16/02/2021, 15.41
IRAK
Enviar a un amigo

Thabit Michael, escultor iraquí: la fe en el arte y la espera del Papa

Thabit Michael es originario de Qaraqosh, en la llanura de Nínive, y estudió Bellas Artes en Bagdad. A lo largo de los años sus obras, algunas sagradas y otras no, se fueron repartiendo en distintas provincias del país. Hoy reconstruye junto con su hijo las obras destruidas por el Estado Islámico. El Papa es un mensaje de "resistencia" y una "invitación a permanecer".

 

Qaraqosh (AsiaNews) - La visita del Papa Francisco a Irak es "un mensaje de resistencia, una invitación a permanecer en nuestra tierra y en nuestra patria" y seguir dando "testimonio de nuestra fe cristiana", afirma a AsiaNews el escultor cristiano Thabit Michael, a quien conocimos y entrevistamos gracias al padre Thabit Mekko, responsable de la comunidad cristiana de Karamles, en la llanura de Nínive, al norte de Irak. Michael es autor de numerosas estatuas de la Virgen, que se encuentran desde Qaraqosh hasta en la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Bagdad, "teatro de la masacre de al-Qaeda en 2010". La presencia del Papa, sigue diciendo el artista, nos dará coraje y nos ayudará a reconstruir nuestra existencia".

Nacido en 1963 y graduado de la Academia de Bellas Artes de Bagdad, Thabit Michael vive en la ciudad de Qaraqosh en la llanura de Nínive. El nombre de la ciudad fue impuesto por el Imperio Otomano y por eso los cristianos prefieren llamarla Bakhdida, el nombre arameo. A lo largo de los años,Michael  ha creado decenas de estatuas que ahora se encuentran en distintas provincias de Irak, de carácter sagrado y no sagrado. Algunas de ellas fueron destruidas por la locura iconoclasta de los milicianos del Estado Islámico (IS, antes Isis).

“La mentalidad de artista - recuerda - la desarrollé desde que era niño, cuando estaba en Mosul en la casa de mi tío, que también era escultor. Allí pasaba mucho tiempo admirando una gran puerta antigua” en la que estaban grabadas representaciones de Nínive. A él se debe la escultura de un toro alado en el yacimiento arqueológico de Nínive. “Mirándolo a él - dice Thabit Michael - me acerqué al campo del arte y a esta profesión. El ambiente donde crecí fue fundamental para mi vida, para elegir mi trabajo ”.

“La mayoría de mis obras - explica - se encuentran en la llanura de Nínive. Los yihadistas demolieron varias, especialmente en monasterios e iglesias. Hace un tiempo empecé a realizar otras para reemplazarlas. Cuento con la ayuda de mi hijo quiere seguir mis pasos y también trabaja en el campo del arte”. Con nuestro trabajo, dice, "queremos dar testimonio de la presencia cristiana: somos hijos de esta tierra, de esta cultura y de este antiguo patrimonio, manteniendo viva la memoria de nuestros antepasados ​​que estuvieron entre los primeros apóstoles y evangelizadores de la cristiandad".

Una de las obras destruidas por el Isis es la estatua de Nuestra Señora del Tigre, colocada en la catedral de los caldeos de Mosul, que se encuentra en la ciudad vieja, en la parte occidental. Otra es un monumento que se encuentra en la casa arzobispal de los caldeos. Algunas ya fueron reconstruidas y otras siguen pendientes, pero son el signo vivo de una comunidad que quiere renacer después de tanto sufrimiento. “A pesar de la violencia de los yihadistas - dice Thabit Michael - las relaciones con los musulmanes siguen siendo buenas, sobre todo en el ambiente cultural y artístico, donde encuentro un gran respeto y colaboración, no solo en palabras sino también en gestos. Hay un gran respeto por el trabajo artístico, aunque otras personas tengan una mentalidad diferente que es más difícil de erradicar”.

Lo mismo ocurre con los kurdos. Algunos de ellos “tienen actitudes hostiles con los cristianos, aunque la mayoría cultiva relaciones cordiales. Un señor, recuerda, me encargó que hiciera una estatua para un monasterio caldeo en el Kurdistán iraquí. Una parte de los kurdos musulmanes de la zona se rebelaron y tuvimos que colocar la estatua dentro de la iglesia”. La última obra que hice, concluye, "es una estatua dedicada al regreso después de la emigración. Esperamos que la llegada del Papa nos dé más fuerza y ​​coraje para quedarnos y reconstruir nuestro país".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Qaraqosh, una estatua de la Virgen en la iglesia destruida por el ISIS
14/01/2021 13:22
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Cristianos, yazidíes y musulmanes: voces del Irak que espera al Papa (I)
03/03/2021 13:51
Cristianos fieles a la tierra de Irak, abiertos al mundo (II)
04/03/2021 12:56