar Chino meridional.

Algunos observadores, dentro y fuera de China, están convencidos que los EEUU, los más afectados por el coronavirus, no estén en grado de oponerse a las Fuerzas armadas chinas en estos tres teatros de guerra. El escenario es improbable por el momento. Como es evidenciado también por exponentes militares en China, un ataque contra la isla sería muy caro, ya sea en términos políticos como económicos.

China está fatigando en restablecerse del “lockdown” y una acción contra Taipei no haría más que empeorar las percepciones anti Beijing n el mundo. Además de provocar la probable respuesta armada de los EEUU.

En el último mes, los aviones y las naves de guerra estadounidenses han intensificado su presencia en la región Asia-Pacífico, conduciendo también operaciones conjuntas con australianos y japoneses. “Si nuestros adversarios piensan que este es un momento de debilidad para nosotros, corren el peligro de equivocarse”. Es cuanto declaró el 9 de abril David L. Norquist, vice secretario de EEUU de Defensa.

El Pentágono pidió 20 millardos de dólares para aumentar su dispositivo militar en el Pacífico occidental y responder así al progresivo rearme chino. De aquí a 2026, Washington apunta a reforzar y a diversificar la capacidad de fuego de las propias fuerzas instaladas en el área, de tal modo de bloquear las actividades navales y aéreas dentro de la “first island chain”, la línea que idealmente une el sur de Japón con la isla de Pascua y que engloba también a Taiwán y Filipinas.

La pandemia aumentó las tensiones entre China y EEUU, marcadas ya por una guerra desde hace dos años de guerra comercial y tecnológica. Y la situación puede empeorar. Para Dingli, docente de relaciones internacionales en la Universidad Fudan de Shanghái, las posibilidades de abrir espacios de cooperación entre las 2 potencias es mínimo, ahora como en el futuro. “La desconfianza recíproca no desaparecerá pronto, dado el rápido crecimiento de Beijing y su voluntad de ganar una posición internacional consonante a su fuerza”, explica a AsiaNews. Según él, el cuadro no cambiaría mucho con las elecciones en los EEUU de un presidente democrático, dado que éste podría apremiar al gobierno chino también sobre el tema de los derechos humanos.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Beijing: los EEUU son racistas. Pro China encuentra siempre más adversarios
05/06/2020 17:30
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Efecto coronavirus: las exportaciones chinas cayeron un 3,3% en mayo
08/06/2020 10:20
Líderes de la UE: miedo por ‘la diplomacia del coronavirus’ de Beijing
25/03/2020 17:23