10/10/2018, 14.05
JAPÓN-MYANMAR
Enviar a un amigo

Economía y Rohinyás, Aung San Suu Kyi obtiene el respaldo de Tokio

El premier Abe prometió brindar ayuda a Myanmar en el proceso de repatriación de los refugiados. Durante la visita oficial de la líder birmana, hubo varios coloquios bilaterales orientados a impulsar las inversiones y el comercio entre Tokio y Naipyidó. El impacto negativo de la crisis Rohinyá en la economía de Myanmar. 

Tokio (AsiaNews) – El gobierno japonés “ayudará a Myanmar a convertirse en un país democrático”, y tiene sumo aprecio por los esfuerzos de Aung San Suu Kyi orientados a “hacer frente a una ‘agenda difícil’”, que comprende reformas económicas y “problemas vinculados al Estado de Rakhine”. Fue cuanto afirmó el Primer ministro Shinzo Abe en la conferencia de prensa conjunta con la que anoche culminó la visita oficial de Aung San Suu Kyi al país del Sol naciente.

Sin mencionar jamás de manera directa la crisis en la que ha quedado embestida la minoría islámica rohinyá, Abe declaró que la cuestión de los refugiados plantea un problema “muy complejo y serio”. El premier ha prometido brindar ayuda a Myanmar en el proceso de repatriación y en el reasentamiento de los refugiados. Por su parte, Aung San Suu Kyi declaró: “Aprecio la posición asumida por Japón y la recibo con beneplácito”. La líder bimana también destacó la “amplia y fuerte autoridad” conferida a la Comisión Independiente de investigación (ICoE), puesta en marcha en julio pasado, que “llevará adelante una eficaz investigación” sobre las presuntas violaciones de los derechos humanos en Rakhine.  

De regreso a su patria en horas de esta mañana, en los últimos seis días, la líder birmana participó en la 10º Cumbre Mekong-Japón y mantuvo varios coloquios bilaterales, orientados a impulsar inversiones e intercambios comerciales entre Tokio y Naipyidó. La misión de la consejera de Estado en suelo japonés comenzó el 5 de octubre pasado. Dos días después de su llegada, la funcionaria visitó un establecimiento agrícola en la localidad de Izumizaki (prefectura de Fukushima), para observar de qué manera Tokio está afrontando el fenómeno de la despoblación en las zonas rurales. De regreso en la capital, al día siguiente, la líder birmana participó en el Evento para la promoción de la seda de Myanmar, que fue organizado por el Centro ASEAN-Japón.

Aung San Suu Kyi luego participó en la Conferencia dedicada a las inversiones en Myanmar, promovida por la Organización japonesa para el comercio en el exterior (JETRO), cuyo tema fue “Fortalecer los lazos entre Myanmar y Japón”. Al intervenir en la conferencia, ella afirmó -ante representantes de 400 compañías japonesas-  que puede invertirse en su país con plena confianza, a pesar de los desafíos en curso, como la crisis humanitaria en el Estado de Rakhine. La Señora subrayó los “cambios positivos” que ha puesto en marcha su gobierno, para favorecer las inversiones extranjeras y proporcionar un mejor marco jurídico.

Para el gobierno civil, las reformas económicas constituyen una herramienta clave para completar la transición democrática del país, luego de sesenta años de aislamiento vividos bajo la dictadura militar. Sin embargo, el crecimiento económico de Myanmar ha sufrido una desaceleración -en parte, motivada por la caída en las inversiones extranjeras (con una reducción de casi 900 millones de dólares en el último año)-  puesto que la imagen del país quedó seriamente ofuscada por la violencia ejercida sobre la minoría islámica Rohinyá. A fin de relanzar un turismo en crisis, Naipyidó recientemente ha lanzado un programa que habilita el ingreso de ciudadanos de Japón, Corea del Sur, Hong Kong y Macao, sin la tramitación de una visa.

En la mañana de ayer, Aung San Suu Kyi estuvo al frente de la delegación birmana en una cumbre internacional presidida por el Primer ministro japonés,  Shinzo Abe. Estuvieron presentes los primeros ministros y representantes de Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam. El tema central del evento fue la “Estrategia japonesa en pos de un Indo-Pacífico libre y abierto”, que apunta a contrarrestar la creciente influencia de China en la región a través de su  Belt and Road Initiative (BRI). Según Tokio, el plan promoverá el desarrollo de infraestructuras de calidad en los países atravesados por el río Mekong.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Aung San Suu Kyi visita Australia para la Cumbre ASEAN y una visita de Estado, rodeada de polémicas
19/03/2018 12:45
Rohingyá, primera visita de Aung San Suu Kyi a Rakhine
02/11/2017 12:31
Aung San Suu Kyi: Myanmar no teme investigaciones internacionales sobre los Rohinyás
19/09/2017 11:21
El giro democrático de Myanmar asusta a Tokio y sus empresas
01/04/2016 12:35
Rakhine, diplomáticos de visita: "Condena de la violencia", apoyo a Aung San Suu Kyi
04/10/2017 12:23