26/06/2017, 14.47
VIETNAM – CHINA
Enviar a un amigo

Mar del Sur de China, Hanoi y Beijing en desacuerdo

de Thanh Thuy

General chino Fan Changlong: "Todas las islas en el Mar del Este pertenecen a China desde tiempos antiguos." Cancelada la cuarta edición del Intercambio de Amistad para la defensa de la frontera chino-vietnamita. Descontento de Beijing hacia los planes vietnamitas de explotación de petróleo y gas en las aguas en disputa. Hanoi vistazo más de cerca de lazos económicos y militares con Japón y Estados Unidos.

 

Hanoi (AsiaNews) - Se terminó abrupta e inesperadamente la visita a Vietnam del gen. Fan Changlong, vicepresidente de la Comisión Militar Central de la República Popular de China (RPC).

El alto oficial tendría que trabajar en estrecha colaboración con las autoridades vietnamitas del 18 al 22 junio. En los dos primeros días, el viaje incluyó reuniones de alto nivel con los líderes del gobierno de Hanoi: Nguyễn Phú Trọng, secretario general; el presidente Trần Đại Quang; el Primer ministro Nguyễn Xuân Phúc; Ngô Xuân Lịch el ministro de Defensa.

Viet Nam Media informa que, en los dos días restantes, gen. Fan Changlong debería haber conducido junto con el general Ngô Xuân Lịch la cuarta edición del Intercambio de Amistad para la defensa de la frontera chino-vietnamita, donde participarían tropas de ambos países.

Un periódico local independiente informa que el propósito de la visita del gen. Fan era discutir con los líderes de Vietnam "ciertas cuestiones relacionadas con las disputas entre las dos naciones en el Mar del Sur de China". En este sentido, el general dijo que "todas las islas (incluyendo los arrecifes de coral) en el Mar del Este pertenecen a China desde tiempos antiguos."

Sin embargo, el Gobierno de Vietnam no está de acuerdo con las opiniones y sugerencias del general, que a su vez ha cancelado todos los compromisos bilaterales. En la tarde del 18 de junio de Fan Changlong ha partido para China sin ninguna explicación.

En el pasado, Vietnam siempre ha declarado su compromiso para construir "buenas relaciones" con China. Según los analistas, la repentina decisión de Fan Changlong demuestra el descontento de Beijing con los planos vietnamitas para la explotación de gas y petróleo en el Mar del Sur de China. A su vez Hanoi también está tratando de establecer relaciones, económicas y militares, más estrechas con Japón y los Estados Unidos de América.

En enero de 2017, el grupo estadounidense ExxonMobil firmó un acuerdo para la elaboración y venta de gas del " Blue Whale Oilfield " en Vietnam continental. El 13 de junio del año pasado, los marineros de Echigo, el barco de la Guardia Costera de Japón visitó la provincia de Đà Nẵng (centro de Vietnam), donde tomaron parte en algunos ejercicios conjuntos con los colegas vietnamitas. Además, Washington y Tokio han proporcionado a Hanoi naves y barcos de patrulla para ayudar a Vietnam a mejorar sus capacidades marítimas.

Mientras tanto, las autoridades chinas han declarado que "la plataforma de perforación Haiyang Shiyou - 981 operará en el campo petrolero Lăng Thủy del 16 de junio al 15 septiembre de 2017". En el momento la plataforma petrolífera se encuentra a 74 millas náuticas de Hainan, isla de China que se encuentra en la parte sur del país, frente a la costa de Vietnam central. Este tramo de costa se encuentra en el norte del Golfo de Mar del Vietnam y es el centro de las negociaciones entre China y Vietnam para la delimitación de las aguas territoriales.

No es la primera vez que China lleva el Haiyang Shiyou - 981 a las aguas de competencia de Vietnam o en el centro de las controversias, como un acto de venganza contra Hanoi, que trata de escapar de la influencia territorial de china. Los analistas predicen ahora una nueva ola de tensiones entre los dos países, que amenazan con socavar la paz y la economía de las aguas orientales del Mar del Sur de China.

Explotando cierta ambigüedad del derecho internacional relativo a las aguas territoriales, Beijing reclama una porción sustancial del océano. Incluye las islas  Spratly y Paracel, reclamadas por Vietnam, Taiwán, Filipinas, Brunei y Malasia (casi 85% del territorio) en el Mar del Sur de China y la Senkaku (para Japón y Diaoyu en China), del Mar del Este de China. Para asegurar el control de importantes rutas marítimas que pasan a través de estas aguas, el gobierno chino ha comenzado la construcción de una serie de islas artificiales, con equipos militares y faros de navegación.

Estimaciones recientes indican que el valor comercial de los productos en tránsito cada año en la zona es de alrededor de 5 mil millardos de dólares. Para apoyar a los países del sudeste de Asia está también los Estados Unidos, que considera "ilegal" e "irracional" la llamada "lengua de buey" utilizado por Beijing para marcar su territorio, hasta comprender casi el 80% de los 3,5 millones de kilómetros cuadrados.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Hanói ‘vende a muy bajo precio’ zonas económicas a Beijing
06/06/2018 18:51
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Hanói, decenas de activistas arrestados por protestar contra el imperialismo chino en los mares
18/07/2016 14:16