26/05/2017, 17.03
EGIPTO
Enviar a un amigo

Minia: decenas de peregrinos coptos muertos en un ataque. 'Los cristianos son el objetivo de los terroristas'

Según el padre Rafic, vocero de la Iglesia católica egipcia, los milicianos quieren “purificar a Egipto y al Oriente Medio de la presencia cristiana”. El atentado en la vigilia del Ramadán es “la peor publicidad”. Un momento “triste” para Egipto, incluso “para los musulmanes que quieren la paz”. Esta noche habrá oraciones y misas, en recuerdo de las víctimas. 

El Cairo (AsiaNews) - Los cristianos son “un objetivo de los terroristas”, esto ya es un “dato de hecho”. Según una óptica tergiversada, sus acciones “son un intento de “purificar a Egipto y a todo el Oriente Medio de la presencia cristiana”. Es lo que afirma a AsiaNews el Pbro. Rafic Greiche, vocero de la Iglesia católica egipcia, al comentar el último ataque de hoy ocurrido en el país, contra los cristianos coptos. “Hay diversas fuentes contradictorias entre sí –prosigue el sacerdote- en cuanto al número de víctimas: según algunos, 23, para otros, 25, ahora las últimas versiones hablan de 26 muertos [un último saldo menciona 36 muertos, ndr]. Lo que es cierto es que entre las víctimas también habría numerosos niños”.

En un primer momento, algunas fuentes locales, difundidas por la agencia oficial del Estado, habían hablado de una decena de hombres, armados con ametralladoras, que cortaron el paso a un bus cargado de peregrinos que se dirigían al monasterio de  Anba Samuel, en la gobernación de Minia, en el oeste de Egipto.  Los asaltantes abrieron fuego sobre los pasajeros. Uno de los milicianos habría filmado la masacre con un celular.   

El padre Rafic afirma que, a partir de las últimas informaciones, “los vehículos asaltados por los terroristas serían al menos tres”. Además de las víctimas fatales hay una decena de heridos, algunos de los cuales se encuentran en condiciones graves. Quien atacó los vehículos que llevaban cristianos coptos a bordo sería un comando yihadista, quizás vinculado a los grupos afiliados al Estado islámico (EI), que se encuentra operando en la zona desde hace tiempo. Testigos oculares afirman que los milicianos vestían uniformes militares.

Los fieles se estaban dirigiendo a un monasterio ortodoxo situado en el Alto Egipto, a aproximadamente 300 km de El Cairo. Un lugar de culto frecuentado durante los fines de semana para asistir a la oración y a la misa, en particular los días viernes, que es el día de fiesta y de reposo semanal en el país. “La gente – cuenta el sacerdote- acude de manera numerosa a la zona para participar de las celebraciones. Ellos representan un blanco fácil para los terroristas”.  

“Hoy es la vigilia del inicio del Ramadán –observa el vocero de la Iglesia católica- y los terroristas han decidido atacar. Tal como hicieron el 11 de diciembre, coincidiendo con la fiesta del profeta Mahoma. Atacan cuando hay gente, para asestar un golpe directo al montón”.

Un nuevo atentado faltando horas para la inauguración del mes islámico de ayuno y oración “es la peor publicidad” que pueden hacer los terroristas, agrega el padre Rafic, además de que es “un momento triste para Egipto, para los egipcios, pero sobre todo para aquellos que son musulmanes y quieren vivir en paz”. “Esta noche –concluye- en las misas y en las celebraciones, rogaremos por estas nuevas víctimas cristianas”.

El ataque de hoy no es sino el último episodio de un largo reguero de sangre. Desde diciembre pasado ya son al menos 75 los miembros de la minoría religiosa (el 10% de la población total) que han muerto por los golpes asestados por los fundamentalistas islámicos.  Entre éstos, se cuentan las víctimas de las explosiones ocurridas en las iglesias el mes pasado, en el Domingo de Ramos, y los fieles que murieron en el contexto del ataque contra la catedral copta de San Marcos en Abassiya, El Cairo, en diciembre.

En las horas que siguieron a los ataques, la cúpula de Daesh [acrónimo árabe para el Estado islámico] ha reivindicado los atentados y ha amenazado con nuevos hechos de violencia contra la minoría en el país.

La escalada de violencia hizo temer la cancelación del viaje apostólico del Papa Francisco a Egipto, programado para fines de abril. Sin embargo, el pontífice quiso respetar el programa inicial, y se reunió con el presidente de la República al-Sisi, con el gran imán de al-Azhar Ahmad Al-Tayeb y celebró una misa ante decenas de miles de fieles.

En los últimos días, el ministerio público egipcio ha encausado a 48 (presuntos) milicianos o simpatizantes del Estado islámico (EI), por su vinculación con los tres atentados en las iglesias coptas. Al día de hoy, 31 de éstos se encuentran recluidos en prisión, en base a una medida de custodia cautelar; el resto continúa prófugo de la justicia. En respuesta a la violencia, el presidente egipcio Abdul Fattah al-Sisi ha proclamado el estado de emergencia que rige para todo el territorio nacional. Hoy, él presidió una reunión del Gabinete de Seguridad, durante la cual confirmó “la guerra en todos los frentes” contra los movimientos yihadistas y el extremismo en el país”.  (DS)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
El Cairo, 48 yihadistas procesados por los ataques contra las iglesias coptas
22/05/2017 10:57
En Sinaí del Norte, un cristiano de 50 años fue ajusticiado por el Estado islámico
08/05/2017 11:06
Por riesgo de atentados, las Iglesias evangélica y copta de Egipto reducen las actividades
14/07/2017 10:21
El Papa en Egipto: entusiasmo y admiración en los comentarios en la web y en los medios
29/04/2017 11:37