27/05/2016, 15.32
JAPON
Enviar a un amigo

Obama visita Hiroshima: “La muerte llegó desde lo alto. Ahora necesitamos un mundo sin armas nucleares"

El primer presidente americano en el cargo que visita uno de los lugares devastados por las bombas nucleares estadounidenses., abraza a un sobreviviente y rinde homenaje a “los muertos inocentes”. Ninguna disculpa, comoya fuera anticipado, pero sí hizo una promesa: “Que sea el inicio de nuestro despertar moral. Entre EEUU y Japón una de las alianzas más fuertes del mundo”.

Hiroshima (AsiaNews)- El abrazo entre Barack Obama y Shigeaki Mori, sobreviviente a la atómica lanzada el 6 de agosto de 1945, fue saludado por los medios japoneses como “el ícono de un siglo que se cierra”. El líder democrático y del primer presidente estadounidense en el cargo que visita Hiroshima, devastada junto a Nagasaki con dos dispositivos nucleares que cambiaron el curso de la historia. Obama, como ampliamente fue anticipado no se disculpa por lo sucedido: la historiografía de EEUU ve de hecho en la masacre atómica como un “paso necesario” para concluir el conflicto y salvar a millones de vidas humanas.

Sin embargo, Obama elige orientar su intervención sobre la esperanza: “Estamos aquí para llorar la muerte de hombres, mujeres y niños japoneses, de decenas de miles de coreanos y de decenas de soldados americanos en esa época prisioneros. Estamos aquí para llorar la muerte de todos los inocentes…allí donde el mundo cambió para siempre. Ahora queremos un mundo sin armas nucleares”.

El presidente estadounidense fue recibido por el Premier japonés, Shinzo Abe y depone una corona de flores en el cenotafio que recuerda a las víctimas. Luego pronuncia su discurso: “Aquel día-el 6 de agosto de 1945- la muerte llegó de lo alto, cuando la figura de un hongo tomó forma elevándose hacia estos cielos: imaginemos el momento en el cual la bomba cae, sentir el terror de los niños, escuchar un llanto silencioso”.

La memoria del 6 de agosto, agrega, “no desaparecerá jamás”. “Aquel recuerdo nos permite ir adelante y sobre todo imaginar lo que sucederá, nos permite cambiar”. La esperanza, subraya, “es que Hiroshima y Nagasaki no sean vistas como los albores de la guerra atómica sino como en el inicio de nuestro despertar moral”.

Sobre esta base, Barack Obama pide “un mundo sin armas nucleares: debemos modificar nuestro mismo modo de pensar en la guerra y contar a nuestros hijos una historia diversa. Hoy cada de esta ciudad transcurrirán la jornada en paz. Y esta es una cosa que vale”.

Después del discurso, el momento más esperado por la opinión pública japonesa: el encuentro entre el presidente de EEUU y una representación de hibakusha, los sobrevivientes al Holocausto nuclear. Por respeto del dolor de ellos, esta secuencia no es transmitida por la televisión de Estado.

El Nobel por la paz estaba ya en Japón para el G7 concluido esta mañana. Su Air Force One aterrizó en una base militar americana en la periferia de la ciudad, la Marine Corps Air Station de Iwakuni, a unos cuarenta quilómetros de Hiroshima. Apenas desembarcó quiso recordar la solidez de la alianza con Japón: “Reafirmamos la alianza entre los EEUU y Japón, una de las más fuertes del mundo. Es el testimonio de cómo un país, un tiempo acérrimo enemigo, puede convertirse en un fortísimo aliado”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Nagasaki, paralizada por el aniversario de la bomba atómica: ‘Que nunca más haya una tragedia semejante’
09/08/2018 13:44
Hiroshima, los 75 años del bombardeo nuclear
06/08/2020 11:25
Hiroshima, el corazón de los niños, unido al de los hibakusha (sobrevivientes)
06/08/2019 16:45
Hiroshima, la Declaración de paz 2019
06/08/2019 15:49
Obama “dispuesto a visitar” Hiroshima, aunque sin disculparse por las bombas atómicas
28/04/2016 10:19