10/08/2022, 14.16
BANGLADÉS
Enviar a un amigo

Daca: el precio del combustible empuja hacia arriba la inflación

de Sumon Corraya

Aumentó el costo del transporte y el precio de los alimentos. Los grupos de menores recursos están eliminando la carne y el pescado de la dieta. Según un estudio, más de 2 millones de personas han descendido por debajo del umbral de pobreza. Comienzan las protestas en las estaciones de servicio.

 

Dhaka (AsiaNews) - El precio del combustible aumentó un 51,7% en Bangladés y, según los medios locales, es el mayor incremento que el país haya registrado jamás. No sólo aumentó el costo del transporte sino de todos los demás bienes. Cada vez más personas tienen que renunciar a las tres comidas diarias e incluso la clase media está empezando a tener dificultades para llegar a fin de mes. 

Muchos se ven obligados a eliminar la carne y el pescado de su alimentación. Los precios de venta al público han aumentado de 5 a 15 takas (alrededor de 5 y 15 céntimos de euro) y no se consigue arroz por menos de 55 takas el kg. El salario medio en Bangladesh ronda los 270 euros.

El vicepresidente de la Asociación de Comerciantes de Arroz de Bangladés explicó que todo se debe al aumento del precio del petróleo: "Ha hecho subir los costos del transporte, pero en los próximos días también aumentará el costo de producción a nivel de los agricultores".

En todos los principales mercados de la capital (Karwan Bazar, Babubazar, Shyambazar y Joarsahar Bazar) aumentó el precio de los alimentos básicos.

Amjad Hossain vende pollos en el mercado de Karwan Bazar. Cuenta a AsiaNews que el precio del pollo ha subido 20 takas en los últimos tres días debido al aumento de los costos de transporte y a la disminución de la oferta de pollo en el mercado. "La carne de pollo ahora se vende a 170-180 takas el kg, cuando hace tres días costaba 150-160 takas. Los pollos domésticos que se vendían a 530 takas ahora cuestan como mínimo 550 takas".

Las personas de bajos ingresos reducen costos cambiando de alimentación: “Todos los precios de los bienes de consumo cotidiano han subido. Si antes comía pescado tres veces por semana, ahora solo como una”, dijo Mamunur Rashid, encargado de la limpieza en una oficina en Daca. Su familia está formada por seis miembros y sólo dos veces al mes puede comprar carne.

En junio, un estudio conjunto del Power and Participation Research Centre y Brac, una ONG de lucha contra la pobreza, señaló que la inflación y el aumento de los precios de las materias primas han sumido en la pobreza a más de 2 millones de personas en Bangladés. Ya en 2019 más del 20% de la población vivía por debajo del umbral de pobreza.

Varios grupos de la sociedad civil han comenzado a protestar contra el aumento de los precios en las gasolineras. En los últimos días se han formado largas colas a la espera de conseguir gasolina.

Aunque Bangladés es una economía en rápido crecimiento, el aumento de los precios de la energía y los alimentos ha obligado al país a solicitar préstamos a las instituciones crediticias internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, para poder mantener las importaciones.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Con una inflación del 23%, Laos arriesga una crisis política
06/07/2022 15:43
Islamabad: tras las inundaciones, la economía continúa cayendo
24/09/2022 15:40
Ho Chi Minh City: cierran las estaciones de servicio pero no falta combustible
18/10/2022 16:20
Colombo: lanzado un plan internacional contra la inseguridad alimentaria
25/05/2022 11:58
La mitad de la deuda bilateral de Sri Lanka está en manos de Beijing
23/08/2022 12:51


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”