08/09/2016, 12.48
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: la paz empieza con pequeñas cosas, desde el corazón de cada uno de nosotros

"¿Cómo está su familia ahora? ¿Está en paz? Si no eres capaz de mantener tu familia, tu santuario, tu congregación, llevarla adelante en paz, no son suficientes las palabras de paz por el mundo...".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - La paz no se construye sólo en los principales foros internacionales, sino que es un don de Dios por el cual todo el mundo debe "trabajar" y que "se convierte en oficio en manos de los hombres". Lo ha dicho el Papa Francisco en la homilía de la misa celebrada esta mañana en Casa Santa Marta, la primera después de las vacaciones de verano, siguiendo el ejemplo de los "pequeños lugares" donde nació la paz, como un corazón o un sueño, como le ocurrió a José, cuando un ángel le dice que no tenga miedo de tomar a María en matrimonio, porque ella dará al mundo el Emmanuel, el "Dios con nosotros." Y el Dios con nosotros "es la paz”.

En el día en que se celebra la fiesta de la Natividad de María, el Papa señaló que "este camino de santos y pecadores nos dice que debemos tomar este don de la paz y hacerlo camino en nuestras vidas, entrarlo en nosotros, entrarla en el mundo. La paz no se hace de un día a otro; la paz es un regalo, pero un don que debe ser tomado y procesado cada día. Por ello, podemos decir que la paz es un don que se convierte en oficio en las manos de los hombres. Somos los hombres, todos los días, que damos un paso por la paz: es nuestro trabajo. Es nuestro trabajo con el don recibido: hacer la paz".

Pero, cómo podemos lograr este objetivo, se pregunta Francisco. En la liturgia del día, indica, hay otra palabra-espía que habla de "pequeñez". La de la Virgen, que se celebra en la Natividad, y también la de Belén, algo tan 'pequeñas que incluso no se encuentra en el mapa". "La paz es un don, es un regalo artesanal que tenemos que trabajar todos los días, pero trabajarlo en las cosas pequeñas, en las minucias cotidianas. No bastan las grandes manifestaciones de la paz, las grandes reuniones internacionales no la hacen, esta paz, en lo pequeña. de hecho, se puede hablar de paz con bellas palabras, hacer una gran conferencia ... Pero si en tu pequeño, en tu corazón no hay paz, no hay paz en tu familia, en tu barrio no hay paz, en tu lugar de trabajo no hay paz, no la habrá tampoco en el mundo".

Debemos pedir a Dios la gracia de la "sabiduría para hacer la paz, en las pequeñas cosas de cada día, pero centrándose en el horizonte de toda la humanidad", precisamente hoy, cuando "estamos viviendo una guerra y todos piden por la paz".

Mientras tanto, dijo, será bueno preguntar "¿cómo está tu corazón hoy? ¿Está en paz? Si no está en paz, antes de hablar de la paz, tu corazón ha de estar en paz. ¿Cómo está su familia ahora? ¿Está en paz? Si no eres capaz de mantener tu familia, tu santuario, tu congregación, llevarlo adelante en paz, no bastan las palabras de paz para el mundo... Esta es la pregunta que me gustaría hacer hoy: ¿Cómo está el corazón de cada uno de nosotros? ¿Está en paz? ¿Cómo está la familia de cada uno de nosotros? ¿Está en paz? ¿Es así, no? Para llegar al mundo en paz".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Los pequeños pasos de la no violencia contra los grandes proyectos de guerra
12/12/2016 15:51
El Papa publica el Mensaje por la Paz 2017: La no violencia, estilo de una política para la paz
12/12/2016 14:21
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Una marcha de 300 km entre las dos Coreas: jóvenes de todo el mundo rezan por la paz
24/08/2018 14:55