23/06/2017, 14.37
INDIA
Enviar a un amigo

India, gobierno y oposición presentan candidatos dalit para la presidencia, “pero las castas permanecen”

Ram Nath Kovind es apoyado por el Bharatiya Janata Party; Meira Kumar por 16 partidos de la oposición, liderados por el Congress. Ambos tienen más de 70 años y una larga trayectoria política a sus espaldas. Lenin Raghuvanshi considera que la elección de exponentes dalit “no impacta en los males propios del sistema de castas”. El premier Narendra Modi logró escindir a la oposición. 

Nueva Delhi (AsiaNews) – El próximo presidente de la India será un dalit (sin casta, ndt). Es la certeza que circula en las últimas horas, luego de que Meira Kumar, ex presidente de la Sabha (Cámara Baja) y veterana del Congress de Sonia Gandhi, aceptara enfrentarse a Ram Nath Kovind, ex gobernador del Bihar y en tres oportunidades miembro de la Rajya Sabha (la Cámara Alta) por el BJP (Bharatiya Janata Party) de Narendra Modi. Las elecciones se llevarán a cabo el próximo 17 de julio, y los resultados serán dados a conocer a partir del 20.

Los rostros de los dos políticos se destacan desde hace días en todas las pantallas televisivas del país, luego de que el premier Modi, con una jugada sorpresiva que dejó petrificada a la oposición y provocó graves fracturas en el arco opositor, decidiera patrocinar el nombramiento de Kovind, de 71 años, un hombre respetado por su integridad y su visión imparcial. Los analistas concuerdan en sostener que el cortejo del primer ministro en relación al exponente dalit es una decisión bien piloteada, orientada a acaparar los votos de las clases más desventajadas. En conversaciones con AsiaNews, Lenin Raghuvanshi, activista a favor de los dalit y director ejecutivo del Peoples’ Vigilance Committee on Human Rights (PVCHR), afirma: “Ha sido una jugada de ingeniería social dalit-brahmanismo, que no impacta en los males propios del sistema de las castas”.

Esta semana, la política india fue sacudida por la enésima jugada ganadora de Modi, que en el último tiempo se quitó de encima a la oposición en las elecciones administrativas en cinco Estados. El 19 de junio él anunció la candidatura de Kovind y esta mañana lo acompañó a presentar el documento oficial que la avala. Los efectos de su decisión de apoyar al dalit de 71 años –hijo de un campesino pobre de Uttar Pradesh- inmediatamente parecieron tener una dimensión devastadora. Provocó una carrera desesperada de 16 partidos de la oposición, que se reunieron en el día de ayer, bajo la égida del Congress, y acordaron el nombramiento de Kumar, de 72 años, hija del ex premier dalit  Babu Jagjivan Ram.

Todos los expertos coinciden en una cuestión, y es que una vez más, la oposición se encontró en una situación para la que no estaba preparada, y muy probablemente pagará las consecuencias de ello. En primer lugar, porque la National Democratic Alliance (NDA) de Modi ha sabido sacar ventajas de un candidato como Kovind, un político respetado y de gran estatura moral. En segundo lugar, porque él ha sabido encaminar los consensos hacia sí, logrando atraer a los adversarios, incluyendo al actual  jefe de ministros del Bihar, Nitish Kumar, un encendido opositor de los nacionalistas hindúes del BJP. Algunos miembros de la oposición han admitido que han quedado “petrificados” por esto, y que han tenido que correr para afirmarse ante un personaje tan autorizado, a quien las proyecciones ya están dando una ventaja, pronosticando un 62% de votos a favor en el Colegio electoral.  

Según Raghuvanshi, el motivo que fundamenta la alianza de los nacionalistas con Kovind “deriva del deseo de sostener el propio poder, basado en la hegemonía de la virilidad”. En efecto, él recuerda que “por este motivo, en los últimos años hubo muchos dalit que se unieron al BJP”. Una especie de contrasentido, si se tiene en cuenta que entre los principios que guían al partido (capítulo tres, que trata sobre el Humanismo Integral) figura la aceptación del sistema de castas –y por lo tanto, una perpetuación del mismo- como un dato de hecho, como algo que “existe en la sociedad”.

A pesar de que Kovind hoy anunció que, de ser electo, él “estará por encima de las lógicas de partido”, muchos albergan dudas de que esto vaya a ser posible. Pero sobre todo, si realmente se quiere mejorar la situación de los dalit discriminados, subraya Raghuvanshi, mejor sería partir de la sociedad civil, y crear lazos entre aquellos que por tanto tiempo han sufrido la amenaza de la marginación comunitaria y del brahmanismo. Las conexiones y los encuentros son el mejor camino para combatir los prejuicios peligrosos que conducen al odio entre las comunidades”. Por eso, el activista propone la creación de un “movimiento social neo-dalit para llevar adelante una protesta coordinada sobre los problemas en común que los acucian. Son bienvenidos todos aquellos que luchan por los derechos humanos, que quieren invertir el proceso de privatización estatal, de abuso de los recursos naturales, de la división de la sociedad a través de la recta del odio, alimentado por el sectarismo, el feudalismo y el sistema patriarcal, incentivados por el sistema de castas del brahmanismo y por su ideología del Hindutva”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Lenin Raghuvanshi: ‘Las cuotas para las castas altas son el fracaso de la justicia social’
10/01/2019 16:18
Es Ram Nath Kovind, un dalit, el 14° presidente indio: exultan los nacionalistas
20/07/2017 15:09
Elecciones 2019, Iglesia a los partidos: Puestos reservados a los dalit cristianos en los programas
01/03/2019 15:44
Mumbai, doctora dalit muerta: no se suicidó, fue asesinada
30/05/2019 11:42
Lenin Raghuvanshi, activista en favor de los dalits, distinguido con el Premio para aquellos que “hacen la diferencia’
04/11/2019 15:39