18/02/2014, 00.00
IRÁN -EEUU -ISRAEL
Enviar a un amigo

Khamenei, los EE.UU. y Netanyahu pesimistas hacia las negociaciones sobre lo nuclear iraní

Los diálogos en Viena tienden a un acuerdo a largo plazo sobre el control internacional de su programa nuclear a cambio del fin de las sanciones. La influencia positiva de Hassan Rouhani. Jamenei: "No llegaremos a nada". Administración de EE.UU.: "proceso complicado, difícil, de mucho tiempo". Netanyahu: Sólo gana Teherán, que debe ser castigado por su "comportamiento agresivo". La delegación de EE.UU. está lista para abrir nuevas tensiones y nuevas sanciones.

Viena (AsiaNews / Agencias ) - Las negociaciones sobre el problema nuclear de Irán, que se reanudaron esta mañana en Viena, son "difíciles" y no darán lugar a ningún resultado". Lo dijeron fuentes estadounidenses, citadas por Reuters, y el mismo líder supremo de Irán, Ali Khamenei. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, peor y afirma que sería mejor castigar Irán por "su actitud agresiva".

La reunión comenzó a las 11 am de hoy en la capital austriaca, un diálogo entre la delegación iraní, encabezada por el ministro de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif con representantes del Grupo 5 +1, que incluye a Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia, Alemania. Deben llegar a un acuerdo a largo plazo, que ponga fin a las tensiones que han durado 10 años en la relación entre Irán y la comunidad internacional. Esto podría abrir el mercado iraní a Occidente y reducir el riesgo de una guerra mundial.

La reanudación de las conversaciones se produce después de un acuerdo que se puso en marcha el 20 de enero entre Teherán y la comunidad internacional en que Irán se ha comprometido a reducir sus actividades nucleares a cambio de un levantamiento de las sanciones económicas puesto por los Estados Unidos y Europa. El presente Acuerdo estará en vigor durante seis meses, hasta julio. Para contribuir al éxito de tal acuerdo, está la personalidad del nuevo presidente iraní, Hassan Rouhani.

Occidente quiere, sin embargo, que Irán someta su programa nuclear a las inspecciones de la ONU y exige garantías de que estos programas no tienen fines militares. Teherán, que en los últimos años no ha dejado de su programa, a menudo se escapó de los controles y siempre ha afirmado que es con fines científicos y médicos.

En la víspera de las conversaciones, el líder supremo Ali Khamenei, dijo que " las negociaciones iniciadas por el Ministro de Relaciones Exteriores... no conducirán a ninguna parte", porque para él, América encontrará otras razones para poner sanciones a Irán. Reiteró, sin embargo, que no es contrario a los diálogos, sino que los ve como una forma útil de "fortalecer el poder nacional y los fundamentos económicos del país, maltratadas por años de sanciones. Por esto Irán "no retirará su palabra".

Más o menos en los mismos términos, una personalidad de la administración de EE.UU. ha dicho a la prensa que la negociación "será un proceso complicado, difícil, largo" y muy probablemente no va a llegar a ningún acuerdo como nos gustaría".

Barack Obama sorprendió a muchos en noviembre pasado, cuando aceptó la apertura de un acuerdo temporal hasta el diálogo con Teherán después de casi 30 años. Por esto fue criticado por los conservadores uso. Tal vez para apaciguar una parte de la población de los EE.UU., en los últimos días el presidente de EE.UU. ha dejado claro que en Viena " todas las opciones están sobre la mesa", incluyendo la guerra y los ataques militares. El jefe de la delegación de EE.UU., Wendy Sherman, también dijo que después de las negociaciones nucleares necesitan abrir un diálogo sobre el misil balístico iraní y es de la opinión de que es necesario seguir imponiendo sanciones a Irán por su falta de respeto a los derechos humanos y su apoyo al "terrorismo" (léase: Hezbollah y Siria - ndr)

Entre los más críticos de la posición dialógica de Obama está el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien ha determinado que el acuerdo temporal es "una victoria para Irán". A lo largo de su carrera política, Netanyahu ha indicado siempre a Irán como el enemigo más peligroso para Israel. Incluso ahora, Israel - que es la única potencia nuclear en el Oriente Medio, aunque no lo ha declarado así - no ha descartado las operaciones militares contra las bases nucleares iraníes, a costa de una guerra mundial. Él, también, reiteró ayer que el único en beneficiarse del diálogo será  Teherán, que en su lugar debería ser castigado por su "comportamiento agresivo continuo ".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Trump amenaza con la ‘destrucción total’ de Corea del Norte. El silencio de Seúl y Tokio
20/09/2017 10:15
Pyongyang rechaza las sanciones y promete reforzar el programa nuclear
13/09/2017 14:11
Las nuevas sanciones de la ONU contra Pyongyang incluso son apoyadas por Rusia y China
12/09/2017 09:26
Xi Jinping y Trump condenan juntos el test nuclear de Pyongyang
07/09/2017 11:30
Las reacciones globales ante el ‘terremoto’ provocado por el test nuclear de Pyongyang
04/09/2017 12:06


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”