03/09/2021, 09.55
KAZAJISTÁN
Enviar a un amigo

Nursultán, el Presidente Tokaev llama a afrontar la crisis económica y lingüística

de Vladimir Rozanskij

Los problemas económicos se acentúan con la pandemia. El impacto de la caída de los precios de los recursos energéticos. La inflación alcanza niveles récord; la agricultura,  afectada por la sequía. En 2020, el 96% de las reservas financieras se utilizaron para hacer frente a las deudas. El enfrentamiento con Moscú por la difusión del kazajo.

Moscú (AsiaNews) - En su tercer "mensaje al pueblo", el presidente kazajo Kasym-Žomart Tokaev se centró en la economía y en el desarrollo de la lengua nacional. En 2019, Tokaev sustituyó al "eterno presidente" Nursultán Nazarbaev, quien, sin embargo, sigue controlando el país desde la presidencia del Consejo de Estado.

Los temas hacen hincapié en los "objetivos prioritarios del desarrollo económico y social en un futuro próximo", sin tocar siquiera la política, que se considera una cuestión menor y ya definida, sin lugar a discusión. La cuestión principal es cómo salir de la pesadilla de la pandemia, con la crisis económica acentuada por la caída de los precios de los recursos energéticos, componente clave de las exportaciones de Kazajstán. La inflación toca niveles récord por cuarto año consecutivo, y la agricultura atraviesa dificultades debido a la extraordinaria sequía de este año.

Ante las cámaras del Parlamento reunidas el primero de septiembre, Tokaev explicó que los recursos del fondo nacional -donde se calculan los ingresos del mercado energético- últimamente se utilizan cada vez más para cubrir los déficits presupuestarios. "Nuestras reservas financieras no son infinitas", dijo el Presidente, encargando al Gobierno y al Banco del Estado la elaboración de un plan para mantener las finanzas bajo control.

Es necesaria la "diversificación de la economía", una idea que se viene repitiendo desde hace muchos años, desde la época de Nazarbayev, aunque sin vislumbrar una salida de la dependencia energética. El segundo presidente de Kazajistán independiente, al celebrar los 30 años del fin del yugo soviético, quiso recordar un principio fundamental del liberalismo: "El crecimiento y el desarrollo no requieren de una excesiva intervención del Estado en la economía", pues ello "conduce a altos niveles de corrupción".

Por primera vez en su historia, Kazajistán tuvo que contraer una deuda de 1.500 millones de euros con el Banco Asiático de Desarrollo y el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (promovido por China). En 2020, el gobierno no tuvo más remedio que utilizar el 96% de sus reservas financieras para hacer frente a las deudas.

Para estimular la economía y el consumo interno, Tokaev anunció varias medidas, entre ellas un aumento de los salarios de los empleados estatales. A partir de 2022, el salario mínimo de los funcionarios se elevará a 60.000 tenges (119 euros), frente a los actuales 42.500 tenges (unos 84 euros). Sin embargo, el presidente advirtió contra "las actitudes parasitarias de quienes piensan que pueden utilizar los programas sociales para sus propios intereses". Estas posturas provienen, a su vez, de "enfoques paternalistas, que llevan a muchos ciudadanos a pretender algo del Estado". Tokaev añadió que "el deseo infundado de recibir prestaciones sociales priva a las personas de la capacidad de ganarse la vida con su propio esfuerzo". En los últimos años ha habido muchas protestas entre diversas categorías de trabajadores y ciudadanos por el limitado apoyo económico del Estado.

Un tema muy candente es la transición gradual a la lengua nacional kazaja, liberándose de la dependencia del ruso de origen soviético (y antes imperial). Varios políticos rusos han intervenido en los últimos meses, acusando a Kazajistán de "rusofobia". El presidente quiso asegurarles que "la lengua rusa tiene aquí el estatus de lengua oficial y no tenemos intención de obstaculizar su uso", pero "no por ello debe limitarse la difusión de la lengua kazaja".

La decisión de apoyar el kazajo no será cuestionada, ya que es "uno de los principales planteamientos de la política estatal: todo ciudadano que vincule su futuro a nuestro país debe prestar atención al estudio de la lengua kazaja". El ruso "es una de las seis lenguas oficiales de la ONU, y con Rusia compartimos las más amplias fronteras geográficas y culturales", pero también debemos "custodiar por igual la unidad y la armonía en nuestra sociedad, en la que la armonía interétnica e interconfesional es fundamental", concluyó Tokaev.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Moscú y Nur-Sultan, el sueño de la Gran Eurasia
04/04/2019 16:04
Putin y los kazajos coinciden en la ecología, pero se enfrentan por los tigres
07/10/2021 11:04
La ex OTAN soviética, sin Secretario
12/11/2018 09:43
Asia Central: la guerra cultural por la lengua rusa
16/08/2021 10:28
Chaplin: Francisco y Kirill se reunirán en Kazajistán en el 2021
26/09/2019 10:29