14/02/2022, 13.02
ARGENTINA-CHINA
Enviar a un amigo

Buenos Aires entra en la Belt and Road de Xi Jinping

de Silvina Premat

La firma del memorando de entendimiento durante la visita a China del presidente argentino Alberto Fernández. Por las relaciones con EE.UU., su antecesor Macri había tomado distancia del proyecto chino. Sobre el papel, se esperan inversiones chinas por 24.000 millones de dólares. México, Brasil y Colombia son los próximos objetivos de Beijing.

Buenos Aires (Asia News). La Argentina se unió formalmente a la Franja y la Ruta de la seda (Belt and Road Iniative, BRI). Es la primera economía de gran dimensión de América Latina que adhiere al plan de inversiones en infraestructura emblema del gobierno de Xi Jinping.

Días pasados, durante una gira a Rusia y China del presidente Alberto Fernández que provocó gran revuelo político puertas adentro y afuera del país, el Gobierno argentino firmó los memorándum de entendimiento. En tanto se mantiene una tensa negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para la refinanciamiento de la deuda externa de Buenos Aires.

Y en momentos en que crece la tensión entre los Estados Unidos y Rusia, Fernández hizo escala en Rusia y propuso a Vladimir Putin que la Argentina sea “la puerta de acceso de Rusia en América Latina”. En el encuentro, el jefe de Estado argentino se lamentó de la “dependencia tan grande que tiene la Argentina con el Fondo y con Estados Unidos”.

La polvareda diplomática que levantaron esas declaraciones opacó en cierta forma la trascendencia de la incorporación a la BRI. Una incorporación que el régimen de Beijing comenzó a buscar en 2017, cuando invitó al entonces presidente argentino, Mauricio Macri, a participar del primer Belt and Road Forum para la cooperación internacional.

Al año siguiente, durante la reunión de G20 en la capital argentina, Xi Jinping propuso formalmente el ingreso de Argentina a la Belt and Road. “En aquellos años, el gobierno de Macri daba prioridad a los lazos con EE.UU. y apeló al argumento de que la adhesión al proyecto chino no era necesaria, porque la ´asociación estratégica integral´ acordada con China en 2014 incluía el desarrollo de la conectividad y la construcción de obras de infraestructura”, explicó a Asia News Jorge Malena, director de un posgrado sobre China de la Universidad Católica Argentina y presidente del grupo de trabajo sobre China del Consejo Argentino de Relaciones Internacionales.

En los papeles , unirse a Belt and Road favorece las inversiones chinas en el país socio. En Argentina se habla de desembolsos del orden de los 24.000 millones de dólares. Se trata de 16 proyectos desarrollados por Beijing para la construcción de autopistas, ferrocarriles, puertos, represas hidroeléctricas, centrales eléctricas, viviendas y obras sanitarias. Entre estos proyectos destaca la construcción de una central nuclear, que insumiría una gran parte del dinero chino.

La mayor crítica que se le hace a los planes de inversiones chinas es la dependencia financiera que generaron en otros países y la falta de contratación de mano de obra local. En el caso de Argentina hay opiniones diversas. En tanto varios analistas han expresado el riesgo de caer en las garras del gigante asiático, otros son más optimistas. Y tienen sus razones. Malena, es de éstos últimos.  “Según tengo entendido de fuentes confiables de Cancillería, la Argentina no adhirió al texto original presentado por la contraparte china, sino que se firmó una versión con una serie de modificaciones”, afirmó el especialista argentino.  Por ejemplo, hacen alusión a la necesidad de empleo de mano de obra local e insumos argentinos, transferencia de tecnología y  respeto del medio ambiente.

De los 145 países que hasta el momento han adherido a la Ruta de la Seda, con la Argentina son 19 los de América Latina y el Caribe. Ellos son: Chile, Perú, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Venezuela, El Salvador, Costa Rica, Cuba, Panamá, Antigua y Barbuda, Barbados, Granada, Guyana, Jamaica, República Dominicana, Surinam y Trinidad y Tobago.

La incorporación de la Argentina se estima aceleraría las negociaciones de Beijíng para terminar de persuadir que den el mismo paso otros importantes estados de la región como México, Brasil y Colombia.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Belt and Road: los países pobres tienen deudas por cientos de miles de millones con Beijing (INFOGRAFÍA)
29/09/2021 16:41
Buenos Aires adhiere al Banco Asiático de Beijing
31/10/2020 10:42
Pakistán construirá la represa sin Beijing. Cruje la Belt and Road Initiative
20/11/2017 16:24
Descontentos y aplausos, frente a los proyectos de la Nueva Ruta de la Seda
29/04/2019 14:29
Belt and Road, Xi Jinping responde a las críticas de EEUU y Europa
26/04/2019 11:00


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”