22/11/2021, 12.40
LÍBANO
Enviar a un amigo

Beirut, Ministro de Asuntos Sociales: instituciones y servicios en riesgo

de Fady Noun

Un país que se desmorona festeja su independencia. En los últimos dos meses cientos de miles de ciudadanos han cruzado el umbral de la pobreza extrema. Los precios de los medicamentos se han disparado, lo mismo que la gasolina y la leche para bebés. Héctor Hajjar: posible cierre de instituciones por falta de fondos, la depreciación de la lira es uno de los factores determinantes. Campaña de AsiaNews en favor de las escuelas católicas.

 

Beirut (AsiaNews / OLJ) - Cientos de miles de libaneses han cruzado el umbral de la pobreza extrema (1,5 dólares por día) en los últimos dos meses, tras la cancelación total o parcial de todas las subvenciones a los precios de combustibles y medicamentos. Con respecto al combustible, el precio de 20 litros de gasolina equivale ahora a la mitad del salario mínimo (675 mil liras), en un país donde el salario medio oscila entre 1,5 y 2 millones de liras. El Líbano que hoy festeja el día de su Independencia es un país que se está desmoronando.

El 17 de noviembre entró en vigor una nueva lista de precios de medicamentos que tomó por sorpresa a los libaneses. La lista incluye medicamentos para enfermedades crónicas, antidepresivos y tranquilizantes, así como la leche en polvo para niños. El costo de los medicamentos contra el cáncer, para diálisis y enfermedades incurables y psicológicas que se utilizan en los hospitales públicos se mantiene sin cambios.

“Mi madre tiene 89 años, el costo mensual de sus medicamentos ha subido a 2,34 millones de liras libanesas, cuando antes costaban alrededor de 900.000. ¿Cómo hacen las personas cuyos salarios no superan los dos millones de liras?" se pregunta un libanés que, en forma anónima, cuenta su experiencia a L'Orient-Le Jour (LOJ), resumiendo en pocas palabras el sufrimiento de millones de libaneses. Ni siquiera la leche para bebés ha escapado a la subida de precios: de un costo promedio de 13 mil liras ha pasado a 95 mil. La escalada de también ha traído consigo un aumento de la tasa de ausentismo en la administración pública e incluso dentro de las fuerzas armadas, así como una fuerte ola migratoria de jóvenes.

El proceso de empobrecimiento no perdona ni siquiera a las instituciones sociales. Más de 70 pacientes de un centro psiquiátrico de la región de Jbeil, maltratados ​​e intoxicados, fueron trasladados la semana pasada a centros más seguros y adecuados.

El nuevo ministro de Asuntos Sociales, Héctor Hajjar (en la foto), declaró que la mayoría de las instituciones sociales del país están en crisis y corren peligro de verse obligadas a cerrar. Muchas de ellas, abandonadas a su suerte, privadas de todos los subsidios desde hace más de dos años por el Ministerio de Hacienda, afectados por la depreciación de la lira que ha perdido más del 90% de su valor, contando con la mitad de sus empleados, sobre todo del personal de enfermería, educadores especializados y paramédicos, están funcionando en régimen de supervivencia.

El ministro de Asuntos Sociales considera que la crisis, al punto que ha llegado, afecta a más de 100 mil familias, es decir a cerca de 500/700 mil personas de todas las edades y de todos los grupos sociales, si se considera que la población libanesa ronda los 6 millones de habitantes. Y calculando que el número de personas que requieren asistencia en el Líbano es entre el 5 y el 8% del total.

“Debido a la depreciación de la lira -explica Héctor Hajjar- todas las ayudas que el Estado otorga a estas instituciones han perdido al menos 15 veces su valor”. Y hoy no solo el presupuesto previsto para estos contratos es totalmente insuficiente - si se compara con las necesidades - sino que desde 2020 los fondos previstos dejaron de entregarse por completo. Por tanto, los pagos están retrasados aproximadamente 24 meses". El ministro también explica que, debido a la crisis, el colegio y el instituto técnico gratuito del padre Afif Osseiran en Bauchrieh (Metn), una institución que brinda formación profesional a niños de escasos recursos, "está a punto de cerrar" después de luchar durante más de dos años para salir adelante. “En la época de su fundador, la institución ofrecía un techo a cerca de 150 'pollitos'”, cuenta un amigo de esa fundación, y afirma que “durante mucho tiempo ha sido un modelo de acción social”.

En la categoría de instituciones en alto riesgo, Hajjar también incluye los centros de rehabilitación para drogadictos porque los servicios que ofrecen son prolongados: hospitalización, tratamiento de desintoxicación durante un año y luego acompañamiento durante tres años. Y las cifras en este sector van en aumento.

Para hacer frente a esta situación, el Ministro de Asuntos Sociales ha desarrollado una estrategia de resistencia al colapso total que incluye, en primer lugar, un ordenamiento contable, que proporciona a las instituciones sociales una idea exacta e inapelable de lo que el Estado les debe y la promesa de una futura liquidación de esa deuda. “Es cuestión de semanas”, asegura. Al mismo tiempo, Hajjar está negociando con la asociación que aglutina a las entidades de crédito para incrementar el límite máximo mensual de dinero que pueden tomar las entidades sociales.

Paralelamente, Hajjar está estudiando la posibilidad de revisar los importes de las sumas totales diarias otorgadas a las instituciones sociales. Sin embargo, una de las principales preocupaciones del ministro es conseguir que los organismos internacionales traten a las instituciones sociales como hospitales públicos. “Sería una bocanada de oxígeno -admite- y así al menos podríamos alargar el período de existencia y resistencia de estas instituciones”.

La crisis política, social y económica que afecta al Líbano llevó a AsiaNews a lanzar una campaña de recaudación de fondos en beneficio de las escuelas católicas, con el fin de apoyar y garantizar por lo menos el derecho a estudiar de los jóvenes. A continuación se ofrecen las coordenadas para sumarse a nuestra iniciativa.

 

Cómo donar al Fondo de Emergencia del Líbano AN04

 

DONAR ON LINE

con tarjeta de crédito (Visa, CartaSì, Mastercard, American Express) o Paypal a través del sitio web donazioni.pimemilano.com/asianews

Elegir entre los diversos proyectos: “AN04 – Emergenza Libano”

 

TRANSFERENCIA BANCARIA

a pagar a: Fondazione Pime Onlus

Credito Valtellinese S.C. – P.zza San Fedele, 4 – 20121 MILANO

 

IBAN IT 11 W 05216 01630 000000005733

Código de identificación de la institución (BIC): BPCVIT2S

Motivo: “Campagna AN04 – Emergenza Libano”

 

CUENTA CORRIENTE POSTAL

n. 39208202 a nombre de

Fondazione Pime Onlus

via Monte Rosa 81

20149 Milano

Indicando el motivo: “Campagna AN04 – Emergenza Libano”

 

Para donaciones por transferencia bancaria o cuenta corriente postal, envíe siempre un correo electrónico a uam@pimemilano.com y para información a amministrazione@asianews.it para confirmar la transferencia, especificando el motivo de la donación, nombre, apellido, código fiscal y domicilio (datos necesarios para emitir el documento válido para deducción fiscal).

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Presidente Aoun: una conferencia sobre 'gobernanza' para salvar al Líbano
28/12/2021 13:48
Teletón Líbano, maratón solidario para responder a la emergencia sanitaria
21/12/2021 12:09
Apoyar las escuelas católicas para asegurar el futuro de los jóvenes libaneses
09/12/2021 13:22
La campaña de AsiaNews en apoyo de las escuelas católicas libanesas
18/11/2021 19:41
Las escuelas católicas son la semilla de un Líbano ‘abierto y mejor’
27/01/2022 11:39


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”