08/06/2016, 17.03
TURQUIA - ARMENIA
Enviar a un amigo

Luego de que Alemania reconociera el genocidio, los armenios en Turquía viven con miedo. Arzobispo armenio, “solidario” con Erdogan

Los ciudadanos turcos de origen armenio y los inmigrantes armenios temen represalias y violencia, luego de que el parlamento alemán decidiera reconocer el genocidio armenio. En una carta dirigida a Erdogan, Mons. Aram Atesyan habla de una “instrumentalización” de la tragedia. El prelado quiere defender la comunidad de los ataques, pero es acusado entre los fieles por su falta de coraje.  

Estambul (AsiaNews) – El reconocimiento que el Bundestag alemán ha efectuado en relación al genocidio armenio y a la corresponsabilidad de Alemania en la masacre, fomenta nuevas polémicas en Turquía y en el panorama internacional. En la época de los hechos (1915), Berlín fue aliada, estuvo presente y fue copartícipe de la destrucción de elementos cristianos –armenios, arameos, sirios, griegos – en el Imperio Otomano. Y la decisión alemana de hacer un “mea culpa” ha sido fuente de alegría para la diáspora armenia, diseminada en todo el mundo.

Entre los motivos de fiesta, está el hecho de que Alemania no posea una nutrida comunidad armenia; por el contrario, ella hospeda a tres millones de turcos y, de acuerdo a la lógica, tendría que haber continuado optando por la vía del negacionismo, que fue la adoptada en estos últimos 100 años. Sin embargo, no se puede decir lo mismo para los 100.000 ciudadanos turcos de origen armenio, que aún hoy siguen presentes en Turquía, y que se sienten atrapados entre la morsa del resentimiento y el ser objeto de represalias por parte de los grupos ultra-nacionalistas. Estos últimos son fomentados y sostenidos por el gobierno de Ankara, por los servicios secretos turcos y por el aparato militar.

La reacción vehemente, e incluso proverbial, del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, ha hecho accionar las campanillas de alarma, En una aparición televisiva del 5 de junio pasado, él amenazó con “expulsar” a lo más de 100.000 armenios de Turquía, así como a los inmigrantes de origen armenio que actualmente se encuentran en el país.

Ciudadanos turcos de origen armenio que fueron entrevistados por AsiaNews refieren que en sus vecindarios “domina un clima de miedo”. La campaña mediática de la prensa de gobierno ha asumido tales niveles de “armenio-fobia”, que pueden instigar reacciones inesperadas, como tan a menudo ha ocurrido en el curso de la historia de la República turca.

Un docente armenio, ya jubilado, afirma que los armenios de Turquía “se sienten como rehenes” y, si bien por un lado se “alegran” por el “triunfo de la justicia” y por el “golpe mortal que Alemania ha asestado al círculo vicioso de la vil mentira y del negacionismo”, por otra, se cuidan bien de “exteriorizar esta alegría” y aguardan “pagar el precio” por ella. “Lo que Turquía no logra aceptar –continúa el docente- es que Alemania haya admitido su propia corresponsabilidad en la aniquilación del pueblo armenio, quitando así a Ankara la posibilidad de negar su propia parte de responsabilidad”. Y concluye: “Ahora vivimos en el terror”.

En un intento por calmar las aguas, el arzobispo ortodoxo armenio y vicario patriarcal de Estambul, Mons. Aram Atesyan – que alimenta la ambición de convertirse en el futuro patriarca con el beneplácito de Erdogan- ha enviado una larga carta de “disgusto y solidaridad” al presidente turco. El prelado ha expresado el “remordimiento suyo y de los armenios (¡sic!)” por la resolución adoptada por el parlamento alemán, definiéndola como un “abuso ejercido contra la nación armenia por parte de poderes imperialistas”.

En la carta, que ha tenido una amplia difusión en la prensa turca, sobre todo en aquella prensa ligada al partido de gobierno, el vicario armenio ha incluso puesto en duda el hecho de que esta resolución pueda “representar la voluntad del pueblo alemán”.

“Como hemos afirmado en otras ocasiones –continuó Mons, Atesyan- utilizar en el plano internacional la tragedia que ha traumatizado a la nación armenia, (es algo que) provoca pena y dolor”. Él repitió prácticamente las mismas palabras que el presidente turco pronunciara el 5 de junio, en una intervención de fuego contra Alemania, palabras que fueron condenadas por la canciller alemana Angela Merkel, quien las definió como “inadmisibles”.   

El vicario agregó, por lo tanto, que el “dolor histórico” es utilizado “como instrumento para acusar y castigar al Estado turco y a la nación entera”.

La situación y la posición del vicario, en un futuro, posible ´patriarca de la sede de Estambul, son comprensibles en tanto justificadas por la obligación de proteger a su grey de la ira de un nacionalismo y de un extremismo islámico, ambos tan difundidos en la Turquía de Erdogan. Sin embargo, parte de la prensa armenia, y en particular aquella vinculada a la diáspora –descendientes de las víctimas del genocidio- han criticado la “falta de coraje de un sucesor de los apóstoles de Cristo”, que debería decir la verdad “a cualquier costo”. Los armenios de la diáspora invitan a Mons. Atesyan a actuar “como un verdadero jefe de la Iglesia de Cristo”, y aprender del Papa el valor del “coraje”. La referencia es a las palabras del Papa Francisco, que ha llamado “al mal por su nombre”, en ocasión del centenario del Genocidio armenio celebrado el 12 de abril pasado en la basílica de San Pedro. (PB)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
El patriarca Beshara Rai va a Armenia para conmemorar los 100 años del genocidio
22/04/2015
Carta encíclica por los 100 años del genocidio armenio
29/12/2014
Estambul, la interferencia del gobernador en la elección del nuevo Patriarca armenio
20/03/2017 14:09
Catholicos armenio: que Turquía restituya iglesias y propiedades, primer paso para reparar el genocidio
24/04/2018 14:28