19/10/2018, 15.10
CHINA
Enviar a un amigo

No sólo EEUU: el G20 se alza contra Beijing por los subsidios a las empresas estatales

de Wang Zhicheng

Los subsidios del gobierno chino generan “dumping”, es decir, una sobreproducción a precios bajos, que se vuelca al mercado internacional y contra la cual los demás actores no pueden competir. El B20 (los consejeros del G20) demanda un mayor equilibrio entre las industrias estatales y privadas. Si China siguiese las reglas de la economía de mercado, se autodestruiría en cuestión de meses. 

Beijing (AsiaNews) – La guerra de aranceles entre China y los Estados Unidos no es el único conflicto económico que debe afrontar el gigante asiático. A causa de los privilegios que el gobierno de Beijing concede a las empresas estatales, muchos países del mundo, pero en particular aquellos del G20, exigen que éste se adecúe a las normas internacionales, dentro de un marco de competencia leal entre empresas estatales y privadas.  

En los últimos años, los gobiernos extranjeros se han vuelto cada vez más críticos hacia China, por el apoyo que ésta brinda al sector estatal, dando lugar a un “dumping”, es decir, a una sobreproducción de acero y aluminio, gracias a los generosos subsidios de la administración china, que permiten que los productos chinos tengan un precio de mercado menor.

Según Caixin, hace una semana, el Business 20 (B20), un grupo de empresarios y asesores del G20, solicitaron al Grupo de las 20 economías más desarrolladas, que se emprenda una labor mancomunada a fin de establecer “medidas que aseguren que las empresas estatales no tengan accesos privilegiados y asistencia no comercial, a fin de permitir un campo de juego equilibrado para las inversiones y el comercio”.

En las reuniones del Fondo Monetario Internacional llevadas a cabo la semana pasada en Bali, Yi Gang, el director del Banco Popular de China, admitió que su país está tratando de adoptar el principio de la “neutralidad competitiva”. Sin embargo, al día siguiente de su declaración, Peng Huagang, subjefe de la Comisión de administración y supervisión de las empresas estatales, criticó las declaraciones del B20, reivindicando el hecho de que “las empresas estatales están totalmente integradas en el mercado”.  

Es probable que la cuestión de los subsidios otorgados a empresas estatales sea tratada en el próximo encuentro del G20, a realizarse del 30 de noviembre al 1º de diciembre en Buenos Aires.

Los subsidios que el gobierno chino otorga a sus industrias estatales se han convertido en la queja recurrente del G20. En el pasado mes de abril, algunos grupos empresarios de la industria del aluminio, provenientes de Brasil, Canadá, Japón, México y Europa, redactaron una carta en la cual se instaba al G20 a tomar medidas contra China y el apoyo de su industria. En la carta se resaltaba que, a pesar de ciertas medidas adoptadas por Beijing, aún sigue habiendo demasiada sobreproducción. Por ejemplo, en el año 2017, la producción de aluminio chino creció un 13%, mientras que en el resto del mundo ésta creció un 2%.

Ciertos expertos en el tema afirman que si China llegara a alinearse con la economía de mercado –suspendiendo las subvenciones estatales para sus industrias- su economía de desplomaría en cuestión de pocos meses. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Los EEUU aceptan negociar con China para evitar la guerra de los aranceles
19/04/2018 13:03
La guerra del aluminio, entre Washington y Beijing
28/02/2018 10:47
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
FMI: China predica la globalización, pero luego pone barreras comerciales
15/01/2018 11:39
Ganancias récord para las empresas estatales chinas. ¿Será creíble?
16/01/2018 10:45