21/06/2018, 16.34
VIETNAM
Enviar a un amigo

Obispo emérito de Kontum. ‘Errores del gobierno’ que amenazan la existencia de los Montagnard

de Paul Hung Quoc

Los expertos: “Los tribales se convirtieron en una ‘legítima minoría’ en la propia patria”. Pobreza, deforestación, agricultura intensiva y contaminación son las emergencias más críticas. No obstante la persecución, la Iglesia ofrece apoyo material y espiritual y dedica a ellos numerosas actividades sociales y caritativas.

Hanói (AsiaNews)- “Si pudiese aconsejar al gobierno, les haría presente la insuficiencia de algunas políticas sociales y leyes contra la propiedad de la tierra. Es cuánto afirma Mons. Michael Hoàng Đức Oanh, obispo emérito de Kontum (en la homónima provincia central), en un encuentro con los fieles de la arquidiócesis de Saigón. “Las personas deben ser respetadas y sus opiniones escuchadas-prosigue el prelado. Sin embargo, no obstante las autoridades declaren que ‘sólo el pueblo puede proteger al país’, esto no sucede”.

La diócesis de Kontum está situada en la región de las Highlands Centrales, territorio que reagrupa a cinco provincias de Vietnam central: Đắk Lắk, Đắk Nông, Gia Lai, Kon Tum y Lâm Đồng. La comunidad católica se compone d 40 grupos étnicos distintos, entre los cuales los Bahnar, Jơrai, Sê Đăng, Rơgao, Yơling, y los Kinh, que constituyen cerca del 50% de los más de 290 mil fieles de la diócesis. Llamados “Montagnard” (Người Thượng en vietnamita), estas minorías representan la faja más pobre de la población.

Además de las difíciles condiciones económicas y sanitarias, los católicos locales deben enfrentar también los ataques a la libertad religiosa. Estas son una constante contra las poblaciones Montagnard y en los últimos años aumentaron. El régimen comunista intenta además apropiarse de las tierras por la fuerza. En busca de reparo por las violencias, siempre y cada vez más las familias tratan de atravesar la frontera, arriesgando arrestos y rechazos. A través de la obra de los obispos, sacerdotes como los padres redentoristas y fieles, con la Iglesia ofrecen apoyo material y espiritual a los Montagnard y a ellos dedican numerosas actividades sociales y caritativas.

A partir de 1976, cuando las fuerzas revolucionarias comunistas derrotaron al Movimiento de Y Bih Alêo por la autonomía de los Montagnard, Hanói emanó  un documento sobre “las políticas para las minorías étnicas”. Estas disposiciones están finalizadas a la defensa nacional y a la protección de las fronteras de Vietnam. Sin embargo, ellos no entienden mejorar la vida de los tribales, sino más controlarlos. Según del grado se “sumisión” de ellos, el gobierno comunista ejercita un control “fuerte o liviano” y “creciente o en disminución”.

En el curso d los años, tierras y pueblos fueron “colectivizados” y las condiciones de vida son siempre más desesperadas. Los más jóvenes no tienen la posibilidad de frecuentar las escuelas. La tasa de niños analfabetos es del 60%, el más alto de todo Vietnam. Cada año escolar, los jóvenes diplomados de las escuelas secundarias o superiores son muy pocos. La mayor parte de los jóvenes pertenecientes a las minorías étnicas se vio obligada a abandonar pronto los estudios, para encontrar trabajo o dedicarse a la agricultura.

En más de 40 años, el régimen  transfirió a las Highlands Centrales a más de 3 millones de personas originarias del delta del Río Rojo y más de 70 mil de las Uplands del Norte. La deforestación y la agricultura intensiva han transformado el territorio. Éstas no son la única amenaza a la existencia de los Montagnard. A éstas se agregan la difundida contaminación de los recursos hídricos, debido a la industrialización salvaje y a la falta de políticas gubernamentales de tutela ambiental.

La ley sobre la tierra de 1999 redujo en modo significativo las áreas agrícolas destinadas a los tribales. Cada núcleo familiar puede tener en concesión 1,2 hectáreas. La norma afectó duramente al estilo de vida tradicional. Abuelos, padres, hijos y nietos tuvieron que dividirse en modo de poder cultivar más tierra y contrastar al hambre. Para muchos expertos, los Montagnard por todas partes se convirtieron en una “legítima minoría en la propia patria”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Oprimidos por el régimen, los católicos de Lộc Hưng ruegan por la libertad religiosa
27/08/2019 14:23
Pastor menonita víctima de abusos en las cárceles vietnamitas
21/10/2013