06/11/2016, 13.03
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: En el Año santo de la Misericordia, un acto de clemencia hacia los presos

Francisco hace un llamamiento a las autoridades civiles en todo el mundo por una mejora en las condiciones carcelaria, una justicia "no sólo punitiva", sino orientada hacia la reintegración del delincuente en la sociedad. Sin referencia "al cielo y la vida eterna, el cristianismo se reduciría a una ética, una filosofía de vida". Los 38 mártires del régimen ateo y comunista en Albania beatificados ayer. La entrada en vigor del Acuerdo de Paris sobre la clima  "para poner la economía al servicio de las personas y la construcción de la paz y la justicia",

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - "Un acto de clemencia en favor de los presos que sean considerados elegibles para beneficiarse de esta decisión", "mejorar las condiciones de vida en las cárceles" y una reflexión para que la "justicia criminal no sólo sea punitiva, sino abierta a la esperanza y la posibilidad de volver a insertar el delincuente en la sociedad" es el llamado del papa Francisco hoy a las autoridades civiles en todo el mundo con motivo del Jubileo de la Misericordia. La llamada - lanzada al final de la oración del Ángelus de hoy - era esperada por muchos prisioneros, especialmente un millar de ellos que ayer y hoy han venido en peregrinación a Roma, y ​​esta mañana asistieron con el Papa en la misa en la basílica de san Pedro por el Jubileo de los reclusos.

Más temprano, el Pontífice había hecho una pausa para reflexionar sobre el Evangelio del domingo de hoy (32º del año, C, Lc 20,27-38), que presenta la disputa de Jesús con los saduceos a propóstio de cómo entender la resurrección. Jesús explica "la existencia después de la muerte será diferente a la de la tierra. Él hace comprender a sus interlocutores que no es posible aplicar las categorías de este mundo a las realidades que van más allá y que son más grandes de lo que vemos en esta vida".

"En este mundo - añadió - vivimos de realidades provisorias, que terminan, mientras después de la resurrección, la muerte ya no será nuestro horizonte y viviremos las relaciones humanas en la dimensión de Dios y de modo transfigurado. A la vez que destacó que también el matrimonio resplandecerá, transformado, en la comunión gloriosa de los santos en el Paraíso."

"La resurrección - continuó - no es sólo el hecho de resurgir después de la muerte, sino un nuevo tipo de vida que ya experimentamos hoy. De ahí que haya reafirmado  que si no existiera la referencia al Paraíso y a la vida eterna, el cristianismo se reduciría a una ética, a una filosofía de vida. En cambio, el mensaje de la fe cristiana viene del cielo, es revelado por Dios y está más allá de este mundo. Creer en la resurrección es esencial, de manera que cada una de nuestras actos de amor cristiano no sea  efímero y un fin en sí mismo, sino que se convierte en una semilla destinada a florecer en el jardín de Dios, y producir frutos de vida eterna".

Después de la oración mariana, Francisco recordó que ayer en Scutari (Albania), fueron beatificados treinta y ocho mártires. Entre ellos se encuentran dos obispos, sacerdotes y religiosos, un seminarista y algunos laicos, "víctimas de una severa persecución del régimen ateo que dominó mucho tiempo en ese país en el siglo pasado. Ellos sufrieron la cárcel, las torturas y al final la muerte, por ser fieles a Cristo y a la Iglesia. Que su ejemplo nos ayude a encontrar en el Señor la fuerza que sostiene en los momentos de dificultad y que inspira actitudes de bondad, de perdón y de paz".

Por último, el papa Francisco comento la entrada en vigor, hace dos días, del Acuerdo de París sobre el clima. "Este importante paso hacia adelante - dijo - demuestra que la humanidad tiene la capacidad de colaborar para salvaguardar lo creado, para poner la economía al servicio de las personas y para construir la paz y la justicia. Mañana comenzará en Marrakech, Marruecos, una nueva sesión de la Conferencia sobre el clima, dirigida, entre otras cosas, a la actuación de dicho acuerdo. Deseo que todo este proceso esté guiado desde la consciencia de nuestra responsabilidad para el cuidado de la casa común".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Católico arrestado por cultivar cannabis para tratar a su esposa en fase terminal
08/04/2017 12:24