20/08/2020, 13.02
CHINA-BIELORRUSIA
Enviar a un amigo

Las protestas contra Lukashenko amenazan la Belt and Road china

El presidente bielorruso se ha centrado en Beijing para reequilibrar las relaciones con Rusia y la UE. Guerras y desórdenes internos están entre las amenazas principales al suceso de la BRI. Las autoridades chinas critican las interferencias de fuerzas extranjeras. China invirtió 1,6 millardos de euros en las infraestructuras de Minsk.

 

Beijing (AsiaNews) – La inestabilidad creada por las recientes protestas en Bielorrusia amenaza las inversiones chinas en el ámbito de la  Belt and Road Initiative (BRI), el gran plan infraestructural del presidente Xi Jinping para convertir a China en el perno del comercio mundial. Es cuanto sostiene la mayor parte de los observadores.

La diplomacia “económica” de Beijing se basa sobre la estabilidad de los países socios; guerras y desórdenes internos están entre las amenazas principales al suceso de la BRI, como demuestran las dificultades que el proyecto encuentra en Pakistán, Afganistán, Irán y Oriente medio.

Las manifestaciones contra la reelección del presidente bielorruso Alexander Lukashenko, como la oposición interna- apoyada por los EEUU y la UE- considerada fraudulenta, ponen en peligro los planos geopolíticos de Beijing: la nación de Europa del Este es de hecho una potencial puerta de ingreso en el mercado de la UE, su segundo socio comercial.

La línea oficial de Beijing sigue manteniendo la posición de condenar toda interferencia en los asuntos internos de otro Estado; esto vale para el Occidente y en una medida menor, para Rusia. Xi Jinping fue uno de los primeros líderes extranjeros en congratularse con Lukashenko por su reelección; ayer el ministerio de Exteriores chino declaró que China se “opone a las fuerzas extranjeras que provocan divisiones o desórdenes en la sociedad bielorrusa”. Una Bielorrusia en el caos o demasiada alineada con la UE o Moscú, no es la mejor perspectiva para la BRI.

Lukashenko ha gobernado el país con mano dura desde 1994. Para sobrevivir, evitando depender de un solo “patrocinador” extranjero, él buscó de vez en vez el apoyo de Moscú o de Europa. En los últimos años, para ampliar sus opciones, “el último dictador de Europa” aumentó las relaciones con China, que a sus ojos no representa una amenaza para la soberanía bielorruso.

Según el China Global Investment Tracker, desde el lanzamiento de la BRI, los inversores chinos han invertido en Bielorrusia 1,6 millardos de dólares, sobre todo en los transportes, en la logística y en la energía, sectores claves para la Belt and Road. El año pasado, las instituciones financieras chinas concedieron también una línea de crédito de 12,7 millardos de euros al Banco bielorruso para el desarrollo.

Entre las inversiones más importantes, Beijing financió la construcción de un parque industrial hi-tech en las puertas de Minsk. La estructura, definida por Xi como una “perla” en el cuadro de las “nuevas Vías de la seda”, costó en total 1,7 millardos de euros.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Camiones con soldados rusos se dirigen a Bielorrusia
18/08/2020 10:57
Cristianos de Minsk, la procesión por la paz
17/08/2020 11:11
A escondidas, Lukashenko jura su presidencia. Cientos de arrestos
24/09/2020 09:58
El Papa desearía visitar Bielorrusia. En tanto, llega el nuevo nuncio
17/09/2020 10:19
Mons. Gallagher en Minsk. El apoyo de los obispos católicos rusos a Kondrusiewicz (VIDEO)
12/09/2020 08:00