13/07/2022, 14.58
ORIENTE MEDIO - EEUU
Enviar a un amigo

De Jerusalén a Riad, la misión de Biden en un Oriente Medio olvidado

El Consejo Mundial de Iglesias se dirige al inquilino de la Casa Blanca y pide respuestas ante las "crecientes amenazas" que ponen en peligro la presencia cristiana. Reuniones con Lapid, Abbas y los dirigentes saudíes. Llamada telefónica de Abu Mazen al Papa para relanzar la cuestión palestina. Como trasfondo, los Acuerdos de Abraham y la emergencia petrolera, que deja en suspenso la cuestión de las violaciones de derechos humanos.

Jerusalén (AsiaNews) - Escuchar y responder "a las voces" de las Iglesias de Tierra Santa, que se ven obligadas a "enfrentarse a crecientes amenazas" que incluso ponen en peligro "su misma supervivencia" y su futuro en la región. Es el pedido del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) en una nota, en vísperas del viaje diplomático del presidente estadounidense Joe Biden a Oriente Medio, previsto del 13 al 16 de julio. Esta será la primera misión a la región desde su ingreso en la Casa Blanca, hace ya más de un año y medio, y es una confirmación más de que la atención de Washington parece dirigirse ahora a otras zonas del planeta, desde Asia-Pacífico hasta el conflicto ruso-ucraniano.

En la nota, firmada por el secretario general, el reverendo Ioan Sauca, el CMI subraya que las Iglesias son "objeto de continua violencia y discriminaciones"; a ello se añaden "los asentamientos israelíes, en continua expansión" y, al mismo tiempo, el progresivo "desplazamiento de las comunidades palestinas, incluidos los cristianos". Estas acciones, prosigue, "representan una amenaza para la identidad multirreligiosa y multicultural de Jerusalén" y "socavan cualquier perspectiva de una solución viable de dos Estados, que garantice la paz y la justicia para palestinos e israelíes". Por último, se hace un llamamiento a Biden y a "todas las personas de buena voluntad" para que reconozcan que Jerusalén "es sagrada para las tres religiones" y una "ciudad de dos pueblos".

La misión diplomática de Biden en Oriente Medio comienza hoy con su llegada a Israel en horas de la tarde. El mandatario hará una parada en Cisjordania, en Ramallah, y finalmente se trasladará a Arabia Saudita, donde participará en la cumbre de los países del Golfo. Serán cuatro días muy ajetreados: reuniones con los dirigentes israelíes y con el Primer Ministro Yair Lapid, llamado a conducir el país hasta las elecciones de noviembre (las quintas en menos de cuatro años) que podrían marcar el regreso de Benjamin Netanyahu al poder. Le seguirá un encuentro cara a cara con el presidente de la Autoridad Palestina, Abu Mazen, y después la esperada escala en el reino wahabí. Allí se reunirá con el rey Salman y el príncipe heredero Mohammed bin Salman (MbS), sobre los que planea la sombra del asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi.

Durante su estadía en Israel y Palestina, Biden se encontrará con los dirigentes del Estado judío y las conversaciones incluirán la cuestión iraní y la "amenaza" nuclear de los ayatolás. El presidente estadounidense visitará, entre otros, el Hospital Augusta Victoria, en el Monte de los Olivos, en el sector oriental de Jerusalén. Se trata de uno de los centros sanitarios palestinos más prestigiosos, y cuenta con médicos y personal sanitario israelí. En Belén, participará en una cumbre con Abu Mazen, en la que deberían anunciar una serie de medidas que Estados Unidos e Israel pretenden adoptar para fortalecer y legitimar a la Autoridad Palestina.

En este sentido, cabe destacar la llamada telefónica realizada ayer por el propio Abbas al Papa Francisco, para tratar los últimos acontecimientos en la zona, empezando por el asesinato de la periodista cristiana Shireen Abu Akleh y la cuestión no resuelta de la ocupación israelí. Durante la conversación también se habló de las tensiones que afectan a Jerusalén, de las amenazas al statu quo en la Explanada de las Mezquitas (el Monte del Templo) y de las restricciones de acceso a los lugares sagrados cristianos y musulmanes. En respuesta, el Pontífice recordó la importancia del valor de la paz y el diálogo como únicas vías para lograr la convivencia común en la zona.

Luego de visitar los Territorios, el inquilino de la Casa Blanca volará a Arabia Saudita para asistir a la cumbre de líderes del Golfo, que ahora ha sido ampliada para incluir a Jordania, Egipto e Irak. Desde el punto de vista político y económico, esta es la parte más importante del viaje. En la mesa estará presente la evolución de las relaciones entre Israel y Riad, que tras los "Acuerdos de Abraham" podría conducir a la normalización de las relaciones que tanto preocupan al Estado judío. A cambio, Riad podría obtener luz verde para comprar armas pesadas (y ofensivas) de fabricación estadounidense, tras el bloqueo impuesto, en parte, por el homicidio de Khashoggi.

Por último, pero no por ello menos importante, está el asunto del petróleo. La Casa Blanca ha estado incrementando las presiones sobre los saudíes (hasta ahora, infructuosas) para que aumenten la producción de crudo. El objetivo es llevar un mayor volumen a los mercados, y así garantizar una bajada de los precios, que se han disparado desde que comenzó la guerra de Moscú contra Kiev.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Yo, católico palestino, a Biden: Estados Unidos ha traicionado los ideales de paz y de justicia
14/07/2022 12:30
Biden archiva la era Trump: bin Salman en la mira y un 'nuevo equilibrio' con Riad
26/02/2021 12:22
La paz de los 'Acuerdos de Abraham': cohetes desde Gaza, protestas en Palestina y Bahréin
16/09/2020 14:56
Seguridad y conflicto palestino, los temas centrales del diálogo entre al-Sisi y Bennett
14/09/2021 09:52
Al-Sisi invita a Bennet a El Cairo, luego de la mediación en Gaza
19/08/2021 10:36


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”